507.000 caleños se encuentran hoy en la informalidad

Mayo 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
507.000 caleños se encuentran hoy en la informalidad

La cifra es mayor frente a las personas que tienen empleo formal: 491.000. La recuperación económica de los diferentes sectores productivos del Valle del Cauca no ha sido suficiente para impulsar el empleo en la región. Analistas explican lo que sucede.

La recuperación económica de los diferentes sectores productivos del Valle del Cauca no ha sido suficiente para impulsar el empleo en la región, que en el comienzo del año muestra indicadores preocupantes.Entre enero y marzo el área metropolitana de Cali y Yumbo presentó la tasa más alta de desempleo de los últimos 8 años. En el 2010 se registró en el trimestre un indicador de 13,6%, mientras que este año la cifra llegó a 16,8%, según el Dane.Asimismo, la ciudad cuenta con 507.000 trabajadores informales, mientras que los formales sumaron 491.000, en el mismo periodo analizado.Las razones, según los industriales, es que el Departamento crece a un ritmo menor que la economía colombiana. De acuerdo con la Andi, mientras las ventas nacionales se mueven a más del 4,5%, las de Cali a un promedio del 2%.“Pesa mucho en este comportamiento la pérdida de negocios de exportación, se han buscado mercados, pero no se logran los niveles que se necesitan para crecer”, dijo Rodrigo Velasco, gerente de la Andi, en el Valle del Cauca.El directivo gremial se declaró desconcertado ante los resultados de empleo de la ciudad, porque todo parece indicar que la demanda interna aún no incide en una mayor producción. “Eso nos tiene en alerta, la industria de la región se ha tecnificado, las empresas han invertido, pero no vemos un arranque definitivo y el empleo se genera es como una respuesta a la dinámica en las ventas”, afirmó.Carlos Humberto Ortiz, decano Facultad de Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad del Valle, afirmó que técnicamente pareciera que la región estuviera en recesión, porque la tasa de ocupación disminuyó y la tasa global de participación también cayó. “Eso sucede en una recesión, el empleo disminuye y la gente se retira de la búsqueda”. Según el académico, hay otro elemento inquietante y es que mientras la calidad del empleo se mantiene más o menos estable en el ámbito nacional, en Cali se deteriora. “El año pasado se manejaba una tasa de subempleo en 41% y ahora subió al 43%”, afirmó.Óscar Bonilla es un caleño que está en la búsqueda de trabajo hace varios meses y lo único que se pregunta cada domingo que revisa los clasificados, es por qué no puede encontrar una ocupación. “Cambio mi hoja de vida con constancia, pero ni siquiera salen entrevistas”, aseguró.Faltan políticas localesSegún Julio Escobar Potes, jefe de estudios económicos del Banco de la República, Cali y Yumbo están siendo afectadas enormemente por las políticas locales, lo que se refleja en indicadores como el empleo.El comercio, hoteles y restaurantes, son las actividades que más vienen expulsando ocupados, seguido por los servicios comunales, sectores que a juicio del analista, se han visto muy afectados por los problemas de la ciudad, relacionados con la movilidad y e inseguridad. “Asimismo, el sector de la construcción ha disminuido su ritmo por las constantes inundaciones. La industria aumentó las contrataciones para suplir la demanda que hacen otras regiones del país por las manufacturas, sin absorber los empleos expulsados desde el año pasado”, explicó.David Andrade, asesor de Fomento Económico de la Alcaldía de Cali, reconoció que los esfuerzos que se hacen parecen pocos ante la magnitud del problema, pues ni siquiera las obras que ejecuta el municipio han bastado para generar una mayor dinámica a la economía. “No sólo el desempleo subió, sino que la tasa general de participación bajó, lo mismo que la de ocupación. Hay destrucción de empleos, cosa que no se veía hace tiempo”, dijo.Explicó que desde el área de Fomento se hacen esfuerzos por apoyar a las micro y pequeñas empresas para ampliar su mercado, pero considera que no se cuenta con una mayor capacidad para generar más impacto. “El desempleo explica en gran parte la situación de inseguridad, tema que no sólo se resuelve con más policías, sino con una política integral”, afirmó Andrade, quien reconoció que en algunas ocasiones los municipios dejan las políticas económicas a la Nación. “En el caso de Cali el tema ha estado liderado por la Cámara de Comercio y gremios sin muchos resultados”, dijo.En ColombiaEn Colombia, en las trece principales áreas metropolitanas, el 50,9% de los ocupados tenía un empleo informal, en especial en los sectores de comercio, hoteles y restaurantes. Asimismo, el 59% de la población ocupada es trabajador por cuenta propia.De los ocupados informales, 16,4% reportaron no estar afiliados a ningún tipo de seguridad social en salud y el 40,5% hacen parte del régimen subsidiado.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad