Bajar o no la gasolina en Colombia está en manos del Congreso

Marzo 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Bajar o no la gasolina en Colombia está en manos del Congreso

Mauricio Cárdenas, ministro de Minas y Energía de Colombia, y Luis Fernando Velasco, senador de la República.

Reducir el precio dependerá de eliminar parte de los impuestos que tienen los combustibles. El debate apenas empieza, pues el país recauda tributos de $2,6 billones mensuales por esa vía.

Lograr que el precio de la gasolina baje $1.000 o $2.000 parece más un anhelo de los cientos de colombianos que en el 2011 gastaron $10 billones en combustibles, que una realidad.La eterna controversia sobre el tema continúa y aunque el Gobierno Nacional dice ser consciente del alto valor de la gasolina ($8.911,97 en Cali), también se teme que haya poco por hacer.Ahora el ministro de Minas, Mauricio Cárdenas, promete que en la reforma tributaria se tratará de modificar algunos de los impuestos que impactan la fórmula. Con ello se reducirían unos $1.000 en el precio final del combustible.Sin embargo, el debate que se da también en otros países latinos como Chile, y de Europa como España, continúa y para algunos analistas debe ir más allá del simple costo a los consumidores.Johan Martínez, director del área económica de Asocaña afirma que la única manera real de reducir el precio de la gasolina es bajando la carga impositiva, pero a costa de qué. “Eso significa aliviar la canasta de consumo de la población más favorecida del país, el 10% que tiene vehículo, y por otro lado, instaurar más impuestos para el resto de la población. ¿Es deseable esto?”.Pero el economista Eduardo Sarmiento, considera que uno de los problemas del precio de la gasolina es su estructura, la cual tiene una distorsión al fijarse a partir de los precios externos, cuando los costos de explotación del petróleo en el país son inferiores a los internacionales. “Esto es una disculpa del Gobierno para obtener grandes ingresos a través de precios de combustibles”, dice.La misma Procuraduría hizo un llamado al Ministerio de Minas sobre el tema al final de año pasado y argumentó que existen contradicciones en la fórmula de la gasolina, porque las evidencias indican que las fluctuaciones del precio del petróleo, no tienen reflejo en el precio del combustible. Además, señala que el Estado debe considerar el impacto en el poder adquisitivo de los colombianos. En lo corrido del año el precio de la gasolina aumentó $300 y tal como van las cosas se teme que al final del 2012 se paguen $10.000 por galón.Por ahora senadores como Luis Fernando Velasco siguen dando la “pelea”, que algunos dicen es más política que técnica. Aún así se espera llevar esta controversia al Congreso, donde se analizará si es viable eliminar impuestos al combustible, pero la pregunta que queda es: ¿Cómo se tapará el hueco que dejaría quitarle algunos tributos a la gasolina?“Queremos bajar los impuestos, pero van a haber perjudicados”: Mauricio Cárdenas, ministro de Minas y EnergíaUsted ha reconocido que el precio de la gasolina en Colombia es alto. ¿Es válido entonces dar el debate sobre este tema?Sí. Nosotros estamos buscando fórmulas para reducir un poco los impuestos en el caso de la gasolina. De los $8.900 que cuesta un galón de este combustible en el país, $2.300 corresponden a impuestos. Tenemos que encontrar algún espacio para aliviar esa situación.No somos el país más caro en cuanto a combustibles, pero estamos en un nivel alto. El Gobierno no se ha quedado cruzado de brazos y la propuesta se estará socializando.En algún momento se ha dicho que se está haciendo política con el tema ¿Qué piensa?Creo que hay algo de razón en argumentar que la gasolina es costosa, pero eso se debe esencialmente a los impuestos. La gasolina no es costosa porque el Gobierno le esté pagando un precio muy alto a Ecopetrol. Lo que esta empresa recibe es lo que cuesta la gasolina en el mercado internacional, que es el precio de paridad y que hoy son más o menos $5.000 por galón.Lo que pasa es que de esos $5.000 a $8.900 hay $3.900 de impuestos y márgenes, y ahí es dónde hay que mirar qué se puede hacer.Esa es la crítica que se hace desde algunos sectores, ¿por qué el combustible tiene tantos impuestos y no sólo uno como normalmente tiene cualquier producto?El problema no es de Ecopetrol, es más que se le ha recargado una serie de tributos a los combustibles desde el pasado. Esa discusión entonces hay que darla en el Congreso de la República, porque este es el único escenario posible, dado que es un tema tributario.Yo creo que hay buen ambiente, pero cualquier decisión o logro dependerá de qué tipo de impuestos se quieran modificar.¿Cuál es el plan del Gobierno?Se ha venido hablando al interior del Gobierno cuál será la mejor salida, cuáles serían los tributos o contribuciones a tocar, pero eso hace parte de la discusión. Aún no se puede decir cuánto podría bajar el precio. Aquí tenemos que revisar todos los componentes.Por ejemplo, por impuestos a la gasolina la Nación recibe al año $1,3 billones y los departamentos otro $1,3 billones. En total son $2,6 billones y hay que analizar lo que pasará entonces con esos dineros.¿Cómo se reemplazarían estos recursos?Por eso el escenario de discusión del tema es en el Congreso de la República, porque por un lado, queremos bajar los impuestos, pero por otro lado, están los perjudicados, o sea quienes pierden y quién deja de recibir esos ingresos que son importantes. Por ejemplo, son $1,3 billones para los departamentos, de dónde saldrán los recursos para suplir ese faltante.Al debate de la gasolina entran ahora los minoristas que piden un incremento en el margen de rentabilidad. ¿Se ha estudiado esa petición?No estamos cerrados a esa discusión, pero hay que ser francos, cualquier ajuste tendría que ser gradual, porque el país lo último que quiere es un aumento en el precio de la gasolina de $100 por cuenta del margen a los minoristas.Hay estudios del Ministerio de Minas que dicen que al margen sí le faltan unos $100, pero esa es otra discusión.“Hay que debatir la fórmula, así nos digan populistas”: Luis Fernando Velasco, senador de la RepúblicaEl Ministro de Minas ha dicho que algunos senadores están haciendo política con el tema de la gasolina. ¿Eso es cierto?Hemos perdido tanto la perspectiva de lo que es el ejercicio político, que un Ministro de Estado no sabe diferenciar entre un debate político y uno politiquero. Claro que el debate sobre los precios de la gasolina es político porque es un tema que afecta todos los bolsillos de los colombianos y que genera unos tributos gigantescos para el Estado, por eso debería llevarse al Congreso y no dejarse en manos de un solo funcionario del Ministerio de Minas como ahora. Eso es lo más antidemocrático del mundo. En cualquier país democrático y moderno los tributos y los principales temas económicos se debaten y definen en el Congreso y es lo que nosotros queremos, que esa discusión se haga de cara al país y no de espaldas, a escondidas y a la media noche.La próxima semana usted presentará un nuevo proyecto para eliminar impuestos a la gasolina, ¿en qué consiste esa iniciativa?Existe un proyecto que se presentó con varios senadores y con el respaldo de 500.000 firmas que aborda toda la fórmula de cómo se deben calcular los precios de los combustibles. Pero ese proyecto lo asumió el presidente de la Comisión Quinta, Manuel Guillermo Mora, él se nombró ponente y no ha rendido ponencia. Como las señales que tenemos es que eso no avanza, lo que vamos a hacer es que este martes presentaremos otra propuesta de reforma a los impuestos que se cobran a la gasolina y al acpm para obligar a que ese proyecto sea acumulado con la reforma tributaria que presentará el Gobierno y obligar a que el Congreso se pronuncie.¿Y de qué se trata la nueva propuesta?Es pasar de tres impuestos que se cobran a la gasolina (IVA, global y sobretasa) y dos contribuciones, a sólo dos impuestos, uno nacional que sería el IVA y otro local que sería la sobretasa que se calcularía sobre el precio del combustible, antes de impuestos y retirar las contribuciones especiales. Con ello se lograría reducir en $1.000 el costo del combustible y con la iniciativa estructural la reducción sería de unos $2.000. Se tienen unos elementos interesantes, pero no hemos logrado que se debata.¿Por qué los combustibles tienen tantos impuestos?Ese es el debate que queremos plantear, no es lógico que la gasolina pague tres tributos y dos contribuciones. Lo normal es que tenga un impuesto y ya.Estamos dispuestos a que nos digan populistas, lo que quieran, pero que nos dejen debatir la fórmula. El Gobierno tiene mayorías en el Congreso, pues que nos derroten, pero debatamos la fórmula para que nos digan por qué opera el sistema actual.El Gobierno insiste es que el precio depende del costo internacional del petróleo y por eso no baja...Sí, pero hay cosas que no concuerdan cuando producir un galón en Colombia vale $1.800. Hay una pregunta que circula en las redes sociales pero que es pertinente. En julio del 2008 el barril de petróleo costaba US$145 y el dólar estaba en $2.000 y la gasolina estaba $7.000, hoy con un petróleo a US$106 barril y una TRM en $1.770 la gasolina vale mucho más. ¿Cuál es la explicación?Tarifas mundialesLa gasolina más cara se vende en Holanda, donde vale US$6,48 por galón.Le siguen otros países de Europa como Italia (US$5,96 por galón) y Francia (US$5,54 por galón).Entre las más baratas se encuentra la de Venezuela, donde el galón vale US$0,12 centavos y en Ecuador con US$1,19 por galón.En Estados Unidos el precio oscila entre US$3,74 y US$4,18 por galón.Los países petroleros tienen los siguientes costos del combustible: Arabia Saudita, US$0,48 por cada galón, en Libia vale US$0,54 y en Egipto se vende a razón de US$1,14.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad