“Quería seguir en el Deportivo Cali": Jefferson Duque

“Quería seguir en el Deportivo Cali": Jefferson Duque

Diciembre 20, 2017 - 08:19 a.m. Por:
César Polanía, Editor de Afición - El País
Jefferson Duque

Jefferson Duque, delantero colombiano.

Jorge Orozco / El País

La historia de Jefferson Duque como jugador del Deportivo Cali comenzó el 5 de febrero de este año en el duelo que los azucareros perdieron 2-0 en Envigado, y terminó el 31 de octubre con otra derrota, el 2-1 que Petrolera les endosó a los verdiblancos.

Duque llegó como uno de los grandes refuerzos para la temporada del 2017, primero con Mario Yepes como técnico, y después con Héctor Cárdenas para el segundo semestre.

Pero su balance tiene más luces que sombras. Anotó 20 goles en los dos torneos, en muchos partidos se mostró como ese delantero incisivo que la afición conoció en Nacional, pero en otros se le cerró el arco y eso propició el disgusto de la afición.

A partir de allí se generó un debate de si debía seguir o no. Sin embargo, la nueva directiva, con mucha anticipación, ya había decidido no contar más con Duque.

El jugador, en diálogo con El País, confirmó el fin de su vínculo con el Cali.

¿Cuál es su situación actual con el Cali?
El Cali envió una carta al Atlas en la que dice que la opción de compra no se iba a realizar y que tenía que pasar por las oficinas para el paz y salvo, con el fin de terminar mi vinculación con el equipo. El Cali quería un préstamo, pero el Atlas no aceptó porque quiere una venta. A mí me manifestaron de Atlas que me tenía que presentar en México.

¿Eso quiere decir que ya está por fuera del Deportivo Cali?
Sí, por el momento estoy desvinculado; con ellos se terminó el contrato.
¿Cuál es su deseo?
Mi deseo era seguir en Colombia, pero como me lo dijeron los directivos del Cali, tienen muchos problemas para invertir; de pronto están pensando en algo mejor y por eso no hicieron uso de la opción de compra. Yo iré a México y ya el Atlas verá a qué equipo voy.

20 goles hizo Jefferson Duque en la temporada 2017 con el Deportivo Cali.

¿Si el Cali vuelve a hacer negocio con el Atlas, le gustaría seguir acá?
Obvio, si el Cali hace la gestión, por supuesto que me gustaría continuar; en esa parte estoy tranquilo, se trabajó bien, consciente también de que se pudo haber conseguido algo mejor. Ahora con el ‘profe’ Pelusso, que le gusta jugar para los delanteros, esa era otra motivación para mí; pero no pasa por mi parte el estar o no, pasa por los directivos y eso se los expresé.

A propósito, ¿le generó alguna incomodidad cuando los directivos dijeron que Duque no continuaría, pero Pelusso dijo que analizaría su caso?
Hubo un sinsabor, pero lo hablamos frente a frente con el actual Presidente; antes de posesionarse, el primer nombre que dio él (Mejía) de los que no continuarían fue el mío; lo expresó a la prensa y no a mí. Eso no me gustó, y al otro día me entregaron la carta de no renovación. Después hablamos, me pidió que lo disculpara, que las cosas se dieron así. Le dije que no había problema, que cuando había cambios administrativos también se darían en la parte deportiva y eso yo lo entendía.

46 partidos jugó Duque con el Cali este año. Debutó el 5 de febrero en Envigado.

¿En lo futbolístico, qué pasó para que no tuviera la frecuencia goleadora que tuvo en Nacional?
En el segundo semestre caímos en un bache demasiado incómodo para el plantel, cometimos muchos errores y eso nos costó muchos puntos. Se dio la salida del ‘profe’ Cárdenas, llegó ‘Checho’, y a eso se le sumaba una gran presión que nos afectó mucho. Nosotros éramos conscientes de que con el equipo que teníamos podíamos haber llegado más lejos.

¿Le afectó no tener pasadores como los tuvo en Nacional, más que manejadores de balón como los tiene el Cali en el mediocampo?
Puede ser. Los jugadores que tiene el Cali son talentosos, pero de características similares; si comparamos con los compañeros que tuve en Nacional como Chará, Macnelly, Guerra, Copete y Berrío, eran pasadores y en cualquier momento lo podían dejar a uno mano a mano. En el caso de Benedetti, Roa y Sambueza, son talentosos y desequilibrantes, pero la diferencia es que en Nacional teníamos un trabajo muy avanzado porque jugábamos incluso con extremos. Sambueza fue el que más me surtió de balones. Pero eran muy poquitas las veces en las que yo quedaba de frente con el arquero.

¿Por qué varios de los experimentados, entre ellos usted, no jugaron los últimos partidos del Cali?
Eso no fue ningún manejo ordenado por el Presidente como se dijo; nosotros veníamos con una seguidilla de partidos, no tuvimos descanso y en esos últimos juegos era mejor darles la oportunidad a otros muchachos. Pero la decisión fue mutua, yo pedí descansar, además eran partidos que ya no influían en la clasificación.

Se habló de peleas en el camerino...
Eso es una gran mentira, que había división con Máyer (Candelo) o con Andrés (Pérez), que había división en el camerino... jamás. Eso nunca existió. Nosotros éramos muy unidos. No entiendo por qué esas versiones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad