Anuncian medidas para proteger al sector textil

Anuncian medidas para proteger al sector textil

Octubre 18, 2017 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Sector textil

Según los confeccionistas, el contrabando y las importaciones de ropa con bajos aranceles, ocasionan a diario la pérdida de unos mil empleos en las factorías.

Archivo de El País

El Gobierno anunció que tiene listo un paquete de medidas para seguir protegiendo e impulsando el sector textil y de confecciones en todo el país, optimizar la lucha contra el contrabando y acabar con la importación de productos a precios ostensiblemente bajos.

Las acciones incluyen información más detallada en los registros de importación; garantía de permanencia de las etiquetas; reducción de aranceles para hilados que no afecten la industria nacional; controles aduaneros adicionales y más estrictos para textiles, hilos, fibras y ropa de hogar.

Lea también: ¿Por qué el negocio textil colombiano enfrenta su hora más crítica?

Así lo establecen los proyectos de decretos y resoluciones que, de acuerdo con la ley, se publican en la página web del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

“Este Gobierno ha trabajado mucho con los textileros. No desconocemos que de enero a junio este sector ha tenido una desaceleración muy importante. Nos hemos reunido con toda la cadena en el mes y medio que llevo en el Ministerio”, dijo la jefe de esa cartera, María Lorena Gutiérrez.

Señaló que los decretos van a ayudar a dos cosas fundamentales: a disminuir el contrabando técnico y la subfacturación.

La normatividad contempla que las fibras, hilos, tejidos, confecciones, ropa de hogar (toallas, ropa de cama, lencería y cortinas) y calzado que se importen al país por debajo de un determinado valor, considerado excesivamente bajo, sean sometidos a estrictos controles aduaneros.

Se propone que para las mercancías importadas por debajo de los umbrales de precios establecidos, la Dian solicite información sobre proveedores en el exterior, sobre el valor de la importación, sobre el agente aduanero que adelanta el proceso y del propio importador, entre otros datos.

También habrá una reducción de aranceles para parte de los hilos que la industria de las confecciones utiliza como materia prima.

Con respecto a las etiquetas, para verificar el país de origen, se modificará el reglamento técnico para que este sistema de identificación sea estampado o cosido de manera permanente, con algunas excepciones que tienen que ver con prendas, como las de ropa interior.

Nuevas exigencias

Las medidas fueron anunciadas en respuesta a los millonarios perjuicios denunciados por los confeccionistas y textileros por culpa del contrabando y la subfacturación.

Y aunque las medidas están próximas a salir, la Cámara Colombiana de Confecciones y Afines, planteó la urgencia de desmontar el Decreto 1744 que fijó un arancel del 15% a la importación de prendas de vestir, el cual promueve la importación masiva de prendas del continente asiático, dado los bajos costos de la mano de obra con la que cuentan estos países.

De igual manera, la agremiación pidió expedir un decreto que eleve el arancel para la importación de prendas al máximo permitido por la Organización Mundial de Comercio, OMC, que es del 40%.
Y que se implemente un monotributo para la formalización del sector confeccionista.

En el segundo trimestre la pérdida de empleos por culpa del contrabando fue de 103.000, dice la Cámara de Confecciones y Afines.

Rechazo a gremios

La Cámara Colombiana de Confecciones y Afines, rechazó las afirmaciones del presidente de Fenalco, Guillermo Botero, quien aseguró que el comercio genera más empleo que esa industria.

”Igualmente rechazamos las afirmaciones del presidente de la Andi, Bruce Mac Master, quien dijo que el gremio está haciendo politiquería”.

De paso, dijo la agremiación, “rechazamos además las afirmaciones
del director ejecutivo de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, quien trata al sector textil y confección de “mentiroso y lloricón” por el solo hecho de defender la industria y su millón 800.000 empleos”.

Las fábricas nacionales de confecciones alegan que las importaciones masivas de ropa los tienen en jaque. Han crecido 21% en lo corrido del año.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad