Acelerarán la liquidación de firmas inactivas

Julio 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa

La Ley 1429 o de formalización fija como límite el diciembre 31 del 2011.

Las empresas que figuran como inactivas pasarán a ser liquidadas con la Ley 1429 o de formalización. Según Julián Domínguez, presidente de Confecámaras, la ley anteriormente no establecía un plazo para liquidarlas, pero ahora ya se cuenta con los mecanismos necesarios para que ese tipo de firmas desaparezcan.La Ley 1429 establece que las sociedades, cuya última renovación de su matrícula mercantil se efectuó 10 años antes de la entrada en vigencia de la Ley (29 de diciembre de 2010), tienen un plazo de 12 meses desde la vigencia para que cumplan con la liquidación.Si al 31 de diciembre no han cumplido con la obligación, las empresas serán disueltas y cualquier persona que demuestre un interés legítimo podrá solicitar a la Superintendencia de Sociedades que designe un liquidador.Las Cámaras de Comercio se encargarán de excluir del registro mercantil las empresas de personas naturales que lleven más de 10 años inactivas. Este proceso iniciará en el segundo semestre de 2011. Domínguez afirmó que las cámaras no ejercen control de la actividad económica de las compañías. “Las cámaras registran y llevan la información de las empresas, pero le corresponde al gobierno ejercer el control”, afirmó Domínguez.El superintendente de Sociedades, Luis Guillermo Vélez, dijo que actualmente supervisan 26.000 sociedades, las más importantes y grandes, de las 300.000 registradas en el país.El escándalo de la Dian puso al descubierto los pocos controles que se ejercen para evitar la utilización de las empresas. Por esto, Vélez dijo que se realizarán unos cambios en el sistema de registro mercantil. Se debe utilizar la tecnología para crear los sistemas de registro y de información empresarial que permitan saber quiénes son los verdaderos dueños de las sociedades”, añadió el funcionario.En el millonario fraude a la Dian, muchas firmas inactivas fueron utilizadas de manera fraudulenta para solicitar la devolución del IVA a través de exportaciones ficticias sustentadas en facturas y documentos falsos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad