Bajos precios internacionales y falta de mano de obra preocupan a los cafeteros

Diciembre 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPais.com.co | AFP
Bajos precios internacionales y falta de mano de obra preocupan a los cafeteros

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, junto al Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, cerraron este viernes el octogésimo segundo Congreso Nacional Cafetero

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, señaló que los ingresos no dejan una rentabilidad "llamativa" debido a la caída del precio del grano en el mercado internacional.

La falta de mano de obra para recoger café, los bajos precios internacionales y las pérdidas por el fenómeno de 'El Niño' preocupan a los cafeteros de Colombia, que aducen baja rentabilidad pese a la depreciación del peso colombiano y la elevada producción. Lea también: El mapa cafetero de Colombia cambia grano a grano

Esa fue la inquietud que dominó el 82º Congreso Nacional de Cafeteros, que finalizó este viernes en nuestro país, el tercer exportador mundial del grano según la Organización Mundial del Café (OIC).

"Vamos a terminar el año con (...) exportaciones con un valor muy cercano a los 3.000 millones de dólares, pero todavía con un gremio que no es capaz de tener unas utilidades importantes" , dijo a periodistas el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) , Roberto Vélez.

Según Vélez, pese a que la producción en Colombia ha aumentado y se prevé que finalice el año en 14 millones de sacos de 60 kilos, los problemas se acumulan.

"La mano de obra ha sido y seguirá siendo un dolor de cabeza" , afirmó, debido a la migración del campo a la ciudad en una economía impulsada por la construcción ante la baja en los precios del petróleo, del cual Colombia es el cuarto productor de Latinoamérica.

Además, los ingresos no dejan una rentabilidad "llamativa" , agregó Vélez, al indicar que la cotización del café se acerca a los 1,15 dólares por libra este diciembre -frente a los 2,00 que alcanzó en marzo del año pasado, por ejemplo-, y con una afectación del 18% de la cosecha por el fenómeno meterológico El Niño, especialmente intenso este año en Colombia.

Ante estas quejas, que se suman al encarecimiento de insumos agrícolas como los fertilizantes por la apreciación del dólar, el gobierno prometió, en el marco del encuentro, la entrega de 500.000 sacos de abono, financiados con excedentes de la propia FNC y del ministerio de Agricultura.

 Más allá de los reclamos de los cafeteros, la caída del peso colombiano frente al dólar estadounidense, que en lo que va del año acumula una baja de 24,33%, ha significado mayores ingresos para el sector.

Por eso, Eduardo Sarmiento, director de Estudios Económicos de la Escuela de Ingeniería Julio Garavito, considera las quejas de los caficultores como "excusas que van contra la aritmética".

"Ellos están recibiendo más ingresos en pesos y generando más producción, de manera que sus condiciones han mejorado con relación al pasado", aseguró a la AFP este experto, quien destacó además que los insumos "son un porcentaje muy pequeño de la producción".

"Prácticamente todo lo que produce (el cafetero) se vende en dólares. Entonces la elevación de la tasa de cambio lo favorece por el lado de las exportaciones, más que a cualquier otro sector", señaló Sarmiento, quien rechazó las ayudas estatales a los cafeteros que implican "un privilegio frente al resto de sectores".

Sin embargo, el presidente Juan Manuel Santos, no lo considera así. En los últimos años, "hemos entregado a los caficultores más de 2,5 billones de pesos"  (unos 795 millones de dólares, al cambio de este viernes), ayudas que aunque "muchos consideran exageradas", valieron la pena, dijo el mandatario al cierre del Congreso Cafetero.

Los retos, según el jefe de Estado, son ahora aumentar la productividad de los cafetales, porque Colombia produce 16 sacos por hectárea (frente a los 40 o 60 de Brasil y Vietnam) , y trabajar "en la diferenciación" del café colombiano. "Si bien no podemos controlar los precios internacionales, sí podemos lograr precios más altos con productos diferenciados", subrayó.

Colombia es el tercer exportador mundial del grano, según datos de octubre de la Organización Internacional del Café (OIC) , y el primero en la variedad suave arábica.

El gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, señaló que dentro de las iniciativas del gremio es el apoyo que se le está dando al posconflicto, con la idea de llevar recursos a los departamentos más necesitados y que han sido golpeados por el conflicto interno. “Tenemos toda la disposición para llevar los beneficios del Gobierno a las zonas cafetales, en aras de paz”, dijo Vélez. Al mismo tiempo, el presidente Juan Manuel Santos aseguró que una vez se logre la paz, el sector caficultor será de gran importancia para la etapa del posconflicto, por lo que solicitó el apoyo del sector para hacer pedagogía sobre lo que se pacte en los diálogos de paz en La Habana, Cuba. “La paz se siembra en el campo, y se va a cosechar también en el campo. Este sector, ustedes, los cafeteros, será de gran importancia para la etapa del posconflicto, porque tiene una riqueza institucional única derivada de su presencia regional a lo largo de todo el país”, señaló el Jefe del Estado. “Necesito que ustedes me ayuden a hacer pedagogía por la paz, a decirles a los cafeteros colombianos, a todos los comités municipales, a las 500 mil familias cafeteras, a esos dos millones y medio de colombianos que viven del café, que llegó esa oportunidad única que tenemos de acabar con un conflicto que nos ha desangrado durante 50 años, y que nos va a abrir unas oportunidades jamás soñadas por los colombianos”, concluyó Santos. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad