Alemania mantiene su oposición a los eurobonos de cara a la cumbre

Mayo 22, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE
Alemania mantiene su oposición a los eurobonos de cara a la cumbre

La canciller alemana, Ángela Merkel (izq), el ministro saliente de Medio Ambiente, Norbert Röttgen (dcha), y su sustituto, Peter Altamaier.

La canciller alemana, Ángela Merkel, viajará este miércoles a la cumbre informal de la Unión Europea sin ceder en su rechazo a la posibilidad de emitir eurobonos.

La canciller alemana, Ángela Merkel, viajará este miércoles a la cumbre informal de la Unión Europea sin ceder en su rechazo a la posibilidad de emitir eurobonos lo que, según fuentes del gobierno alemán, ni siquiera se considera como un tema que deba ser tratado mañana por los jefes de estado y de gobierno."No lo vemos como un tema para mañana", dijo este martes un alto funcionario del gobierno alemán al ser preguntado sobre el debate acerca de la posible emisión de deuda pública conjunta por parte de los países de la UE."El debate sobre los eurobonos no es nuevo y nuestra posición es conocida: no consideramos que sea una herramienta adecuada para enfrentar la crisis", agregó el mismo funcionario.Además, los eurobonos, según la mismas fuentes, son un instrumento que no estaría amparado por ninguno de los tratados europeos y que incluso están prohibidos por un artículo que determina que ningún estado de la UE puede ser llamado a responder por las deudas de otro.Una eventual introducción de los eurobonos, según el gobierno alemán, implicaría profundos cambios en los tratados europeos con todo lo que esto implica.Además, el gobierno de Merkel no ve razón para cambiar de estrategia en la lucha contra la crisis por considerar que las causas de la misma no han cambiado.Por ello, Berlín es partidario de mantener la estrategia de consolidación presupuestaria, ratificación del pacto fiscal y reformas estructurales y los mecanismos de estabilización financiera.En el gobierno alemán se rechazan igualmente alusiones a un distanciamiento con Francia, pese a que el nuevo ministro de Finanzas galo, Pierre Moscovici, se haya pronunciado claramente a favor de los eurobonos en su primera visita a Berlín.El discurso oficial del gobierno alemán apunta a que la posición que defiende no es otra cosa que la que está recogida en los instrumentos que han sido aprobados por todos los socios europeos para enfrentar la crisis."Hemos desarrollado conjuntamente una estrategia que ha sido aprobada por todos", dijo una fuente gubernamental.Por ello, las decisiones que se tomen en la cumbre oficial de finales de junio, según Berlín, deben partir de esa estrategia.La posición frente a Grecia también se mantiene y con ella la exigencia de que el gobierno que salga de las elecciones del 17 de junio cumpla con los compromisos de ajuste fiscal como condición para recibir la ayuda europea.Pese a las voces que piden una flexibilización en la estrategia para enfrentar la crisis, desde varios gobiernos europeos y desde varias instituciones, Alemania no se considera aislada en su posición rígida.Así, por ejemplo, las fuentes gubernamentales hicieron alusión a la reciente reunión entre Merkel y el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en la que este reiteró su voluntad de continuar con su programa de reformas, en el espÍritu de la estrategia definida para hacer frente a la crisis europea.Alemania tampoco considera que haya un distanciamiento frente a Francia, pese a los nuevos acentos que quiere poner su nuevo presidente, Fraois Hollande, en la lucha contra la crisis.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad