Aumento en el precio del dólar empieza a afectar costo de vida de los colombianos

Agosto 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Aumento en el precio del dólar empieza a afectar costo de vida de los colombianos

El impacto del alza de la divisa ya preocupa al país por lo que representa en el incremento de la inflación. Dólar muy cercano a los $3.000. Perspectivas.

Las condiciones de la economía nacional definitivamente cambiaron y ahora los colombianos  tendrán que  acostumbrarse a un dólar alto y al alza en los precios de algunos bienes y servicios. Lea también: El alza del dólar está hasta en la sopa

El lunes, la Tasa Representativa del Mercado aumentó $40,47 y se situó para este martes en $2902,98 es decir, muy cerca los $3000, una cotización que nunca ha visto el país.

 Al mismo tiempo, el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, reconoció  el incremento de los precios, aunque sigue con la esperanza de que la tendencia cambie para el 2016.

En un informe sobre la inflación presentado el lunes, el directivo dijo que la “menor dinámica en la oferta de alimentos, la transmisión de la depreciación nominal a los precios al consumidor y el incremento en los costos de las materias primas importadas, explican en gran parte la aceleración de la inflación en lo corrido del año”. 

La preocupación sigue tanto por lo que representa el alza del dólar en el aumento de los precios como por  la extensión del Fenómeno del Niño, pues si continúan estas dos situaciones es probable que la inflación siga al alza.

Según los indicadores presentados por el Banco de la República, la inflación básica viene aumentando desde hace 9 meses.

El aumento continuo de la  Tasa Representativa del Mercado (TRM) tiene dos causas fundamentales, según explican analistas.  Por un lado, aspectos externos como la posible alza en las tasas de interés en Estados Unidos y la baja en la calificación de Brasil, lo que implica  presiones sobre el tipo de cambio y salida de capitales.

 Alexander Riveros, economista senior de Bancolombia, explica que a nivel interno también cuenta la situación fiscal de Colombia, el déficit de cuenta corriente y la caída de las exportaciones.  “Este panorama  estará sobre la mesa durante varios meses más y por eso se puede esperar que el alza del dólar se mantenga”, dijo.

Agregó que los efectos de la volatilidad de la divisa se reflejarán posiblemente en una reducción de importaciones y de las inversiones que tenían previstas las empresas.

Adicionalmente, el aumento del dólar ya se refleja en el incremento de la inflación que en los últimos doce meses va en 4,42 %.

El lunes, la divisa llegó a la barrera de los $2900, cotización que no se alcanzaba desde hace 12 años cuando en el 2003 se llegó a un máximo de  $2.968,88, cifra que parece se volverá a tocar pronto.  

El Gobierno Nacional ha insistido que es momento para que la industria le saque provecho al dólar, pero Javier díaz, presidente de Analdex (Asociación Nacional de Comercio Exterior), asegura que aumentar las exportaciones no se  logra de un momento a otro.

Explica que siempre hay un rezago entre la depreciación del peso y el aumento de las ventas, pues les toca a los industriales volver a buscar mercados y eso tarda un tiempo. 

“Espero que durante este segundo semestre del año las exportaciones manufactureras obtengan una dinámica diferente, no creo que les quitemos el signo negativo, pero sí podríamos empezar a crecer en el 2016”, dijo. 

Agregó que no solo Colombia se ha devaluado, sino también los competidores como Brasil, México y Perú, por ello, considera clave que el  país siga discutiendo temas de competitividad como la estructura tributaria y otros costos como la energía.

 Por otro lado, afirmó que como mecanismo de ajuste en la economía se reducirán las importaciones que se están encareciendo y es la oportunidad para que la producción nacional aumente sus ventas.  

Otro factor que está influenciendo la valorización del dólar es el precio del petróleo que ayer volvió a bajar, debido al exceso de oferta previsible tras la expectativa de Irán de aumentar sus exportaciones.

 En la víspera  el barril de “light sweet crude”  (WTI) para entrega en septiembre bajó US$1,85  y cerró en  US$45,17  el barril en Nueva York. “Las inquietudes por la oferta superabundante y el debilitamiento de la demanda llevarán al mercado a sus niveles más bajos en seis años”, dijo Gene McGillian de la firma Tradition Energy.

 Menor crecimiento Durante la presentación de su  informe trimestral de inflación, el gerente general de Banco de la República, José Darío Uribe, explicó que la revisión a la baja del crecimiento de la economía en 2015 se debió, principalmente, a una caída en las exportaciones, a un menor gasto público, y al freno que se ha visto en el sector de la construcción. El nuevo pronóstico de crecimiento,    quedó en  2,8 % para el 2015, dato que consideran no sería malo frente a lo que está pasando en Latinoamérica. Ese sería el segundo mejor crecimiento entre los 7 países más grandes de la región. Grandes economías como la  Brasilera proyectan un alza del PIB de 1 %.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad