A pesar de las dificultades económicas, el Grupo Grajales lucha por volver a salir a flote

Mayo 26, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Cartago
A pesar de las dificultades económicas, el Grupo Grajales  lucha  por volver a salir a flote

el año pasado el Grupo Grajales, del que dependen miles de puestos de trabajo de La Unión, Roldanillo y Toro, entre otros, logró reducir las pérdidas que tuvo en el 2010.

Si bien la organización no ve en el horizonte un clima despejado para que pueda salir adelante, la ‘pelea’ que dan los trabajadores en coordinación con el Estado para recuperar el ritmo productivo de otrora es constante.Poco a poco parece que a esa ‘batalla’ económica y social se le están ganando algunos ‘rounds’. Para empezar, el año pasado el Grupo Grajales, del que dependen miles de puestos de trabajo de La Unión, Roldanillo y Toro, entre otros, logró reducir las pérdidas que tuvo en el 2010. En esa vigencia sumaron $13.274 millones, pero un en el 2011 las bajó a $3.218 millones, según el corte de cuentas que en la víspera hizo el agente depositario de la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, Andrés Mejía, quien prácticamente está a cargo de las finanzas de todas las unidades de negocios del Grupo.Son siete unidades, pero hasta principios de año la DNE manejaba cuatro (Grajales S.A., Casa Grajales, Transporte Espíritu Santo y Ready Fruit). Las tres restantes estaban en manos del controvertido Grupo C. Lozano. Ellas son: Hotel Los Viñedos, Agronilo (una empresa de frutas) y Frexco (procesadora de pulpas), pero a raíz de presuntos incumplimientos de Lozano estas empresas volvieron a ser manejadas por la DNE. Ocurrió en febrero de este año. ¿Qué se propone?Las esperanzas están concentradas en los nuevos proyectos de diversificación de cultivos como zanahoria, melón, menta, hinojo, maracuyá, zapallo y brócoli, pensando en productos de exportación.No obstante, para ello el depositario solicitó a congresistas del Valle que asistieron a la reunión de este viernes gestionar el permiso para vender activos fijos -no terrenos- por valor de $10.000 millones para cubrir deudas, retirar al Grupo Grajales de la Lista Clinton y obtener una amnistía de la Dian en el pago de impuestos. Si la amnistía no prospera se propone entregar un predio como pago de los impuestos atrasados.Germán Villegas, senador de la República y presidente de la subcomisión en el caso Grajales, asumió el compromiso de gestionar tales peticiones y sacar adelante el Grupo Grajales como punta de lanza del plan frutícola del Valle y de la Nación. Mucho más ahora que el país está estrenando TLC con Estados Unidos y la región puede exportar frutas¿Qué dijo el depositario?El informe de Mejía sobre lo que C. Lozano le entregó no es halagador. Las deudas suman $10.000 millones. Se les debe a empleados, proveedores, al distrito de riego Asorut, pero además hay deudas vencidas en impuesto predial.El 16 de febrero pasado, día que C. Lozano oficializó la entrega de las empresas, se comprometió a pagar de manera inmediata las deudas de nómina y seguridad social, que suman cerca de $7.000 millones. Asimismo, en un año deberá pagar las acreencias con el Grupo Grajales y la DNE.El acuerdo también contempló que ese grupo empresarial debía presentar en abril pasado un plan de negocios de reactivación de la empresa Frexco, pero no presentó nada.José Hernán Cáceres, funcionario de la DNE, señaló que la meta en los próximos dos meses será recuperar a Frexco por vía judicial y tratar de cumplirle con los pagos a los empleados y ex empleados, así como a los trabajadores de Agronilo.El acuerdo con el grupo C. Lozano fue rechazado por los ex empleados, quienes exigieron una fecha específica para el pago de los salarios atrasados. Andrés Mejía resaltó que “el acuerdo se basó en que es mejor un mal arreglo que un buen pleito”, más cuando la citación de un tribunal de arbitramento costaría al menos $300 millones y el proceso tardaría no menos de un año; sin embargo, destacó que “el compromiso es que no se puede perder el dinero”.Y es que no puede perder más. Los pasivos totales del Grupo Grajales suman $75.691 millones, de los cuales $22.950 millones corresponden a impuestos que se deben a la Dian y a los municipios de Toro y La Unión.Con todo eso, el balance de las ventas al cierre del mes de abril dan cuenta de que el Grupo Grajales vendió $5.977 millones.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad