“Alza en tasas de interés no tendrá un mayor impacto”

“Alza en tasas de interés no tendrá un mayor impacto”

Marzo 20, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra
“Alza en tasas de interés no  tendrá un  mayor impacto”

Bernardo Noreña, presidente del Citibank Colombia, evalúa el futuro del crédito tras las últimas medidas del Banrepública. Falta bancarizar a otros 11 millones de colombianos, afirma.

Muchos colombianos se están preguntando hoy si pueden endeudarse más con las nuevas alzas en tasas de interés para los créditos. Según el presidente del Citibank Colombia, Bernardo Noreña Ocampo, los últimos ajustes en los intereses por parte del Banco de la República no tendrán un impacto fuerte en la demanda de préstamos de consumo. Pero habrá que esperar su evolución.El Banco de la República ha vuelto a subir sus tasas de interés. ¿Se acabó el crédito barato con esas últimas decisiones?Hay unas presiones inflacionarias fuertes, especialmente en los precios de los alimentos. Celebramos que una entidad tan seria como el Banco de la República esté pendiente de eso y tomando medidas con anticipación. Es lo que toca hacer. No creo que esos ajustes (0,25% el 25 de febrero y 0,25% el pasado 18 de marzo) sean tan significativos como para impedir el crecimiento de la cartera de consumo y corporativa en Colombia. El impacto no será grande. Pero sí es una respuesta a una clara tendencia inflacionaria. Las tasas de la banca comercial deberían empezar a subir. Esa fiesta probablemente ya pasó.¿A propósito, cómo percibe el comportamiento bancario en este año, a la luz de la reactivación económica?Los años 2009 y 2010 en términos generales fue muy bueno para la banca en general. Fueron dos años con características muy distintas. En el 2009 el nivel de la tasa de interés del Emisor era de 9,5% y en el 2010 fue del 3%. Durante el 2010 crecieron las carteras de consumo y corporativa, es decir que fue un típico año bancario con un comportamiento positivo en recuperación de cartera. A lo largo del 2011 ese comportamiento continuará gracias a la mejor actividad económica, porque la gente tiene la posibilidad de pagar sus deudas a tiempo y se atrasará menos, con probablemente más empleo.¿Qué apuesta tiene el Citi para involucrarse en la tarea de bancarizar a más colombianos?El mercado bancario colombiano tiene 18 millones de clientes. Es un número muy importante de personas, pero hacen falta por incluir en el sistema otros 11 millones de adultos. Es decir, una población potencialmente bancarizable, o para su inclusión financiera.Este término —inclusión— es más aplicable a la gente, porque lo entiende más, y así lo está promoviendo el propio Gobierno. ¿A qué atribuye el temor de la gente a utilizar las redes financieras?El ciudadano del común le tiene cierto temor a acercarse a los bancos porque no conoce qué servicios presta, ni sabe utilizarlos de manera eficiente. En este caso hay que educar a la gente. Es instruir al usuario, por ejemplo, que no es necesario realizar 20 retiros en cajero automático al mes, sino cuatro que son más que suficientes. Eso permite un uso más racional, por ejemplo, del dinero plástico no sólo en cajeros sino en puntos de pago. En eso la banca ya está promoviendo servicios gratuitos.El Citi está comprometido en ese proceso, incluyendo la actual instrucción que se le brinda a los usuarios sobre cómo usar un banco y hacer un presupuesto de gastos. Son temas financieros que los ciudadanos deben aprender para entrar a formar parte de la economía formal. Este tema de educación produce inclusión financiera. Asimismo, estamos empeñados en ayudarle a los ciudadanos a ser responsables financieramente. No sacamos nada con prestarle dinero a alguien que luego no nos puede pagar. Es un tema de valor no solo para el banco, sino para la sociedad en general.Tuvo que haber un ‘regaño’ del Ministro de Hacienda para que algunos bancos bajaran tarifas, incluyendo más servicios gratuitos, ¿por qué?Allí de pronto hay que hacer un ‘mea culpa’ de que eso debía haberse comunicado mejor. Faltó una mayor comunicación al público sobre muchos de esos servicios bancarios gratuitos que se brindan. En nuestro caso no es una novedad. Pero el esfuerzo de nuestros competidores de ofrecer servicios sin costo, también es importantísimo. ¿Por qué las tarifas de los servicios financieros en Colombia son tan caras respecto a las de otros países?El debate sobre las tarifas y la inclusión financiera no es sólo un debate en esos campos. Es un debate sobre una cantidad de temas que hay que mirar. Las comparaciones no siempre son fáciles. No puede decirse que en Brasil o Perú es más barato, ya que allá las condiciones del mercado y las estructuras de costos son diferentes a las de Colombia. En el Citi tenemos una cantidad de servicios gratuitos, pero que tenemos que comunicarlos mejor al público.La entidad se ha comprometido a adelantar un plan de expansión. ¿En qué consiste?El año pasado cerramos con 44 sucursales y vamos a llegar a 55 en junio del 2011. En Cali, abrimos una en Imbanaco y otra en Calima. Nuestra apuesta es inaugurar otras en esta ciudad y el Citi Express será clave en esta expansión. Buscamos fortalecer, asimismo, nuestra red de servicios con alianzas como la de vía Baloto donde contamos con 1.800 puntos en donde la gente puede pagar su tarjeta de crédito, hacer consignaciones y retirar dinero. En cuanto al ‘Citi Express’ —que son unos kioskos especializados para atender al público en línea— en este momento operan 32, de ellos 6 en Cali, y queremos instalar un total de 130 para tener una mayor cercanía con nuestros clientes.¿Hay en mente otros nichos de negocios?En banca personal venimos impulsando la modalidad de créditos de libranza, un nicho en el cual antes no estábamos. Tenemos buena cobertura en banca corporativa o hacia las grandes empresas. Y estamos entrando ahora al mercado de las pequeñas y medianas empresas, que es un segmento en el cual buscamos incursionar fuertemente, conectando a su vez a las Pymes con los mercados globalizados a través de operaciones financieras, como pagos y giros internacionales. En este segmento ya contamos con 4.500 clientes. ¿Se ha pensado en incursionar en el segmento hipotecario?Es muy difícil decir que no lo vamos a hacer. Estamos evaluando la rentabilidad de todos nuestros negocios y productos. No lo descartamos, pero no lo tenemos previsto en el corto plazo dentro de la visión de nuevos productos. El foco no es por ahora cartera hipotecaria, un segmento donde nunca hemos estado.Nuestro fuerte es la banca personal. Allí tenemos 470.000 clientes. Y participamos con el 10% en cartera de consumo a escala nacional y el 13% de los plásticos emitidos. No somos un banco de estrato alto como algún día se dijo, aunque trabajamos con 85 de las 100 empresas más grandes del país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad