2014, un año que promete para el sector agrícola de Colombia

Enero 08, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
2014, un año que promete para el sector agrícola de Colombia

A finales de 2014 se presentarían los datos de la conformación de la tierra, inventarios de productos y cifras de identificación social, por municipio, recolectados por medio del Censo Nacional Agropecuario.

Este año el agro tiene en el bolsillo 5,2 billones de pesos que le destinó el Presupuesto General de la Nación.

Luego de un año difícil para el agro colombiano, el 2014 llega con grandes desafíos para el sector, que tendrá el mayor presupuesto de los últimos años y que aspira cobrar protagonismo en la agenda electoral que vivirá el país, de cara a los próximos cuatro años. Este año el agro tiene en el bolsillo 5,2 billones de pesos que le destinó el Presupuesto General de la Nación, luego de que al monto inicial de $2,1 billones se le adicionaran $3,1 billones más, que serán recaudados a través del 4x 1.000. Con ello, en materia de recursos, estarían dadas las cosas para dinamizar y fortalecer la competitividad del sector, pues “nunca antes se había tenido una cifra de esta naturaleza”, según ha reiterado el presidente de la República, Juan Manuel Santos. Lo previsto para este año, entonces, es que el presupuesto destinado permita agilizar la compra de tierras, modernizar y actualizar los catastros; desarrollar mejores herramientas de comercialización que abran mercados a los productos agrícolas; así como apoyar a la ciencia y tecnología con miras a tecnificar el campo. Las prioridades también están dirigidas a generar soluciones de vivienda rural y acueductos y fortalecer los distritos de riesgo. Otro de los desafíos está en lograr un balance entre los subsidios y las inversiones para garantizar un campo sostenible. De acuerdo con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, “hay que buscar un equilibrio entre el componente de apoyo al ingreso de la familia campesina, y al mismo tiempo una inversión que nos permita aumentar la productividad. Estos recursos hay que sembrarlos para poder cosecharlos más adelante”. “No puede caber la menor duda que el sector agropecuario va a recibir de manera prioritaria estos recursos para atender las enormes necesidades que existen”, añadió Cárdenas. Sin embargo, contrario piensa el presidente de la Sociedad Colombiana de Agricultores (SAC), Rafel Mejía, quien afirma que esos recursos ya están comprometidos y lo que queda para destinar a inversión, es muy poco. “De los $5,2 billones no va a quedar sino cerca de $1 billón 200 mil para inversión porque el resto ya está comprometido, ya sea por los paros, por el Ministerio u otras entidades descentralizadas del Ministerio”, dijo. Y añadió: “son situaciones un poco absurdas que se cuente con recursos pero que ya están atados y amarrados”. Los grandes temas Grandes iniciativas rodarán este año y que serán determinantes en la construcción de la anhelada política agraria que el país necesita. Los siguientes son algunos de los temas que estarán en el radar. BaldíosEl proyecto de Ley de acceso a la tierra y baldíos será presentado al Congreso de la República para ser debatido en la nueva legislatura, que inicia el 16 de marzo. La iniciativa había sido radicada el pasado 21 de noviembre de 2013, cuyo retiro se solicitó tan solo un día después, lo que dejó en el ambiente una sensación de improvisación por parte del ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, que lo dejaron en el ojo del huracán. El proyecto de baldíos que permitirá la acumulación de Unidades Agrícolas Familiares, UAF, estaría listo en los próximos meses con los ajustes necesarios y las recomendaciones aplicadas que fueron hechas por el propio presidente Santos. Censo agropecuarioA finales de 2014 se presentarían los datos de la conformación de la tierra, inventarios de productos y cifras de identificación social, por municipio, recolectados por medio del Censo Nacional Agropecuario. Los resultados del Censo permitirán la formulación y evaluación de políticas para el desarrollo rural en el país y éste cobra gran importancia teniendo en cuenta que desde hace 43 años no se efectuaba una medición de este tipo, que arrojará información estratégica, georreferenciada y actualizada del sector. La decisión de realizar el Censo en plena época de campaña electoral fue criticada por gremios y expertos del sector, sin embargo fue puesto en marcha, desde 27 de noviembre, con el objetivo de registrar 3,9 millones de predios rurales, más de 182 territorios colectivos de comunidades afrocolombianas y unos 770 resguardos indígenas. Pacto agrario La puesta en marcha del Pacto Nacional por el Agro, un mecanismo por el cual se pretende reformular la política pública del sector agropecuario y de desarrollo rural, fue una de las medidas adoptadas en medio de las álgidas protestas que se vivieron el año que pasó. El proceso de construcción colectiva, que inició el pasado 12 de septiembre y culminaría a mediados de este año, trabaja en recoger las necesidades, prioridades y propuestas que hay en las veredas, municipios y departamentos del país, en torno al tema. El ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, ha sido reiterativo en que esta iniciativa es la “gran plataforma” que permite a todos los colombianos y en especial a los campesinos “construir la política de Estado del desarrollo rural, desde la base que corresponde a sus necesidades, sueños y proyectos”. Aunque en el ambiente aún hay incredulidad por los alcances reales del Pacto, también hay grandes ambiciones por lograr resultados concretos que impacten positivamente la realidad del sector. Andrés Gil vocero de la Mesa de Interlocución Agraria (MIA) considera que tienen que haber políticas que ayuden al desarrollo de la economía campesina, que respeten la territorialidad, la organización y los procesos. Asimismo, -dijo- se deben activar mejoras para que el campesino pueda sacar sus cosechas, pueda producirlas y que haya acompañamiento técnico para ello.En síntesis; una serie de medidas que vayan más allá de la coyuntura y permitan pensar en la sostenibilidad a largo plazo del sector. En esto coincide el presidente de la SAC al aseverar que “el más importante desafío es lograr estudiar una política agraria de Estado, que desafortunadamente el país no la tiene”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad