Atentados contra oleoductos, principal causa de caída en producción de petróleo

Junio 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | AP.

El ministro de Minas y Energía, Amilkar Acosta, explicó que la caída en la producción se debió a la parálisis que hubo durante casi dos meses en el oleoducto Caño Limón-Coveñas tras atentados del ELN.

El gobierno colombiano reportó este miércoles una caída de 3,5% en la producción de petróleo en el último semestre como consecuencia de atentados contra el principal oleoducto del país. Así lo aseguró el ministro de Minas y Energía, Amilkar Acosta, quien en entrevista telefónica con The Associated Press indicó que "en el último semestre se ha registrado una ligera caída en la producción de un 3,5% situándose en 975.600 barriles diarios en promedio". En consecuencia, según el funcionario, el país se puso por debajo de la meta de un millón diario de barriles de crudo. La caída en la producción, según Acosta, se debió a la parálisis que hubo durante casi dos meses en el oleoducto Caño Limón-Coveñas tras atentados de el ELN. "Al impactar la producción, lógicamente se impactó también la exportación en un porcentaje similar. Esto desde luego también termina afectando las finanzas públicas dado que un alto porcentaje de los ingresos del Estado depende de las exportaciones de crudo, que representan el 68% de todas las exportaciones de Colombia", agregó el Ministro. El Caño Limón-Coveñas, que tiene 780 kilómetros de extensión desde campos petroleros en el departamento de Arauca hasta el puerto de Coveñas, sobre la costa Caribe al norte del país, es objeto de frecuentes ataques por parte de los grupos armados ilegales. Pero según Acosta, la fuerza pública es cada vez más efectiva para evitar atentados contra los oleoductos. Por ejemplo, dijo, en el último semestre neutralizó unas 60 acciones por parte de las organizaciones al margen de la ley. La red de transporte colombiana es de alrededor de 9.000 kilómetros entre oleoductos y poliductos, de acuerdo con Ecopetrol, propietaria del tubo Caño Limón-Coveñas, el segundo más grande del país después del Oleoducto Central, de 837 kilómetros de longitud. Para Acosta, la única manera de terminar con las acciones contra la infraestructura petrolera del país es sellar la paz con los grupos guerrilleros. "Ayer (martes) se conoció un estudio... que muestra que de lograrse la firma de los acuerdos y el avance hacia el restablecimiento de la paz en Colombia, significaría un mayor crecimiento para la economía de cuatro puntos anuales del producto interno bruto". Agregó que "eso sería un salto de garrocha para Colombia en su crecimiento".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad