A 2021 la idea es triplicar las exportaciones: Sergio Díaz-Granados

A 2021 la idea es triplicar las exportaciones: Sergio Díaz-Granados

Diciembre 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | Reportero de El País
A 2021 la idea es triplicar  las exportaciones: Sergio Díaz-Granados

Sergio Díaz-Granados, ministro de Comercio, Industria y Turismo.

El ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados, dice que el TLC con Europa permitirá alcanzar esa meta. El Valle del Cauca tendrá la mejor ventana de oportunidades, asegura.

Colombia exporta hoy productos al mundo –incluidos petróleo, carbón y minería — por US$60.000 millones y con los Tratados Comerciales, la meta es triplicar esa cifra antes del año 2021.Según el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados a ese objetivo apunta el TLC con la Unión Europea, que fue aprobado esta semana por el Parlamento de ese bloque económico, conformado por 27 países y unos 500 millones de consumidores.Reconoce que hay riesgos y amenazas para el sector lácteo con Europa, pero afirma que el Gobierno ya dispuso millonarias ayudas para evitar la quiebra de los ganaderos y productores ante la masiva llegada de productos desde el Viejo Continente.¿Qué viene luego de la aprobación del TLC con Colombia por parte del parlamento europeo?Aspiramos a que en el primer trimestre del 2012 hayamos avanzado lo suficiente en el Congreso de la República para completar la aprobación del Tratado. El Congreso colombiano le dio el primer debate en la Comisión Segunda del Senado, y luego lo aprobó en sesión plenaria de esa corporación. Faltan otros dos debates, uno en comisión y otro en plenaria de Cámara, los cuales se surtirán el próximo año. ¿Este tratado quizás es más importante que el firmado con Estados Unidos?Se trata de un bloque económico de 500 millones de personas, y es un socio comercial complementario para Colombia, porque muchos de nuestros productos podrán ser exportados sin aranceles bajo el TLC. Y puede generar este acuerdo en los próximos años –a partir del 2013— mucha capacidad para que las empresas colombianas diversifiquen su producción y sus exportaciones tanto en manufacturas como en productos alimenticios y del sector agropecuario. Para nosotros es un buen mensaje en el comercio de bienes, pero sobre todo porque nos brinda la oportunidad de captar más inversión europea en el mediano plazo. ¿Por qué Colombia decidió negociar con los europeos, un continente en plena crisis?La Unión Europea, como bloque, es la primera potencia económica del mundo, superando a los Estados Unidos que es la primera potencia, como país. El Producto Interno Bruto (PIB) de la UE es de US$17.578 billones, mientras que el de Estados Unidos es hoy de US$15.094 billones. Además, su consumo per cápita es de US$32.000 (unos $60 millones al año), cuatro veces superior al de Colombia.En el caso específico del Valle, ¿cuáles son esas oportunidades comerciales?Para un departamento como el Valle se abrirá una ventana de oportunidades muy grande para sus productos. Como por ejemplo, azúcar, confitería, galletería, biocombustibles, entre otros, los cuales podrán gozar a partir del próximo año de unos derechos aduaneros en cero (no pago de aranceles) y de unas reglas de comercio estable, ante todo porque la Unión Europea finalizará el 31 de diciembre del 2013 el Sistema General de Preferencias, del cual Colombia se ha beneficiado en las últimas dos décadas. Colombia poniendo el acuerdo en funcionamiento garantizará un ingreso preferencial al mercado europeo de todos nuestros productos. El país contará con un contingente libre de arancel para 62.000 toneladas de azúcar con un crecimiento del 3 % anual. Para los azucareros esta oportunidad es valiosa, toda vez que las posibilidades de ingreso a ese mercado hoy son mínimas por los altos aranceles.Otro caso es el de las confecciones, cuyas ventas a la UE podrán crecer con las reglas y las condiciones que fueron pactadas.Con esa diversificación exportadora, ¿en cuánto podrían crecer esas ventas no sólo a otros mercados, sino a Europa?El reto que tiene el país de aquí al año 2014 es lograr que nuestras exportaciones lleguen a los US$22.000 millones. Este año vamos a superar los US$17.000 millones en productos no tradicionales, pero su incluimos las mineras, pasaremos de US$60.000 millones. El objetivo es lograr que esas ventas se tripliquen en la década. El aporte que puede hacer la Unión Europea puede ser fácilmente un aumento del 25% frente a las exportaciones de hoy. Nuestro desafío entonces es que ese TLC sirva como motor y soporte de esas aspiraciones de triplicar las exportaciones hacia el año 2021.¿Cuánto facturan hoy sólo las ventas a los países europeos?Hoy las exportaciones están rondando los US$8.000 millones, pero eso puede seguir creciendo en función de este acuerdo comercial. Sin embargo, cuanto el tratado entre en vigencia habrá que realizar los cálculos hacia adelante para saber con certeza a cuánto podrían llegar esas ventas a la UE.Algunos gremios, en especial el lechero, sostienen que el TLC con Europa es lesivo, y que muchos negocios se quebrarán. ¿De qué tamaño son esas amenazas y riesgos?El Gobierno es consciente del reto que tienen algunos sectores, y en especial en el caso del lácteo que ha planteado preocupaciones. Para ello el Gobierno está disponiendo de recursos anuales por $50.000 millones para invertirlos sólo en la productividad de la industria láctea. Estamos adelantando mesas de trabajo departamento por departamento con los ganaderos y los productores para generar un ambiente de mayor competencia. Es justamente, el trabajo que tenemos por delante porque al final del día el acuerdo no será el que origine un desabastecimiento en el mercado colombiano ni mucho menos la desaparición de ganaderos. ¿Pero cómo están planteadas esas defensas para evitar un descalabro del sector lácteo y otros sectores?Lo que requerimos es que en virtud de los tiempos de protección y desgravación (hasta de 15 años) que brinda el acuerdo, trabajemos en elevar la productividad, ya que la Unión Europea es la que brinda las mejores garantías al sector lácteo colombiano. Tiene, asimismo, la más alta tasa de arancel y los mayores plazos de desgravación, al igual que los mecanismos de defensa para evitar que se importen contingentes en exceso que afecten al mercado colombiano. Las medidas de protección están implícitas en el tratado, y por supuesto, el Gobierno tiene que trabajar de la mano de los ganaderos y éstos con el Gobierno para que el sector eleve su productividad y genere excedentes de exportación.En ese mismo camino están los TLC con Asia, que son países deficitarios en alimentos y particulamente en lácteos existe la expectativa de poder importar desde países como Colombia.¿En qué nivel de protección –luego de las ayudas a los ganaderos— quedará el resto del agro colombiano?El Gobierno ha preparado un paquete general para ayudar al sector agrícola colombiano. No veo en el horizonte una preocupación de nadie más, ya que tanto los gremios agrícolas como los industriales han brindado total solidaridad y respaldo al TLC con Europa por la conveniencia que significa para la economía colombiana. No hay que olvidar que el crecimiento de las exportaciones y el superávit comercial con Europa es favorable a Colombia. De manera, que la única preocupación real y que está sobre el tapete, y que el Gobierno comparte, es la del sector lácteo, para que no ocurran efectos irreversibles en el campo. De resto, no hay otro sector que se oponga a este acuerdo. El Gobierno sostiene que los TLC generan empleo e impulsan el Producto Interno Bruto, PIB. ¿Pero de qué tamaño es ese impulso, ya que muchos no creen en su impacto real?Hemos adelantado una serie de modelos, que por supuesto, dependen del momento en que el tratado con Europa entre en vigencia. Ese acuerdo podría aportar un crecimiento del 1% del PIB, y la generación de empleo dependerá en gran medida de la capacidad que tenga el país de utilizar y aprovechar todos los beneficios del tratado. ¿Qué otros sectores podrían beneficiarse?Si el acuerdo entra en vigencia en el 2013, el 99,9 % de los bienes industriales tendrán inmediato acceso a Europa. Entre ellos figuran químicos, plásticos y sus manufacturas, cueros, textiles y confecciones, calzado, además de pescado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad