80.458 VIS se construyeron en ocho años

Julio 04, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Presidente de Asocajas, Álvaro José Cobo Soto, entrega hoy balance del sector de la vivienda durante los dos gobiernos de Uribe Vélez.

Uno de los motores de la economía colombiana es la construcción y dentro de ese sector la vivienda ocupa un lugar preponderante, dado que año tras año más familias buscan satisfacer la necesidad de tener casa propia.En ese sentido las cajas de compensación familiar juegan un papel importante, especialmente en la llamada Vivienda de interés Social (VIS), que está dirigida a las familias de menores ingresos económicos. Álvaro José Cobo Soto, presidente Ejecutivo de Asocajas, quien hoy presenta en Medellín el balance de la vivienda social en los últimos ocho años le anticipó a El País los resultados de este segmento de la construcción.La cifra que más resalta Cobo es la que indica que el 87% de los subsidios entregados durante los últimos ocho años por las cajas terminaron efectivamente en viviendas propias para familias de pocos recursos.En ese lapso estas entidades asignaron 334.496 subsidios de Vivienda de Interés Social, VIS, con una inversión total de $2,6 billones y repartidos de la siguiente manera: 95% para compra de vivienda nueva, 4% para construcción propia y 1% para mejoramiento de propiedad ya adquirida.“De ese total de subsidios asignados, el 87% terminó felizmente en casa propia, con el beneficio de que una familia con casa propia es una familia con patrimonio y con ascenso social”, destacó el directivo de Asocajas.Sobre el 13% de subsidios que no tuvieron destino efectivo, la entidad ha establecido que la compra definitiva no se produjo por diferentes motivos, como falta de oferta, problemas familiares (disolución de parejas durante el proceso) o cierres financieros (personas que renuncian al subsidio para esperar el siguiente año y favorecerse con el incremento de la ayuda). “Sin embargo, esos subsidios no se pierden, porque se vuelven a asignar a otros hogares”, apunta Cobo.Otras cifras en las que las cajas de compensación basan la defensa de la importancia de su trabajo en el sector vivienda son las siguientes: el 77% de los subsidios llegan a hogares con ingresos de hasta dos salarios mínimos y el resto a familias que reciben mensualmente entre dos y cuatro salarios mínimos. La legalización de los subsidios y la consecuente construcción de viviendas generan 180.000 empleos entre directos e indirectos, lo que representa el 20% del total en el sector. Cobo señaló que en los últimos ocho años las cajas promovieron 435 proyectos de vivienda, en alianza con los constructores, para un total de 80.458 unidades nuevas.“Además de la entrega de subsidios, las cajas también son promotoras directas con iniciativas propias. De las que están actualmente en desarrollo, vale la pena destacar cuatro llamados macroproyectos, que incluyen la construcción de ciudadelas en zonas de desarrollo de las urbes, dentro de las cuales, además de las unidades habitacionales, hay colegios, centros recreativos, supermercados, parques y centros de salud”, informó.Sobre ese tipo de iniciativas, además de los proyectos de las Cajas, sólo hay dos más en todo el país, en manos de entidades particulares. El Presidente Ejecutivo de Asocajas destacó que las cifras han sido posibles por la orientación dada desde el inicio de su primer gobierno por el Presidente, Álvaro Uribe.Dijo que tras la decisión de liquidar el Inurbe, el Gobierno suscribió un contrato de encargo de gestión con las cajas, establecido en Fonvivienda, lo que permitió desarrollar procesos más eficientes para la postulación, seguimiento y verificación de los documentos necesarios para hacer efectivo el pago de los subsidios familiares.Dicho proceso, según cálculos realizados por Asocajas, le ha representado al Gobierno un ahorro del 63% en costos de administración, que representa más de $130.000 millones del presupuesto.En su balance de gestión, Asocajas también destacó las medidas oficiales adoptadas el año pasado, con la intención de enfrentar la crisis de la economía a través de darle una nueva marcha a la construcción y compra de vivienda. Entre ellas se cuenta el subsidio a los créditos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad