Acabar tasa de usura, primera petición de banqueros a próximo Gobierno

Acabar tasa de usura, primera petición de banqueros a próximo Gobierno

Marzo 18, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Créditos tasas de interés bancos Deuda

De eliminarse este techo en la tasa de interés a los créditos, los bancos podrían abrir la puerta a nuevos usuarios, así su perfil de ingresos sea inferior al
de otros usuarios.

Fotolia / El País

La polémica sobre si la llamada tasa de usura se debe eliminar ha vuelto a cobrar vigencia en las últimas semanas, no solo como una forma de bancarizar a más colombianos, sino para que puedan acceder de manera fácil a los créditos de consumo u ordinarios.

Hoy, esa tasa —que antes se fijaba trimestralmente— pero que hoy se establece cada mes, está en 31,02% para el presente mes de marzo, nivel que muchos consideran demasiado alto.

La tasa de usura es por ley, el límite o el máximo interés hasta donde el sistema financiero puede cobrar por un préstamo a las personas o empresas. Si ese nivel se supera, se constituye un delito.

Sin embargo, para los banqueros al mantenerse ese techo por parte del Gobierno, se ha impedido que más personas estén vinculadas al sector, ya que por esa razón las exigencias son mayores a la hora de otorgar un crédito.

Lea también: 'Siga cinco pasos para tener un buen manejo de sus finanzas'.

Al no existir tasa de usura los bancos le colocarían a sus clientes tasas diferenciales (más altas o bajas) conforme a su nivel de ingresos y garantías de pago, con lo que se favorecerían especialmente aquellos que tengan un mejor perfil. Pero también podrían acceder personas de menores ingresos.

Para el director de estudios económicos de la firma Credicorp, Daniel Velandia, “la tasa de usura tiene el inconveniente que limita el acceso de clientes de mayor riesgo al sistema financiero”.

Recordó “que las personas de bajos ingresos tienen acceso a tasas que pueden llegar a superar el 200% en el mercado del gota a gota. Con esto es que compiten los bancos.

Y agregó: “La eliminación de esa tasa o su incremento podría llevar a más acceso de usuarios, que hoy no lo tienen, al sistema financiero por su alto riesgo de impago, dado su nivel de ingresos”.

Hoy en Colombia cinco de cada diez ciudadanos tienen un producto formal como cuentas de ahorro o corriente y tarjetas de crédito. Es decir, de 49,6 millones de ciudadanos, apenas 26,6 millones están insertos en la economía a través de la banca. El resto —unas 23 millones de personas— no tiene acceso a servicios financieros.

De eliminarse este techo en la tasa de interés a los créditos, los bancos podrían abrir la puerta a nuevos usuarios, así su perfil de ingresos sea inferior al
de otros usuarios.

Un límite injusto

Hasta el propio superintendente financiero, Jorge Castaño, es partidario de abolir esa tasa.

En concepto del funcionario ese techo es injusto, porque “como existe el límite de la tasa de usura, generalmente los intereses en tarjetas de crédito se pegan a la misma, y no importa si usted es un deudor calificado, con buenos hábitos de pago, pues cancela la misma tasa que uno con menos capacidad de pago, e incluso sí está moroso”.

Recalca que en el futuro “la idea es tener mejor distribución (de tasas) para entender cómo se fijan por parte de los bancos, y creería que podríamos movernos a un escenario en el cual haya una definición de tasas dependiendo del perfil de riesgo del deudor. A mayor riesgo, es legítimo cobrar intereses más altos. Y cuando el riesgo sea menor, se cobre una tasa más baja”.

Lea también: '¿Se debe eliminar la tasa de usura?, esto dice el Superintendente Financiero'.

Eso facilitaría, que personas de menores ingresos —en especial de los estratos populares— puedan tener acceso a los créditos, ya que aunque pagarán intereses más altos al principio, una vez se conviertan en deudores cumplidos y bancarizados con todos los servicios, esas tasas bajarán automáticamente para su beneficio.

Los banqueros confían en que el nuevo Congreso de la República y el próximo Presidente de la Nación aborden de nuevo ese tema.
El nuevo presidente del Banco Colpatria, Jaime Alberto Upegui, considera que “ese techo debería eliminarse, porque para eso está la competencia entre los bancos, aunque es importante una mayor formalización de la economía para que más personas ingresen al sistema financiero”.

Los posibles abusos

Para muchos colombianos abolir esa tasa abriría supuestamente la puerta a muchas entidades para cobrar intereses astronómicos a los usuarios, al no haber límite de usura.

Al respecto, el superintendente Jorge Castaño, pone de presente que “como en Colombia la usura es un delito, eso tendría que modificarse en el Congreso de la República. Es cierto que esa tasa limita los abusos de las entidades, pero eso se podría controlar de otra forma”.

Sin embargo, recalca que “es una discusión que el país debe dar, ya que desde el punto de vista técnico las tasas de interés no deberían tener límites (con la usura), ya que habría más competencia en los bancos e inclusión financiera en sectores (populares) donde más la necesitamos”.

Es la “vacuna” contra el flagelo del llamado gota a gota, como se le conoce a los créditos que se transan usualmente en el mercado informal.

¿Y el 4 x 1000?

El llamado gravamen a los movimientos financieros o 4 x 1000 es otro tema pendiente de debate para buscar su eliminación.

Al respecto, el economista Daniel Velandia señala que “el 4 x1000 es completamente antitecnico porque estimula el uso de efectivo, pero es totalmente conveniente desde el punto de vista fiscal porque nadie lo puede evadir, así que le doy una probabilidad muy baja a que lo eliminen”.

Sin embargo, Santiago Perdomo, ex presidente del Banco Colpatria sugiere que se implemente un impuesto al porte de dinero en efectivo para estimular más las transacciones electrónicas.

En su concepto, ello reduciría el fleteo y haría más económicas las operaciones digitales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad