"Bajar arancel sería un atentado a los azucareros": centrales obreras

"Bajar arancel sería un atentado a los azucareros": centrales obreras

Septiembre 02, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Gremios y centrales obreras dicen que esa no es la salida a pactos comerciales. Piden al Gobierno que no expida decreto.

Centrales obreras y voceros del sector azucarero insistieron ayer en que rebajar los aranceles a las importaciones del granulado significará un atentado a esa agroindustria vallecaucana y nacional. Ante la inminente expedición de un decreto (que hasta anoche estaba en consultas) que disminuye el arancel al azúcar crudo extranjero de un techo de 117% al 70% este año y luego al 40% en el 2018, el presidente de la Central de Trabajadores de Colombia, CTC, Luis Miguel Morantes, dijo que “una medida de tal naturaleza  causará pobreza y desplazamiento de miles de familias que dependen de este sector”. El dirigente sindical afirmó que teniendo en cuenta tales consecuencias, es fundamental que el Gobierno aplace la expedición de esa medida hasta tanto  se mida el impacto social y económico que causará. “La agroindustria azucarera y panelera ha sido un sector floreciente que hoy genera más de 200.000 empleos directos e indirectos y bienestar en 38 municipios”. Recalcó Morantes que “la salida para cumplir compromisos y acuerdos comerciales por parte de Colombia no es importar azúcar, pues la producción nacional es suficiente para atender el mercado doméstico”. Una declaración en ese sentido fue firmada  la víspera por la CTC junto a la Confederación General del Trabajo, CGT, y la Asociación de Cultivadores de Caña de Colombia, Asocaña. En la misma, el presidente de Asocaña, Luis Fernando Londoño señala que “la Franja de Precios diseñada y aprobada por la CAN hace más de 20 años, se creó para defender a los trabajadores,  productores y consumidores de diversos productos agrícolas, de las fuertes distorsiones que generan los grandes productores agrícolas del mundo, con toda clase de subsidios y ayudas a su producción y exportaciones”.  Recordó el dirigente que “así como la franja aumenta los aranceles en defensa de los trabajadores, agricultores y productores nacionales, también los disminuye en defensa de los consumidores, como en los años 2010 y 2011, cuando los precios internacionales fueron altos y, en consecuencia, los aranceles se redujeron a cero”. Azucareros y centrales obreras pusieron de presente su extrañeza “por la manera como se ha manejado este delicado asunto por parte del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, sin dialogar, ni mucho menos concertar con nosotros, pese a declaraciones públicas televisadas, en el sentido de que no se tomaría ninguna decisión sin antes reunirse con los representantes de la agroindustria de la caña de azúcar”. El presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez, consideró por su parte, que como están las cosas, la expedición de ese decreto no solo provocaría una inundación de azúcar importada, sino que  “se pondrían en riesgo los ingresos de 2,2 millones de compatriotas incluyendo sus familias”.

Golpe a panelerosEl presidente de Acopaneleros,  Luis Elmer Arenas, indicó que “reducir la franja andina de precios, le significaría a Valle, Risaralda, Quindío y Caldas panela una pérdida aproximada de $500.000 millones por año.“La panela es un retén  social del campo colombiano”, anotó.El dirigente pidió la  intervención de la Iglesia Católica para que el decreto no sea expedido por el Gobierno.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad