Auditoría revela que se pagaron 330 subsidios a caficultores muertos

Auditoría revela que se pagaron 330 subsidios a caficultores muertos

Febrero 24, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa y Redacción de El País
Auditoría revela que se pagaron 330 subsidios a caficultores muertos

En los últimos días el precio del café en Nueva York volvió a repuntar, lo que elevó de forma automática el valor de los subsidios cafeteros en el país.

La Contraloría revela que delincuentes cobraron el PIC a nombre de personas fallecidas en 2012 y 2013.

Una auditoría realizada por la Contraloría General de la República (CGR), entre octubre de 2012 y julio de 2013, reveló que más de $2000 millones del Programa de Protección del Ingreso Cafetero (PIC) se habrían entregado de manera irregular. Este programa de ayudas directas es el más importante del sector agrícola. Solo para este año se destinaron más de un billón de pesos para darle cumplimiento. En esta auditoría, la CGR hizo varios hallazgos. Uno de esos fue el cobro que hicieron a nombre de 330 cafeteros muertos por un monto de $452 millones, con 1236 registros o facturas en el sistema. Estos pagos millonarios injustificados también se encontraron por sobredimensión de productividad ($517 millones), ayudas a cafeteros no registradas en el Sica (Sistema de Información Cafetero de Colombia) por hasta $805 millones y doble registro de facturas que sumadas le representaron al Estado $238 millones. En el informe se explica que pese a que la Federación Nacional de Cafeteros conocía los riesgos sobre los posibles fraudes, “no tomó las medidas efectivas para el manejo de los dineros destinados por el Gobierno Nacional, en especial, en relación con las irregularidades al momento de facturación, contrariando los principios de la función administrativa y gestión fiscal contemplados en los artículos 209 y 267 de la Constitución Política de Colombia". La Federación optó porque la factura fuera el documento que respaldaba la transacción y determinó que debía ser expedida por compradores autorizados, sin embargo, la Contraloría dice que no se estableció “ningún tipo de control sobre las personas naturales o jurídicas que registraron en sus base de datos como aptos para expedir certificados”. Según el ente de control, en el periodo estudiado se encontraron 289.000 sacos de café considerados como fantasmas, es decir, se habían facturado sin intercambio de producto y, por lo tanto, habrían recibido el subsidio. Esto refleja que no hubo un control efectivo con la comercialización del café cuando terceros expedieron documentos equivalentes, dice el documento.Según Luis Genaro Muñoz, gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, el gremio es consciente de que sofisticadas bandas relacionadas con lavado de activos e incluso narcotráfico están detrás del extravío de los recursos.Empresas en la miraCabe recordar, que por estas irregularidades, actualmente están en investigación 13 empresas que han presentado facturas con algunas irregularidades.Precisamente, para atacar los fraudes al PIC, a finales del 2013 el Ministerio de Agricultura expidió un resolución donde excluyó a personas naturales como comercializadoras de café, salvo las que pertenecen al régimen común del IVA y sean comerciantes con establecimientos de comercio registrado.Algunos de estos fraudes fueron descubiertos en el Huila y Tolima, lo mismo que en el norte del Valle.Entre las cooperativas investigadas figuran Conacoop, Agromicafé, Bienagro, Los Yalcones, Centra Café Limitada, Café Granos Limitada, Precooperativa Agrícola de Café Colombiano (Cafecol), Grano de Oro, Asoproagri, Coagropecol, Comercializadora Granos la Vid y Preagrosur que están involucradas en 20.000 casos de facturas sospechosas de trampa. También figura el nombre de John Fredy Moreno, un comercializador del Huila, que fue sorprendido en la plaza de Pitalito vendiendo facturas.El propio gerente administrativo de la Federación Nacional de Cafeteros, Felipe Acero, confirmó los hechos en su momento, tras señalar que por esos cobros irregulares están embolatados alrededor de $66.000 millones.A pesar de las averiguaciones adelantadas, hasta el momento no se ha capturado a ningún responsable.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad