Aerolínea VivaColombia enciende la guerra por las tarifas aéreas

Junio 04, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Luiyith Melo García Reportero de El País
Aerolínea VivaColombia enciende la guerra por las tarifas aéreas

En el caso de Cali, VivaColombia tendrá vuelos directos a Cartagena o San Andrés, sin hacer escala en Bogotá como ocurre hoy con otras aerolíneas. La competencia local no sólo es por tarifas, sino por rutas.

Tras la entrada de la aerolínea de bajo costo, otras compañías empezaron a lanzar promociones para no perder clientela.

El despegue de los primeros vuelos con tarifas insospechadas de la aerolínea VivaColombia entre Medellín y Bogotá, y Medellín y Cartagena empezó a calentar el mercado de las tarifas aéreas en el país.La aerolínea de bajo costo, única de su género en Colombia, empezó a promocionar pasajes a $29.900 por trayecto, que con impuestos y tasas incluidas quedan en $58.584, un valor menor al que vienen ofreciendo las compañías de la competencia.Para ofrecer esa tarifa que sorprendió a todo el mundo, la aerolínea ha recortado algunos servicios al viajero, como el porte de maletas en bodega. Sólo se le permite un equipaje pequeño de mano, que no supere los diez kilos.Eso quiere decir que si el viajero quiere llevar maletas como lo hace en un vuelo regular, debe pagar un precio adicional. Por ejemplo, además, del equipaje de mano de 10 kilos es posible llevar otra maleta en bodega de 20 kilos y en ese caso el valor del tiquete se eleva a $89.384 por trayecto.Con estas tarifas superbaratas, el viajero no tiene la posibilidad de escoger silla en el avión. Si quiere entrar primero y tomar un buen puesto debe pagar $10.000 adicionales para entrar por una ‘fila express’ que no superaría los 10 ó 15 pasajeros.De igual manera, para obtener esos precios bajos, el viajero debe adquirir el pasaje por Internet con meses de anticipación directamente a la compañía y de acuerdo a la disponibilidad de sillas.Por ahora, VivaColombia sólo está haciendo dos vuelos con un avión. Uno que sale a las 12:05 del mediodía de Medellín hacia Bogotá. Y después de la 1:00 p.m., el avión se devuelve a Medellín para tomar el vuelo a Cartagena.El presidente de la aerolínea Fred Jacobsen, indicó que la operación se irá ampliando paulatinamente. Aunque la Aeronáutica Civil le autorizó servir 32 rutas en el país, el ejecutivo dice que no se quieren apresurar. Durante los dos primeros meses se cubrirán los seis principales destinos nacionales que son Bogotá, Cali, Cartagena, Barranquilla, Santa Marta y Bucaramanga.Después la operación se extenderá a San Andrés, Montería, Pereira y Apartadó. La inclusión de destinos intermedios servidos con vuelos directos desde Medellín donde está su base de operaciones, es otra novedad del negocio.Otro jugador importante que llegó a competir en el país fue LAN, el gigante chileno que está presente en 28 países. Con la adquisición que hizo de Aires -una aerolínea colombiana de bajo costo que tuvo problemas para sostenerse en el mercado-, LAN ha logrado alcanzar hoy poco más del 25% del mercado doméstico colombiano.Pablo Yunis, ejecutivo de LAN, dijo que “lo primero que había que hacer desde hace año y medio cuando se compró Aires era arreglar la casa y a partir de diciembre pasado, tras obtener las certificaciones internacionales, pasamos a operar como LAN y ahora tenemos más expectativas de ser un jugador importante en el mercado aéreo de Colombia”.La empresa incorporó 26 aviones en flota doméstica, seis de los cuales son Airbus 320 de 168 asientos que llegaron en los últimos días lo cual permite ofrecer seis rutas domésticas diarias.Yunis sostuvo que pese a que ha arrancado una carrera por tarifas, la competencia en la industria aeronáutica no sólo se da en ese aspecto, sino en seguridad y servicio y a eso le está apostando LAN.Aunque su página no registra tarifas tan económicas como las de VivaColombia, Yunis dice que están a la par de la competencia y que hace poco se abrió una oferta de $99.000 por trayecto a cualquier destino nacional que se vendió bien y movió unos cien mil viajeros.Copa Airlines, por su parte, registra tarifas más bajas. En promoción es posible comprar un pasaje Cali-Bogotá por $48.000 sin impuestos ni tasas incluidas y por $58.000 en tarifa económica.En la misma ruta, Avianca ofrece en tarifa económica un doble trayecto, ida y vuelta, por $175.160 en promoción; es decir, $87.580 por trayecto. Y en la ruta Bogotá-Medellín vendió en la última semana tiquetes ida y vuelta a $108.000, lo que costaba un solo trayecto, pero manteniendo la cantidad de equipaje y alimentos de un vuelo en clase económica.Para algunos analistas, la guerra de tarifas durará hasta que se haga insostenible la operación de las empresas con esos precios.Germán Jaramillo, presidente del Comité Intergremial de Cali, sostiene que aquí como en todos los sectores debe operar el libre mercado, siempre y cuando sea responsable y sostenible. Los precios también tienen que ser responsables y el papel de la Aerovicil es garantizar que no lleven al deterioro de la seguridad aérea y del negocio mismo por el bajo costo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad