A Europa le llegó la hora del apretón

A Europa le llegó la hora del apretón

Julio 04, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y agencias
A Europa le llegó la hora del apretón

Los países de la llamada zona euro anunciaron drásticas medidas para aliviar la crisis.

Europa está debilitada. La incertidumbre que rodea a los países europeos ha generado un efecto desestabilizador en la economía del Viejo Continente, que de no controlarse, podría extenderse al resto del mundo.No es para menos si se tiene en cuenta que Italia es el país europeo que más deuda pública ha emitido en los últimos quince años, con corte a febrero de 2010. Según las cifras de Dealogic, una firma de investigación de mercados de capitales con sede en el Reino Unido, el Tesoro italiano ha emitido en ese período US$2,44 billones, muy por encima de US$1,73 billones sacados al mercado por Francia. España ocupa el quinto puesto con US$737.000 millones emitidos en deuda pública, por debajo también de Alemania (US$1,65 billones) y Reino Unido (US$1,20 billones).Grecia reconoce que el déficit del país es superior a lo revelado anteriormente, lo que hace que el interés de sus bonos se dispare en los mercados.La Unión Europea y el FMI negocian durante meses un programa de ayuda, mientras los inversores continúan castigando a Grecia. Finalmente aprobaron un plan de rescate dotado con 110.000 millones de euros durante tres años, pero para entonces los mercados ya dudan de la capacidad de otros países europeos de pagar su deuda.El contagio de la ansiedad afecta en particular a Portugal, España, Irlanda e Italia, y hunde el valor del euro.La Unión Europea salió al paso con el anuncio de que movilizará unos 750.000 millones de euros para respaldar la deuda de cualquier país de la zona euro. El Banco Central Europeo, BCE, inició la compra de bonos soberanos de los países miembros.Pero los recursos para respaldar las deudas no son suficientes para sanear las finanzas de esos países. Muchos tuvieron que anunciar reformas que eran impensables hace algún tiempo debido a que estos países son altamente proteccionistas con el empleo y la generación de subsidios para los de menor capacidad económica.Dentro de los cambios están la flexibilización del mercado laboral, el recorte de poderes a los sindicatos, la reducción en la nómina estatal y la extensión de la edad mínima de jubilación.Herman Van Rompuy, quien encabeza las negociaciones entre los 27 gobiernos de la UE, advierte que “de no ser enmendados los déficit insostenibles podrán ocasionar una pérdida fatal de credibilidad y confianza con duraderos daños económicos”.Por su parte, el director de Maestrías de la Universidad Icesi, Carlos Enrique Ramírez, dice que es la única salida que tienen los países europeos. “Se requiere disciplina fiscal para volver a darle confianza a los mercados”, agrega.¿Qué harán los gobiernos?Irlanda anunció una rebaja de hasta el 15% en el sueldo de los funcionarios y detendrá las inversiones en infraestructuras. Gran Bretaña:Congelará los salarios del sector público durante dos años para quienes cobren anualmente más de 21.000 libras, suspenderá las ayudas por hijos y eliminará los incentivos familiares en el caso de hogares con ingresos superiores a las 40.000 libras. Grecia:Congelará los salarios de los funcionarios públicos y eliminará las dos pagas extras para quienes ganen más de 3.000 euros al mes.Portugal:Anunció el recorte del 5% de salarios de altos cargos y políticos y se aplazan las obras públicas no contratadas.España:Presentó un paquete laboral que facilita a las empresas el despido de trabajadores, porque reduce el monto de las indemnizaciones.Italia:Congelará durante tres años los sueldos de los funcionarios, a la vez que frenará las contrataciones en el sector público. También prevé un recorte de gastos del 10% en los ministerios y suprimirá diez provincias pequeñas. Alemania:Eliminará al menos 10.000 puestos oficiales hasta el año 2014. Los empleados públicos deberán prepararse para un recorte del 2,5% en sus remuneraciones. Incluirá la Navidad.ReaccionesPero mientras las medidas se hacen efectivas, el rechazo va desde los ciudadanos, que han realizado protestas en Grecia, España y Francia, hasta los expertos como el premio nobel de economía, Joseph Stiglitz, quien dice que se está cometiendo el clásico error de quienes confunden la economía de una familia con la de una nación.“Si una familia no puede pagar sus deudas, explica, se le recomienda que gaste menos para que pueda hacerlo. Pero en una economía nacional, si se recorta el gasto, decae la actividad económica, nadie invierte, disminuye la recaudación fiscal, aumenta el gasto en desempleo y uno termina sin dinero para pagar las deudas”.La respuesta, según Stiglitz, no es reducir el gasto público sino redirigirlo: “Se puede recortar el dinero que se gasta en la guerra, en las subvenciones al petróleo. Y hay que aumentar el gasto en otras áreas como la investigación y el desarrollo, la infraestructura, la educación”, todas ellas áreas en las que el Gobierno puede obtener una buena rentabilidad de sus inversiones.¿Colombia sentirá el coletazo?Para Stalin Malinovitz, director del Observatorio de Economía Internacional de la Universidad Nacional, dice que inevitablemente el país sentirá unos coletazos de la crisis europea.“El país es altamente dependiente de los mercados externos y especialmente de la inversión extranjera directa, que en parte viene de países como el Reino Unido (en petróleo) y en el sistema bancario (España)”, dice.Los efectos no se verán en el corto plazo, sino en el largo plazo, cuando empiecen a hacer efecto los recortes fiscales y presupuestales en los países europeos, agregó.A eso se suma los capitales ‘golondrinas’ (aquellos que llegan al país por corto tiempo, aprovechan las altas tasas de rentabilidad y luego salen ‘volando’) que pueden llegar al país. “Ellos podrían crear una burbuja especulativa, tal como pasó hace algún tiempo cuando el dólar se debilitó y buscaron monedas más fuertes para invertir. Esa inversión no es buena porque no crea empleo ni es sostenible en el tiempo”.Aumentará el IVAEspaña: del 16% al 18%.Estonia: del 18 al 20%.Letonia y Lituania: del 18% al 21%.Grecia: del 19% al 23%. Hungría: del 20% al 25%. Finlandia: del 22% al 23%.Reino Unido: del 17,5% al 20% en el 2011.Rumania: del 19% al 24%.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad