Analistas dicen que con o sin reforma se requieren cambios en el sistema de salud

Mayo 22, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Analistas dicen que con o sin reforma se requieren cambios en el sistema de salud

19,7 millones de afiliados a las EPS de régimen contributivo tenía el país en el año 2013, según Supersalud. En el régimen contributivo había 22,4 millones de colombianos.

Analistas y gremios piden que se tomen acciones sobre el futuro del sector en el país.

El aplazamiento en el debate a la reforma de la salud hace pensar que esta ya no se analizará en la presente legislatura, y que tal vez vuelva al Congreso después de julio, cuándo se conozca quién será el próximo Presidente del país.La demora en este proceso, y sobretodo los cambios que ha sufrido el proyecto de reforma, generaron nuevas críticas de agentes del sector y de algunos analistas que aseguran que con reforma o sin ella, se deben ejecutar cambios en el sistema.Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, expresó que se ha “desconocido el sentido de urgencia que amerita la crisis del sector, aplazando la presentación de la ponencia para tercer debate”.Explicó que para la Asociación, el proyecto de ley debe cambiarse y abordarse en la siguiente legislatura con sentido y mensaje de urgencia. “Es necesario que el nuevo texto cambie las cosas para bien, rescate lo positivo de las discusiones actuales y responda a las necesidades de toda la sociedad”. El gremio dice que lo que se esperaba como reforma, con un fondo con funciones claras de afiliación, recaudo y pago, “se ha deteriorado; la figura de los gestores como administradores no se da; la intermediación expresada como excedentes por negación o aplazamiento de servicios se sigue dando”, entre muchos otros problemas.Por esta razón, pidieron al Gobierno Nacional que mientras se hace tránsito a un nuevo sistema de salud, se utilicen las herramientas legales con que cuenta actualmente, haciendo efectivo el giro directo a los hospitales y los fondos de salvamento existentes para mitigar las dificultades que enfrentan los hospitales y la población.Ramiro Guerrero, director del Centro de Estudios en Protección Social y Economía de la Salud, Proesa, dice que la visión que tiene de la reforma es que no resuelve los problemas más apremiantes del sector y que por el contrario puede crear unos adicionales.“Siempre lo expresamos, crear una entidad como Salud Mía con un alcance excesivo podía hacer colapsar el sistema, mientras dejaba sin resolver el problema de los servicios no incluidos en el POS”, explicó.Para el investigador, el impulso que traía la reforma se paró por diversas causas, pero considera que la situación que vive el sistema de salud nacional no se resuelve solo con leyes y eso lo demuestran las anteriores reformas que no han cumplido su objetivo.“Hay problemas de fondo por atacar y muchos son susceptibles de abordarse sin cambiar la ley. La reforma por sí sola no es suficiente y hay que resolver las necesidades con o sin este proyecto”, dijo Guerrero. El mismo ministro de Salud, Alejandro Gaviria, reconoció en una entrevista con El País que si la reforma no pasa ahora habría que comenzar de nuevo con un Congreso distinto. “No lo veo fácil a partir de agosto”.Las EPS debían a las clínicas y hospitales $4,9 billones, según cifras a corte del 2013.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad