Alza del dólar también tiene el precio de celulares y televisores por las nubes

Alza del dólar también tiene el precio de celulares y televisores por las nubes

Marzo 16, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Alza del dólar también tiene el precio de celulares y televisores por las nubes

La fuerte subida del dólar está marcada por un petróleo y unos minerales que han bajado en forma significativa de precio, lo que de alguna manera conduce a que hayan menos dólares en la economía colombiana.

La volatilidad de la divisa ya la sienten los consumidores. Entre el 2 de enero y el 14 de marzo del 2015, la moneda subió $269.

La trepada del dólar por encima de los $2.600, cuando hasta mayo del año pasado estaba en $1900 (es decir, $700 más en nueve meses), ha favorecido a algunos y ha dejado damnificados a muchos otros. Los favorecidos, por supuesto, son los exportadores que han podido obtener más pesos por cada dólar que ingresa por sus ventas en el exterior. Y los damnificados han sido los importadores que, por el contrario, tienen que poner más pesos por cada dólar que pagan en sus transacciones.Para quien quiera viajar al exterior, por ejemplo, este no es un buen momento, toda vez que los tiquetes aéreos y los hoteles le costarán más al hacer la conversión a moneda nacional. Y en el aeropuerto o en las casas de cambio le darán menos dólares por los mismos pesos con los que compraba cierta cantidad antes. Si usted adquiría mil dólares debía pagar $1.900.000 hace un año. Hoy deberá pagar $2.600.000 por la misma cantidad de dólares.Los amantes de la tecnología, la mayoría de cuyos productos son importados, han sentido el impacto creciente de la tasa de cambio.Por ejemplo, un celular iPhone 6 que en noviembre pasado fue lanzado a un precio de $1.700.000 hoy cuesta $2.300.000. Y la última generación de televisores y electrodomésticos en general, que son importados, están teniendo un ajuste de 10 % y 15 % o más en sus precios, según algunos distribuidores.De esa alza no se salvan los alimentos. “Nosotros importamos más de 10 millones de toneladas de alimentos al año, desde harina para hacer el pan, hasta granos como lentejas, fríjol y arvejas, y otros como aceite de soya, y en esos productos el consumidor final se va a ver afectado”, indicó José Roberto Concha, jefe del Departamento de Mercadeo y Negocios Internacionales de la Universidad Icesi.De hecho, Martha Vargas, una ama de casa caleña, dice que los precios de los alimentos básicos se han disparado. Una libra de fríjol en diciembre le costaba $2.200 y hoy vale $2.470 y una libra de arroz pasó de $1.300 a $1.690, para citar solo dos casos. Los productores de huevo, otro producto de consumo básico, también prevén una mayor alza en el producto por cuenta de la devaluación que llega al 40% en el último año, ya que hay mucho producto importado.En el sector automotriz y de autopartes los impactos son aún más fuertes. Un concesionario de vehículos coreanos confirmó que uno de los autos más vendidos que se ofertaba en octubre pasado en $39.900.000 hoy, seis meses después, cuesta $46.700.000.Tulio Zuluaga, presidente de Asopartes, indicó que “los importadores han tenido que jugar casi que una ruleta rusa, porque cuando empezó la subida del dólar en diciembre y principios de enero había inventarios todavía con dólares a precios bajos; entonces se pudieron mantener los precios de acuerdo a la mercancía que venía llegando y podían promediar”. Pero ahora, agrega, “con esta subida, día a día la situación se les complica porque están importando con un dólar alto, en la próxima importación se sube más el dólar y eso genera un problema para fijar los precios del mercado”.Los beneficiadosPor el contrario, los exportadores resultan ser los más beneficiados con esta disparada del dólar.Los floricultores, caficultores, exportadores de banano, pero sobre todo exportadores de carbón, petróleo (pese a la caída del precio), azúcar y confecciones resultan ser los más beneficiados con el actual alza del dólar. Esas industrias, salvo el petróleo, van a crecer mejor en esta coyuntura.También se favorece el turismo receptivo, toda vez que Colombia se vuelve competitiva para los extranjeros que pueden comprar más con sus dólares convertidos a pesos en el país. El sector hotelero espera que en la actual coyuntura económica y con la llegada de la Semana Santa su actividad pueda crecer al menos un 10 % más de lo previsto.Concha, por su parte, manifestó que aunque los más beneficiados son los exportadores, lo más preocupante es que las exportaciones no han aumentado y más específicamente las exportaciones de manufacturas. “Yo quisiera entender que lo que está pasando es que no se pueden aumentar las exportaciones de la noche a la mañana, pero si los mayores ingresos que pueden tener los industriales por ventas al exterior no los invierten en tecnología, en máquinas con mayor eficiencia, en mejorar la productividad de la empresa y en conquistar mercados internacionales, sino que simplemente usan esos mayores ingresos como utilidades para su compañía, eso sería fatal para el crecimiento de la economía nacional”, advirtió Concha.Pero ese crecimiento no es fácil. El presidente de la Asociación Nacional de Industriales, Andi, Bruce Mac Master, explicó que pese al dólar favorable “no es fácil aprovechar las exportaciones porque vender no es fácil, por eso debería ser importante el ejercicio de aprovechar los TLC”.Sin embargo, señaló que hay unos ‘commodities’ (bienes básicos que se negocian en bolsas internacionales) como carbón y petróleo y ahí se podría pensar en que entren más dólares, sobre todo en carbón, dada la baja sustancial que ha tenido el barril del crudo.Otro ganador con la devaluación, dice Concha, ha sido el Banco de la República porque todas sus reservas en dólares se valorizaron y llegan a $22 billones cuando estaban de capa caída. Sin embargo, el Estado pierde con el servicio de la deuda externa en dólares. Finalmente, también se están beneficiando quienes tienen ingresos en dólares y los que tengan ahorros en la moneda norteamericana.Lea también: "Dólar alto ayuda a la competitividad del país": Ministerio de Hacienda Recomendaciones para sobrevivirCon un dólar caro como el actual, la primera recomendación de los expertos es procurar no endeudarse con productos importados que van a ser más costosos. Según Daniel Castellanos, experto en finanzas, con esta tendencia en el dólar todos los productos importados como carros y electrodomésticos van a tener un aumento de precio muy fuerte. “Toca empezar a recortar un poco ese tipo de gastos en dólares. La primera sugerencia es esperar para adquirir productos de alto valor cuando la divisa esté más barata”, anota.Una segunda recomendación es restringir los gastos de los viajes al extranjero, porque de igual manera, se trata de minimizar la compra de cualquier otro producto en dólares.Un tercer consejo es que si se tiene negocios en pesos y se endeuda en dólares, se va a encarecer la deuda por lo que se recomienda realizar un presupuesto ordenado.Una cuarta sugerencia es evitar el uso de la tarjeta de crédito en el exterior, por eso si manejan tarjetas con dólares, la recomendación es suspenderlas por un tiempo o reducirlas. “El aumento del dólar no es gratis, tiene un impacto para todas las personas. Pero no es tan grave, porque los gastos son en su mayoría en pesos”, señala Gonzalo Palau, economista de la Universidad del Rosario. Sin embargo, recordó que una parte de los gastos de la canasta familiar del colombiano promedio está afectada por productos con componentes importados. “Pero no es que sea el final de los días, porque el dólar estuvo casi a $3000 hace unos 10 años”, advirtió el analista.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad