Alcaldía de Buenaventura pone freno a obras del Puerto de Aguadulce

Junio 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Buenaventura
Alcaldía de Buenaventura pone freno a obras del Puerto de Aguadulce

El Puerto de Aguadulce es un terminal marítimo que cuenta con inversión de empresarios filipinos y que sería el quinto puerto en el Valle.

A través de una resolución, la Administración Municipal solicitó la suspensión de las obras del proyecto portuario que ya llevan más del 90 % de ejecución y cuenta con una inversión de US$ 500 millones.

A través de la resolución 05 del 15 de junio de 2016, la Alcaldía de Buenaventura solicitó la suspensión de las obras de la Sociedad Puerto Industrial Aguadulce, que se adelantan desde hace nueve años y que estaban previstas para entregarse en el próximo trimestre.

El principal argumento de la administración municipal es que dicho proyecto, que cuenta con una inversión superior a los US$ 500 millones, no cuenta con las licencias válidas para su ejecución.

Según el secretario de gobierno de Buenaventura, Luis Fernando Ramos, "la Sociedad Portuaria Industrial Aguadulce es infractora urbanista porque está haciendo uso de dos circulares, la 001 de mayo de 2015 y la 002 de noviembre de 2015, que fueron expedidas de forma irregular por la anterior administración".

Lea también: El Valle del Cauca alista su quinto terminal portuario

De acuerdo con el funcionario, con dichas circulares el proyecto obtuvo la licencia de construcción por parte de la Curaduría, lo que los eximió de realizar un plan parcial sobre las áreas que son propiedad de particulares.

Esto en palabras de la Alcaldía quiere decir que a la Sociedad Portuaria Industrial Aguadulce se le otorgó una licencia como si se tratara de una edificación cualquiera y no una entidad con actividad portuaria, lo que disminuye considerablemente los impuestos que deben asumir por estar asentada en Buenaventura.

Por su parte, los voceros del proyecto indican que se trata de una obra de interés nacional y que por ende la Alcaldía no tendría porqué realizar estas exigencias. No obstante, el ente local expidió una resolución por medio de la cual se les notifica de la apertura de un proceso administrativo sancionatorio.

Según la Alcaldía, el nuevo terminal portuario habría dejado de asumir hasta $ 2500 millones en impuestos para el distrito. Por esto, a través de la exigencia del plan de parcial, estaría evitando que más empresas portuarias se asienten en el puerto sin cumplir con las normas legales.

"Estamos pidiendo que nos muestren cómo van a ejecutar su plan parcial, que lo presenten al Concejo y si este lo aprueba, pueden reiniciar la obra", mencionó el secretario de Gobierno de Buenaventura.

La notificación de la Alcaldía ya habría sido enviada a los encargados de la obra, que tendrían que paralizar los trabajos. Si no se resuelven las diferencias entre la Administración Municipal y las directivas del proyecto, la obra podría estar detenida hasta por 120 días.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad