Apretón total en el Valle

Apretón total en el Valle

Septiembre 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas | Reportera de El País
Apretón total en el Valle

No más planes ilimitados a celulares ni llamadas a larga distancia. Se apagarán las luces a la hora del almuerzo.

Cuando los hogares están en crisis financiera, reducen sus gastos para ajustarse a su nivel de ingresos. Así le va a ocurrir a la Gobernación del Valle, que esta semana anunció que tendrá que apretarse el cinturón por la caída de categoría, que irremediablemente experimentará, precisamente, por haber dejado que sus gastos se desbordaran.Las medidas para bajar el gasto son de todo tipo: desde apagar las luces de las dependencias al mediodía y después de las 6:00 p.m., contratar planes limitados en minutos a celulares, centralizar en una dependencia los gastos de papelería y gasolina, hasta recortar la nómina de los contratistas.El Gobernador del Valle del Cauca, Francisco José Lourido, dijo que el equipo económico de la Gobernación está construyendo, en conjunto con la Dirección de Apoyo Fiscal, DAF (del Ministerio de Hacienda), un plan de ajuste para equilibrar las finanzas departamentales y poder cumplir con los requerimientos de la Ley de Ajuste Fiscal, (Ley 617 de 2000).El bajón de categoría —de especial a primera— se debió a que los gastos de funcionamiento sumaron $179.043 millones, lo que representa el 52,98% del total del recaudo de sus impuestos, que para el año 2009 fue de $337.944 millones. La Ley de Ajuste Fiscal contempla que los departamentos en categoría especial no deben gastar más del 50% de sus ingresos propios en funcionamiento. En caso de incumplimiento, deben recategorizarse, tal como le aconteció al Valle.El millonario costo de funcionarLa realidad es que, como en cualquier hogar desordenado, el Valle se había acostumbrado a despilfarrar. Por ejemplo, las cifras que se pagan por servicios públicos son alarmantes: en energía, para una entidad que sólo tiene equipos de oficina, la Gobernación canceló $840 millones entre noviembre del 2009 y agosto del 2010.En telefonía fija, entre enero y agosto de este año, se pagaron $227 millones y en facturas de celulares, $328 millones ($41 millones por mes, en promedio).“Las millonarias cuentas se deben a que las líneas celulares asignadas a los funcionarios tenían planes ilimitados, con minutos muy costosos”, explicó la secretaria de Desarrollo Institucional, Elizabeth Padilla, quien también encontró que cualquier persona, desde un teléfono fijo de la Gobernación, podía hacer llamadas locales y de larga distancia nacional sin restricción.Para ese mismo período, en acueducto, alcantarillado y aseo, la entidad territorial canceló $334 millones. Los costos de papelería y gasolina aún no han sido cuantificados, ya que cada dependencia los contrataba por aparte.Pero los gastos más onerosos son los que tienen que ver con el pago al personal. Según la Secretaría de Desarrollo Institucional, con recursos propios se paga la nómina mensual de los empleados activos (777 personas) que cuesta $2.300 millones y los jubilados (6.581 personas) valen $8.723 millones.Por la cooperativa Gestión y Servicios Cooperativos se contratan 180 empleados (motoristas, aseadoras, técnicos y ascensoristas) que cuestan al año $2.965 millones. Entre enero y agosto del 2010 la Gobernación canceló $1.449 millones. Y en el nivel profesional están contratadas 283 personas bajo la modalidad de prestación de servicios, que valen al año $8.029 millones. De esa cifra ya se pagaron, hasta agosto, $5.625 millones.El recorte que se avecinaMientras se definen algunas medidas macro para la reducción de los gastos de funcionamiento concertadas con el Ministerio de Hacienda, el Departamento ya ha tomado medidas para reducir los millonarios pagos del funcionamiento de la entidad territorial.El primero es la verificación de que el personal que aparece en nómina, efectivamente asista a sus puestos de trabajo. “Ya dejamos de pagarles a ocho personas que aunque tienen contratos de prestación de servicios, nunca han venido a trabajar. Nadie las conoce, ni sus compañeros ni sus jefes. Estos empleados tenían sueldos promedios de $1.500.000”, explicó la Secretaria de Desarrollo Institucional del Valle.Asimismo, a medida que se cumplan los contratos de prestación de servicios profesionales, no se renovarán. También se centralizará en Desarrollo Institucional la compra de papelería y gasolina, actualmente a cargo de cada despacho. “Es economía de escala. Comprar por volumen sale más barato”, dijo la señora Padilla.Adicionalmente se hará más uso del intranet y del internet para las comunicaciones internas y así reducir el uso de papel. Además, con el personal de mantenimiento de la Gobernación se están reparando los baños para evitar el desperdicio de agua. “Nos encontramos con una infraestructura física en muy mal estado que genera gastos muy altos, especialmente en servicios públicos”, dijo la señora Padilla.Asimismo, se ordenó apagar las luces al mediodía y después de las 6:00 p.m., cuando el personal está fuera de sus puestos de trabajo. Los celulares para los secretarios sólo tendrán 1.000 minutos para hacer llamadas y los planes tendrán cuenta controlada. Las llamadas a larga distancia serán autorizadas por los jefes de despacho.De igual forma, la compra de tiquetes aéreos pasará por el control del Gobernador. La idea es que al finalizar este año el Departamento baje sus indicadores del gasto y para el 2011 vuelva a ser un departamento de categoría especial.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad