Así nos empezará a cambiar la vida a los vallecaucanos con la puesta en marcha del TLC

Así nos empezará a cambiar la vida a los vallecaucanos con la puesta en marcha del TLC

Abril 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Así nos empezará a cambiar la vida a los vallecaucanos con la puesta en marcha del TLC

Ilustración: Fabian Ruiz / El País

Más de 4.000 productos entrarán más baratos al país ¿Los colombianos verán el beneficio? Expectativas.

Antes de que finalice el 2012 Cali contará con un almacén de PriceSmart, una cadena norteamericana que vende productos en volumen y a menor costo en 12 países en el mundo. Esta firma invierte alrededor de US$20 millones en este proyecto y generará nuevos empleos en la ciudad.La llegada de la cadena, con una mayor oferta de bienes y servicios del país norteamericano y posiblemente con precios más asequibles, es uno de los primeros impactos que sentirá la comunidad caleña tras la entrada en vigencia, el próximo 15 de mayo, del Tratado de Libre Comercio, TLC, con Estados Unidos, según afirma Julio César Alonso, director del Centro de Investigación en Economía y Finanzas, de la Universidad Icesi. “El acuerdo comercial sí nos cambiará la vida a todos, tal vez no tan fuerte como se observó después de la apertura económica del país, pero sí se podrá notar una diferencia en el corto plazo. Lo que uno puede esperar es que cadenas como PriceSmart traigan mayor oferta y que otras superficies hagan lo mismo”, asegura.Esto será posible porque más de 4.000 bienes y productos que fabrica Estados Unidos, y que tenían arancel (impuesto) de entre 5% y 35% podrán ingresar al país sin pagar ese gravamen, es decir, más baratos.En este paquete habrá de todo, maquinaria y equipo para la industria, por ejemplo, barcos para pesca, aparatos para la fabricación de papel, pero también bienes de consumo como electrodomésticos, pilas, depiladores eléctricos, pulseras de reloj, taxímetros, binoculares, pelotas de golf, instrumentos musicales de teclado, cañas de pescar, entre otros.Lo que se espera es que el consumidor tenga un beneficio doble. Martín Gustavo Ibarra, presidente de Araújo Ibarra & Asociados, explica que los colombianos no sólo tendrán acceso a productos a menores precios por la eliminación de los aranceles, sino que la competencia promoverá la innovación y la calidad, pues la industria tendrá acceso a insumos y equipos en mejores condiciones para todos los colombianos. A mirar hacia EE.UU.Hoy, el 70% de los productos que venden los comerciantes del centro de Cali provienen de China o países asiáticos, donde la producción es más económica. El TLC con Estados Unidos, según explica Juan Blanco, empresario caleño, les genera nuevas expectativas de cómo desarrollar ese mercado, siempre y cuando los precios sean tan competitivos como se espera. Por ejemplo, una pequeña parte de los comerciantes trae textiles y juguetería del distrito de moda de Los Ángeles. “Ahora lo que nos toca es comprobar si esos productos se benefician de la baja del arancel y, por ende, será la oportunidad de traerlos de forma más económica para la ciudad. “También será importante explorar nuevamente la importación de electrodomésticos o tecnología de territorio estadounidense”, dice Albeiro Aristizabal, presidente de la junta directiva de Grecocentro.Pero no todo es color de rosa. Martha Lucía Ramírez, exministra de Comercio, afirma que acceder a productos más económicos que los actuales dependerá de los canales de distribución, pues los grandes importadores obtendrán los beneficios en costos, pero no se sabe si los trasladarán completamente al usuario final. “Mientras haya la posibilidad de que surjan nuevos canales, están las opciones de que los productos lleguen con mejores precios. De lo contrario, ese efecto en el costo va a ser muy relativo”, explica la exministra.Camilo Herrera, presidente de la firma Raddar, opina que conseguir bienes más baratos a partir de la entrada en vigencia del acuerdo comercial con EE.UU. es cierto sobre el papel, pero no tanto en la realidad. “No será tan fácil ni tan rápido, porque la industria de Estados Unidos que exporte a Colombia debe certificar el origen de productos y bienes, es decir, garantizar que son hechos en ese país, de lo contrario seguirán pagando aranceles”, asegura.Por ejemplo, señala Herrera que las confecciones que se venden en el país norteamericano en su mayoría provienen de países asiáticos, por lo tanto, ese tipo de artículos no pueden llegar sin impuesto a Colombia.Aunque la esperada inundación de productos de EE.UU. al país a precios competitivos es relativa, las oportunidades están dadas, pues el 80% de lo que producen los estadounidenses llegará sin impuesto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad