Así son las mercancías excéntricas incautadas que permanecen en las bodegas de la Dian

Julio 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera Reportera de El País
Así son las mercancías excéntricas incautadas que permanecen en las bodegas de la Dian

Los comestibles coreanos abundan entre los decomisos de la Dian.

Las mercancías que aprehende la Dian son tan variadas que simulan un mercado persa. Hay desde arena, botes de kayak y otras rarezas.

Que la Dian decomise desde animales hasta aviones, pasando por armas, textiles, confecciones, zapatos, juguetería, vehículos, aparatos electrónicos y hasta dólares en cantidades industriales, no es extraño: forma parte de su diario ejercicio. Pero ‘aprehender’ 17 contenedores llenos de arena provenientes de la República China, sí rebasa su historial de incautaciones exóticas.Así sucede al interior de la entidad que está presta a aprehender cuanta mercancía ingrese ilegalmente al país. Y luego, ¿qué hace la Dian con lo decomisado?La legislación aduanera en Colombia cuenta con tres mecanismos para destinar los artículos decomisados: destrucción, asignación y donación (recuadro).Eso sí, siempre y cuando se hayan cumplido los procedimientos jurídicos en aras de salvaguardar el debido proceso a las personas que figuren como tenedores o titulares de esas mercancías.“Ellos podrán solicitar prácticas de pruebas e interponer otros recursos para garantizar su derecho de defensa”, explica la subdirectora nacional de Gestión de Fiscalización Aduanera de la Dian, Irene del Pilar Macías.Si la mercancía no es devuelta, pasa al Estado a través de la Dian y la entidad puede disponer de ella. Pero mientras se cumplen los procesos jurídicos, la Dian guarda en depósito los bienes incautados en las bodegas de Almagrario.En esa especie de miscelánea o tienda de milagros, los lugares comunes del contrabando quedan reducidos a bultos de zapatillas deportivas, ropa y confecciones; cajas de licores, cigarrillos y comestibles empacados. Pero también “hay elementos que son ‘sui generis’ y que se salen de la regla de común de todo el universo de mercancías que es objeto de aprehensión de la entidad”, dice Macías.Es el caso de minerales y/o productos químicos como un óxido ferroso decomisado hace poco, que ameritan unas pruebas de laboratorio para saber qué es y qué aplicaciones tiene. Y casos muy raros como el de los 17 contenedores de arena como para rellenar una playa, ‘made in China’ y decomisados en Buenaventura hace tres semanas. “Al parecer fue una estafa que le hicieron al importador en relación con la mercancía que inicialmente estaba comprando de China”, dijo la funcionaria.Y Cali, no es la excepciónBotes y remos para kayak declarados en abandono, máquinas tragamonedas o juegos de parques de diversiones son algunos objetos insólitos que reposan junto a los bultos de arroz y comestibles coreanos empacados en cajas impresas con jeroglíficos inintelegibles, en una de las dos bodegas en Cali donde la Dian almacena sus mercancías decomisadas.Son 7.000 metros cuadrados llenos literalmente hasta el techo de cajas, sacos y artículos embalados y plastificados. Los bultos de arroz abundan (como arroz) porque los mayores decomisos de las últimas semanas han sido de este cereal. Sólo el 5 de junio se incautó un cargamento de 330 sacos con destino a La Hormiga, Putumayo.Estos parecen competir con los sacos de zapatillas deportivas e infantiles y los de confecciones que incluyen jeans, camisetas, blusas, brasieres, ‘pantys’ de niñas, medias, piyamas, uniformes deportivos, pantalonetas, calzoncillos boxers, cortinas, ropa de cama y rollos de telas.Las cajas de jeroglíficos coreanos tienen galletería, mecato procesado, bebidas energizantes o revitalizantes o refrescantes a base de arroz, según lo observamos en un recorrido con Javier Francisco Reina, director de la Dian, seccional Cali. Se requieren pruebas de laboratorio para determinar si tales productos son aptos para el consumo humano, mientras el proceso jurídico para definir su destinación no puede exceder los dos meses.En cambio, la de los otros artículos puede demorar hasta ocho meses. Sin embargo, hay mercancías declaradas en abandono, es decir, que el tenedor no sigue el proceso, como una minimoto de lujo, que está en una bodega desde el 2008 y nunca fue reclamada. Existe, asimismo, hay un bulto de 58 pares de zapatillas Nike decomisadas en Pradera.Todo lo que incauta la Dian no es necesariamente nuevo, así que hay almacenados motores, cajas de transmisión u otras partes de carros que rodaban sin los documentos o soportes en regla, o máquinas fileteadoras que alguna empresa entregó en dación de pago al Estado y llevan varios años allí. En otra bodega en la que la Dian almacena sus decomisos en Cali, hay automóviles de alta gama y comunes, autos de carreras, celulares, aparatos electrónicos. Armas, municiones y sus partes, que son entregadas en asignación a la Fuerza Pública, es otro renglón importante dentro de las aprehensiones.El chasís de una cuatrimoto y sus partes para ser ensamblada en Cali, también figura en el inventario de la Dian. Y aunque ya no se decomisan tantos vehículos de gama alta como ocurría antes, algunos propietarios han tenido la oportunidad de legalizarlos pagando los mayores tributos aduaneros y las sanciones correspondientes. “Hace poco en Cali se legalizó un Masserati y en Bogotá se hicieron siete legalizaciones de otros Masserati y Ferrari”, dice la subdirectora.En cambio, las máquinas tragamonedas, decomisadas porque fueron “mal importadas”, es decir, que no tienen los soportes en regla. Como no le sirven a nadie para darlas en donación o asignación, esperan su turno para el evento de destrucción, ya que el Estatuto Aduanero ya no permite los remates ni subastas de mercancías como antes.Así que por ahora la Dian espera los estudios de laboratorio de la arena aprehendida procedente de China para saber si es de mar o es de río y buscarle la destinación a través del Estado. Lo más probable es que sea donada a la Red de Solidaridad o Acción de la Presidencia de la República para servir de barreras de contención en sitios afectados por la ola invernal.DestinaciónDestrucción: aplica para productos perecederos que están vencidos, mercancías dañadas o que atentan contra la salud pública (cigarrillos o licores), o artículos de ocio como las maquinitas de juegos. La Dian convoca a un evento de destrucción con presencia de autoridades, incluido un representante de la Procuraduría.Asignación: la Dian hace un proceso de asignación entre entidades a las que puede servir el bien decomisado: si es maquinaria, equipos o textiles útiles, va al Sena para el entrenamiento de sus estudiantes; equipos electrónicos a corporaciones o dependencias públicas; si son combustibles o vehículos, va a la misma unidad que ha participado en la aprehensión, por ejemplo a la Policía.Donación: Bienes o artículos utilitarios como comestibles, calzado, confecciones y materiales de construcción, se canalizan a través de la Presidencia de la República para Acción Social y otras entidades para donarlos a fundaciones o entidades.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad