Alimentos retarán el bolsillo de los hogares en el 2011

Diciembre 12, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra Reportero de El País

Aunque el abastecimiento de alimentos en Colombia todavía es normal, el panorama podría ser a otro precio en el 2011 por las secuelas que se prevé dejará la actual ola invernal.

Aunque el abastecimiento de alimentos en Colombia todavía es normal, el panorama podría ser a otro precio en el 2011 por las secuelas que se prevé dejará la actual ola invernal.Eso significa que los hogares tendrán que preparar el bolsillo, ya que los daños en cultivos, granjas avícolas y fincas ganaderas por las inundaciones, ya pasan de los dos billones de pesos. Y lo peor es que la recuperación de las 195.000 hectáreas de tierras afectadas por las inundaciones podría tardar entre 3 y 9 meses, dependiendo de la magnitud de los daños, estima el presidente de la Sociedad de Agricultores, Rafael Mejía López. Sólo 100.000 hectáreas están prácticamente perdidas. Pero según Mejía esas tierras apenas representan el 4% de las áreas comprometidas. Pese a ello, el panorama es poco halagador. En el centro y norte del Valle del Cauca hay unas 25.000 hectáreas anegadas donde había sembrados de frutas, como maracuyá, papaya, melón y lulo, incluyendo caña de azúcar y hortalizas. Aún con dicho balance, los gremios agrícolas y pecuarios dan un parte de tranquilidad, pero admiten que las condiciones podrían cambiar, ya que muchas cosechas quedaron bajo el agua. Esa realidad la reconoce el propio ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, al señalar que “inexorablemente habrá incrementos de precios, no por baja producción, sino por dificultades para sacar las actuales y las próximas cosechas hacia los centros de consumo ante el grave deterioro de la malla vial”.Alimentos como la papa, el arroz, el azúcar, algunas verduras y hortalizas como la arveja y la habichuela y la cebolla, vienen subiendo de precio en supermercados, tiendas de barrio y centrales de abastecimiento. Son alzas que oscilan entre un 8% y el 45%. Y el factor calidad en algunos casos no es el mejor.Sólo la papa ha registrado en la última semana un incremento del 20%, lo que sin duda impactará la inflación para lo que resta del 2010. Entre enero y noviembre la inflación en alimentos ha registrado una variación del 2,39%. Y podría ser mayor al cierre de diciembre por el efecto invernal.“El abastecimiento no se ha alterado, ya que el último jueves de mercado llegaron 2.568 toneladas de alimentos a Cali, un 3% más que el lunes, pero algunos productos perecederos están sufriendo algunos reajustes”, señala Oliver Medina, jefe de precios de la Corporación de Abastecimientos del Valle, Cavasa.El fríjol, otro de los alimentos infaltables en la mesa de los colombianos, ha comenzado a escasear, por lo que sus precios han subido entre 10% y 15%. Octavio Quintero, presidente de Asocomgrac, el gremio de los distribuidores de granos, afirma que hay inconvenientes para el abastecimiento desde Huila, Tolima, Nariño y el Cauca. En jaque avicultores y ganaderosTras el ahogamiento de 75.000 aves de corral en galpones de Valle y Santander, los precios del huevo subieron. Por eso, la unidad está a $230, para un alza del 10%. Sin embargo, en pollo los precios aún son estables. Ambos departamentos aportan el 45% de la oferta avícola nacional. Según el presidente de la Federación Nacional de Avicultores, Fenavi, Jorge Enrique Bedoya, las pérdidas en ese sector van hasta el momento en $5.000 millones, ya que las inundaciones afectaron a 2.600 de las 5.200 granjas. A la fecha hay obstáculos para la alimentación avícola por las demoras en el transporte de insumos importados, como la torta de soya desde Buenaventura y la Costa Atlántica.Pero si por el lado avícola los problemas son serios, el drama ganadero es aún más preocupante.“En 842 municipios tenemos 70.000 predios afectados y un millón de hectáreas bajo el agua”, afirma José Félix Lafaurie, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos. Unas 2,1 millones de reses tuvieron que ser llevadas a zonas de ladera, luego del ahogamiento de 40.000 en la Costa y la Sabana de Bogotá.Aún así, los precios de la carne de primera permanecen estables en Cali. El kilogramo de ese alimento se expende entre $12.000 y $14.000. Lafaurie no descarta que en el 2011 haya movimientos alcistas en leche y carne al reducirse la producción, ya que habrá que recuperar miles de hectáreas de pastos y praderas.Ante tales perspectivas, lo mejor es prepararse para asumir las eventuales alzas en los alimentos, por culpa de las travesuras del fenómeno climatológico de La Niña.“Hay especulación”: arrocerosEl arroz es uno de los alimentos clave en la dieta de la mayoría de las familias colombianas. Y por culpa del invierno su precio ha subido entre un 6%& y un 8% en los últimos días.Sin embargo, el presidente de Fedearroz, Rafael Hernández, sostiene que la oferta de ese cereal es normal hasta el momento, y por lo tanto las alzas no se justifican.Reconoce que por culpa de las primeras inundaciones entre julio y agosto de este año se perdieron 12.000 hectáreas de arrozales en la región de la Mojana, que comprende los departamentos de Sucre, sur de Bolívar y Córdoba. Y en el segundo semestre hubo otras 8.000 hectáreas. En total se perdieron 60.000 toneladas.Pese a ello, Hernández, asegura que esas pérdidas no han afectado para nada la producción ni la oferta nacional de ese alimento básico. Tanto que para el cierre del 2010 se prevé una producción de 450.000 toneladas, superior a la del 2009.“Si ha habido alzas en los precios comerciales las mismas son el resultado de la especulación, porque hay arroz suficiente. Pienso que hay especulación, porque la industria está vendiendo arroz a precios normales”, afirma el dirigente.Los últimos inventarios en la Bolsa Nacional Agropecuaria arrojan una disponibilidad de 440.000 toneladas de arroz paddy, y a partir del 15 de diciembre saldrá la nueva cosecha.En supermercados de Cali la arroba de arroz se expende a $26.500, según se estableció.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad