Acuerdo con Venezuela abre nuevos caminos a los exportadores

Febrero 12, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Acuerdo  con Venezuela abre nuevos caminos a los exportadores

Sergio Díaz-Granados, ministro de Comercio.

El ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, dice que seguirán buscando mecanismos para que les paguen a los empresarios.

En quince días podría entrar en vigor el nuevo acuerdo comercial entre Colombia y Venezuela, que venía negociándose desde el pasado mes de noviembre, y que de alguna manera normalizará las relaciones comerciales con el vecino país.Esta semana el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, informó que ya se cerraron las discusiones y se está a la espera de la firma por parte de los dos gobiernos, hecho que se anunciará en pocos días.La noticia abre de nuevo la expectativa de los empresarios por retomar un mercado que en el 2008 le representó al país US$5.400 millones, sin embargo, el Ministro afirma que se están creando mecanismos para que la industria vuelva a exportar a Venezuela, pero que los empresarios no se pueden olvidar de la diversificación de los mercados.Los empresarios consideran positivo el desarrollo de este acuerdo comercial, pero también son temerosos de retomar las exportaciones. ¿Qué les puede decir a los que dudan del restablecimiento de las relaciones con el vecino país?Que lo que hemos dado es un primer gran paso, que es tener un marco jurídico para el comercio con Venezuela, creo que esto es importante, que además reconoce todo el valor histórico del comercio que se ha tenido con este país en los últimos años. Es un trabajo que se venía haciendo desde el 28 de noviembre del año pasado, cuando se firmó un acuerdo marco para reactivar este comercio. Luego se negociaron unos anexos que ya están listos, de tal forma que en poco tiempo entrará en vigencia.¿Qué resultados deja esa negociación y ese acuerdo?El resultado es positivo para Colombia, pues más del 91% de las partidas que se exportaron entre los años 2006 y 2010 quedaron en cero arancel. Y eso incluye mucho de la producción agropecuaria e industrial del país. Son más de US$4.000 millones de ventas históricas a Venezuela que quedarán con tratamiento especial. Unas 93 subpartidas tendrán un tratamiento preferencial, es decir, con 50% ó 70% menos del arancel que tienen esos productos para el resto de países en el mundo. Es una buena noticia para los exportadores, ya que hay un nuevo acuerdo que reemplaza las prórrogas que se habían dando en los últimos 9 meses, desde que Venezuela se retiró de la Comunidad Andina de Naciones.¿Cómo quedó en esa nueva negociación la venta de vehículos que estuvo muy afectada en el pasado?Los vehículos entrarán con cero por ciento de arancel a Venezuela y el 100% de las autopartes podrán ser exportadas. Todos los empresarios saben que para entrar al mercado del vecino país se requiere de unos trámites de licencia previa de importación que tienen que gestionarse para hacer efectiva la compra. Son reglas que tienen para cualquier país Brasil, México o Francia. Pero el tratamiento arancelario es cero por ciento para el 91% de los productos que se venden allá.¿Qué viene después de la firma del acuerdo, quedaron todos los temas resueltos?Hacia adelante hay que seguir trabajando en dos frentes, por un lado, las normas en cuanto al transporte de carga terrestre para ordenar estos procesos y por otra parte, mirar alternativas sobre los mecanismos de pago. Son dos temas que estamos empeñados en trabajar con los empresarios colombianos y con el gobierno venezolano para ir identificando rutas que le den certeza y prontitud a la cartera de exportaciones. Eso son los puntos que siguen ahora, pero lo más importante es que dimos unos pasos que despejan las dudas y las incertidumbre que había con este mercado.Los empresarios temen por el tema de los pagos, ¿Se negoció un nuevo método?Lo que teníamos que hacer primero era resolver las reglas del comercio y eso ya quedó listo y ahora seguimos trabajando en el tema de pagos, porque este es un mercado que tiene regulaciones especiales, no sólo para Colombia, sino para todos los países que comercian con Venezuela y esas reglas que se refieren a la adquisición de divisas y licencias previas hacen mucho más complejo el proceso de exportación. Hemos sido claros que ese tema no era sujeto de la negociación, pero sí es un punto importante para trabajar. Vamos a continuar buscando mecanismos de pagos para garantizar más rapidez en los desembolsos. No sabemos cuál sería la fórmula, pero estamos trabajando en una alternativa de pago directo.Pero ya queda a la discrecionalidad de cada exportador de entrar o no a este mercado. Lo que nosotros queremos es abrir autopistas o caminos para que cada quien recorra lo que a su juicio tenga que recorrer.¿Ya se pagó toda la deuda que tenía Venezuela con los empresarios colombianos?Cuando llegamos habían dudas sobre el monto total que oscilaba entre US$800 millones y más de US$1.000 millones. Se han revisado aproximadamente unos US$1.100 millones y se han pagado más de US$920 millones y hay otro porcentaje por encima de esa cifra que tiene serias dudas sobre su transparencia tanto en Colombia como en Venezuela y en este momento se trabaja con las autoridades aduaneras de cada país.De todas maneras las exportaciones con Venezuela se han reactivado. ¿Qué metas nuevas hay con el acuerdo comercial?Las exportaciones han crecido porque hay una relación de muchos años entre las empresas venezolanas y las colombianas y esa relación permite que todavía el comercio siga fluyendo. El año pasado las ventas crecieron 20% y sumaron más de US$1.500 millones y es posible que este año crezcan otro 20%. Alcanzar los niveles de exportaciones que había antes con Venezuela será muy difícil, lo importante es que haya diversificación. Ya hemos logrado que las ventas de las manufacturas se diversifiquen en toda Latinoamérica, ese es el mecanismo que se debe seguir.Venezuela es una opción de mercado natural porque es nuestro país hermano, pero hay muchas otras alternativas donde también se puede crecer. De forma que lo que estamos haciendo es dando a los exportadores una nueva herramienta, una nueva opción.¿Qué beneficios trae para los consumidores colombianos el nuevo acuerdo con Venezuela?Muchísimos porque la complementariedad histórica que ha existido con Venezuela ha sido de las más altas en América Latina. Colombia compra de Venezuela lo que se requiere para la transformación en el mercado colombiano. Hemos adquirido insumos de la química, para la industria metálica y materiales para construcción y enviado muchos productos alimenticios.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad