Argentina, entre la espada y la pared por el caso YPF

Argentina, entre la espada y la pared por el caso YPF

Abril 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Por Alejandro Méndez Agencia Efe-Buenos Aires
Argentina, entre la espada y la pared por  el caso YPF

Cristina Fernández de Kirchner , presidenta de Argentina.

La expropiación de la multinacional castigará la inversión y el comercio gaucho con la UE, dicen expertos. España empezó sus retaliaciones.

La decisión española de limitar las compras de biodiesel argentino e impulsar un retiro de beneficios comerciales que Argentina recibe de la Unión Europea (UE) tiene mayor impacto político que económico para el país sudamericano.La “posible suspensión parcial” de Argentina del sistema generalizado de preferencias, solicitada por el Parlamento Europeo a raíz del proceso de expropiación de acciones de la española Repsol en la petrolera argentina YPF, repercutirá en ventas de productos argentinos por unos 2.400 millones de euros (US$3.168 millones), según cálculos comunitarios.Pero los beneficios aduaneros comunitarios no son tan altos como para que Argentina pueda mantener ese mercado u optar por colocarlos en otros, dice el analista Mauricio Claveri, de la consultora argentina Abeceb.“Fue mayor el impacto relativo que tuvo la decisión de EE.UU. de quitarle a Argentina unas preferencias aduaneras que perjudicaron a economías regionales con exportaciones al mercado estadounidense por US$400 millones”, remarcó.Argentina, el mayor productor mundial de biocombustibles, es además un “gran jugador” en el mercado global de alimentos y “no es tan sencillo desplazarlo, porque hay una fuerte demanda” de esos productos, considera el experto.Las limitaciones españolas a la importación de biodiesel afecta ventas argentinas por unos US$1.000 millones.La UE es “compradora neta” de biodiesel y la restricción a Argentina la obligará a importar “mayor cantidad de materia prima” a manera de reemplazo y esto puede encarecer ese combustible en el mercado europeo, apuntó.El comercio entre Argentina y España alcanzó en 2011 unos US$4.303 millones, lo que ubica al país ibérico como el segundo socio comercial de los argentinos en Europa después de Alemania.Por su parte, el experto Marco Lavagna opina que España no puede aplicar medidas comerciales de forma directa y unilateral sino que debe hacerlo “en coordinación” con la UE y considera “poco probable” que el bloque europeo apruebe represalias porque se trata de un recurso aceptado por la Organización Mundial del Comercio (OMC) sólo como “última instancia” en un conflicto.El retiro de preferencias de la UE “podría significar que Argentina deba pagar entre US$150 millones y US$200 millones adicionales por concepto de aranceles”, apunta el experto de Ecolatina, consultora fundada por su padre, el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna.Considera que “habida cuenta de la relación precio y rentabilidad” la limitación al biodiesel “podría significar” para Argentina “la pérdida en su totalidad del mercado europeo”.Claveri pone de presente que esto está lejos de ocurrir y destacó que la comercialización de alimentos está en manos de grandes multinacionales que rápidamente encuentran dónde colocar su mercancía.La UE ha dicho a España que “no puede imponer restricciones bilaterales a la entrada de productos argentinos, porque violaría las normas del mercado interior europeo”, apunta a su vez Pablo Andreani, de la consultora agríacola AgriPac.A Marco Lavagna le parece “quizás más importante” el impacto que puede haber en el flujo de inversiones extranjeras a causa de que a “un clima de negocios enrarecido, con una fuga de capitales preocupante, al cual se suma ahora un factor crítico —con YPF— que deteriora aún mas esta situación”.El conflicto entre Argentina y España por la expropiación de YPF, apenas comienza. Para los próximos días se prevé que subirá de temperatura.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad