Así fue el acuerdo para cobrar más caros los cuadernos escolares en Colombia

Abril 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa y la República

La Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, dice que implicados habrían fijado precios de cuadernos, durante más de 13 años.

[[nid:526002;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/04/grafico-cartel-cuadrenos.jpg;left;{}]]Por tercer año consecutivo la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, puso al descubierto un presunto  cartel empresarial, esta vez de los cuadernos. Las compañías involucradas son   Colombiana Kimberly Colpapel,  Scribe Colombia y Carvajal Educación, las cuales habrían fijado precios de los productos por casi 14 años. Lea también: Superintendencia investiga un nuevo cartel, el de los cuadernos

El primer caso ocurrió en agosto del 2014, cuando la SIC formuló  pliego de cargos contra cinco empresas por cartelización para aumentar los precios de los pañales desechables para bebé.

Luego, en 2015, el ente investigador dio a conocer otro cartel empresarial para frenar las importaciones de azúcar.  

Ayer, la SIC informó sobre el presunto  cartel de los cuadernos a través de una investigación que empezó en febrero del año pasado.

Entre los resultados de la investigación, que se adelantó  mediante la Resolución 7897 del 27 de febrero de 2015, el delegado para la Protección de la Competencia de la SIC, Jorge Enrique Sánchez Medina, encontró que “las empresas investigadas participaron en un acuerdo permanente e ininterrumpido para la fijación de precios mediante la concertación sobre el precio de venta de los productos, el porcentaje de incremento de ese precio y el porcentaje de descuento que podrían conceder a los canales de comercialización”, señala el informe.

Las actividades se originaron en el año 2001 y, según  la Delegatura, se mantuvieron hasta principios del año 2014. Además, que el cartel incluyó el segmento económico, intermedio y premium de los cuadernos.

Desde el 2001 y hasta agosto de 2011, el acuerdo fue sostenido entre Carvajal Educación y Kimberly. Después de esa fecha y dado que esta última compañía vendió su línea de cuadernos a Scribe, el cartel se habría desarrollado entre Carvajal y Scribe, que según la Superintendencia de Industria continuaron con esa práctica ilegal hasta inicios de 2014.

El informe menciona que realizaron reuniones periódicas en varias ciudades, que hubo  comunicación directa entre  funcionarios de cada compañía encargados de poner en marcha el acuerdo a través de llamadas telefónicas, correos electrónicos y mensajes de texto. 

La investigación también indica que con posterioridad a las reuniones, Carvajal Educación se encargaba de enviar la lista acordada para que la misma fuera implementada por las demás compañías.

Las empresas tendrán 20 días hábiles para presentar sus observaciones como parte del  derecho de defensa. Después  se convocará al Consejo Asesor de Competencia, que también emitirá su recomendación.  El Consejo está integrado por cinco miembros designados por el Presidente Santos.

Recomendaciones El Delegado para la Protección de la Competencia de la Superindustria sugiere que se declaren administrativamente responsables y se sancionen a las tres empresas  y a 24 personas naturales. Las implicadas son en total 27: 14 de Carvajal, 3 de Kimberly y 10 de Scribe. Se plantea   absolución  para tres  personas naturales, que están vinculadas con Carvajal Educación. Sanciones Para el caso de las empresas responsables son: 100.000 salarios mínimos ($68.945 millones). Para las personas naturales, 2000 salarios mínimos ($1.378 millones).
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad