Así se tejió la maniobra de InterBolsa en Fabricato

Noviembre 01, 2014 - 12:00 a.m. Por:
El País
Así se tejió la maniobra de InterBolsa en Fabricato

Gloria Valencia, periodista autora del libro Interbolsa donde expone paso a paso cómo se dio el gran escándalo financiero.

Conozca cada uno de los pasos que llevaron a que Interbolsa se convirtiera en el escándalo financiero más sonado en Colombia en los últimos años.

En su libro ‘InterBolsa. La historia de una élite que se creía demasiado grande para caer’, la periodista Gloria Valencia hace el recuento pormenorizado de los movimientos de InterBolsa y explica lo que intentaron hacer con los famosos Repos de Fabricato. Aquí, algunos apartes del libro de Editorial Semana. Los Repos “Lo principal en este tipo de estrategia irregular es darle bursatilidad a la acción y subirla artificialmente para obtener más dinero por las mismas acciones. En el caso de Fabricato, sucedió que mediante un entramado de compañías y personas se realizaron operaciones entre ellas a precios cada vez mayores. Así, por ejemplo, la acción de Fabricato, que en su momento valía doce pesos, llegó a cotizarse en noventa y siete”. ¿Qué lograron con esto? “De esta forma, un millón de acciones, que antes costaban doce millones de pesos, pasaron a valer noventa y siete millones. Es decir, mediante la figura de repos, si antes se podía obtener financiación sobre doce millones, con el aumento del precio se lograba conseguir liquidez sobre una cifra ocho veces superior, para así fondear los negocios”.El misterioso Alessandro Corridori “Lo único que le inquietaba a Rodrigo Jaramillo sobre el negocio de Fabricato era saber si Corridori actuaba como una especie de testaferro de Juan Carlos Ortiz, pues Valores Incorporados y Rentafolio Bursátil adquirieron el control de la compañía en el mercado secundario. Rodrigo se lo preguntaba directamente a Corridori y a su hijo Tomás, quienes siempre se lo negaron. Para ese entonces, como ya se ha dicho, las relaciones entre Rodrigo y Juan Carlos Ortiz estaban rotas”.La meta “La idea que se habían propuesto era tomar control de Fabricato para vender la compañía y conseguir una jugosa ganancia. Todos los que habían fondeado la compra de acciones creían que iban a hacer un gran negocio”. El engaño a los clientes “La acción de Fabricato fue subiendo de precio de manera inexplicable, para las condiciones de la compañía. En enero de 2011, la acción estaba en 26,60 pesos, y el 29 de diciembre del mismo año, en 84,50 pesos. Una valorización de más del 200% resultaba tremendamente sospechosa. Ninguna acción tenía esa valorización. En ese mismo lapso, por ejemplo, la acción de Ecopetrol incrementó su valor en cerca del 4%. También en ese mismo año, los repos totales pasaron de 52.000 millones de pesos a 219.000 millones, es decir, una variación de más del 300%. Mientras la acción subía como espuma, los resultados de la textilera caían”. La ambición que rompió el saco “Algunos calculan que de haber tenido éxito, y de haberse vendido Fabricato como se esperaba, por unos 640.000 millones de pesos, las ganancias habrían sido muy jugosas para todos. Corridori se habría embolsillado unos 200.000 millones de pesos”. La caída “Toda la operación de Fabricato comenzó a complicarse para los involucrados cuando la Superintendencia Financiera ordenó a la InterBolsa sai, en diciembre de 2011, desmontar una operación mediante la cual se le había hecho un giro de 100.000 millones de pesos al Grupo Corridori con fecha de vencimiento en mayo de 2013. La orden de la Superintendencia implicó la devolución de los dineros, pero Alessandro Corridori no estaba en capacidad de pagar. Como se vio contra la pared, tuvo que constituir más repos”. Los bonos Luxemburgo “InterBolsa echó mano de parte de los recursos de los bonos de Luxemburgo para atender este requerimiento. Para el cierre de junio de 2012, los repos de Fabricato en el mercado alcanzaron los 300.000 millones de pesos. Finalmente, todo el andamiaje se vino al piso cuando en el mercado se comenzó a desconfiar de la textilera porque sus resultados cada vez eran peores, y ya nadie quiso hacer más repos. Comenzó entonces a reventarse la pita, pues el mercado estaba inundado de repos de Fabricato”. El desenlace “Con la liquidación de la firma, los inversionistas se quedaron con las acciones de InterBolsa, pero también con los bolsillos vacíos. El valor asignado por el liquidador de la firma para las acciones de la compañía fue cero, lo que quiere decir que todo el patrimonio de la misma estaba completamente acabado. Los clientes habían entregado dinero a cambio de los títulos de una empresa que al final del día había perdido todo su valor”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad