“Me fui del Deportivo Cali porque me querían imponer algunos jugadores”: 'Pecoso' Castro

Abril 02, 2017 - 09:01 a.m. Por:
Juan Carlos Pamo - Reportero de El País
fernando castro

Fernando Castro, técnico del Atlético Bucaramanga.

Oficina de Comunicaciones de Atlético Bucaramanga-especial para El País

El juego de esta tarde entre Bucaramanga y Deportivo Cali será más que especial para Fernando ‘Pecoso’ Castro. Estará en el banquillo contrario al del cuadro azucarero, algo complicado cuando su corazón siempre ha estado pintado de verde.

Fue el último entrenador en darle un título a la afición caleña en el Torneo Apertura de 2015.

Es el único técnico que ha estado en cinco oportunidades en la escuadra verdiblanca y eso lo convirtió en uno de los ídolos.

A sus 68 años asume esta nueva experiencia con el Bucaramanga con toda la responsabilidad que lo ha caracterizado.

De carácter fuerte, sin negociar principios, apegado al trabajo y a la disciplina, así es ‘Pecoso’, el mismo que se ilusiona con clasificar al cuadro leopardo a la Copa Libertadores del próximo año. Confía en que sus jugadores le brinden una nueva alegría con un triunfo ante el Cali.

Ya debutó con una victoria en el duelo regional ante Alianza Petrolera, de la jornada anterior, al superar 2-0 a la escuadra de Barrancabermeja.
Asegura que con el correr de los partidos su equipo mostrará su estilo y podrá meter a la escuadra bumanguesa en la parte alta de la tabla de posiciones. Hoy, Bucaramanga ocupa la casilla 12 con 12 puntos, mientras que el Cali es séptimo con 15, por lo que será un duelo interesante.

El País dialogó con el estratega manizalita para conocer sus sensaciones de cara al compromiso de esta tarde.

¿Cómo está viviendo esta nueva etapa en su carrera?
Antes de venir al Bucaramanga tuve contacto con tres equipos de la A y uno de la B. Me ofrecieron lo mismo que me ganaba hace 25 años y no era lo justo. Luego me llamaron del Bucaramanga, aceptaron las condiciones y decidimos venir. Tenemos la ilusión de realizar una muy buena campaña y poder llevar al equipo a una copa internacional.

¿Está claro que el proyecto es a largo plazo?
Nosotros firmamos un contrato hasta junio de 2018. No pretendemos que nos vayan a sacar ahora a mitad de año. Les dije a los directivos que necesitaba garantías, nos ilusionamos para lo que viene.

¿Se reencontró con jugadores con los que ya había trabajado?
Sí, claro, hay varios casos como los de Alejandro Otero, Jhon Pérez, Yulián Anchico. Ellos ya saben cómo es la forma de trabajo que tengo y he encontrado un gran ambiente en el equipo.

Le sorprende lo salvaje del torneo, que ya ha cobrado las cabezas de varios técnicos...
En este momento hay un gran número de técnicos extranjeros en Colombia, nosotros los entrenadores estamos carentes de unión, no lo estamos, cada uno tira para su lado. Esas despedidas tan rápidas de entrenadores se da porque no hay suficientes garantías.

¿Le sorprendió la salida de Mario Yepes del Cali?
La verdad que no. En menos de un año el Cali ha tenido tres técnicos. ¿De quién es la inseguridad, de los técnicos o los directivos? Si a mí me echan porque no llevo a zutano, mengano o perengano, o armo el equipo que alguien de la junta directiva quiere, pues sencillamente me voy porque no me puedo dejar manosear. Hay cosas en el fútbol que yo no comparto, por eso vulgarmente hago la mía. Yo nunca he cobrado un peso a los jugadores, nunca le he faltado el respeto a nadie, siempre he tenido sentido de pertenencia por las instituciones.

¿En está última etapa en el Cali se sintió manoseado?
Pasaron muchas cosas y como no las acepté, por eso me fui. El presidente es el que ordena las cosas y como yo no acepté me dijo que me tenía que ir y yo le dije que no había ningún problema. Me marché porque no acepté las condiciones que ellos querían que era de poner el equipo que ellos pretendían.

¿Eso pasó en los últimos juegos de la Copa Libertadores?
Sí, claro, y por eso me tocó irme. Cuando uno firma con un equipo sabe de la responsabilidad y obligaciones que uno tiene como entrenador. Pero ya que uno tenga que llevar a uno o a otro jugador, y cuál debe ser la alineación, es una diferencia muy grande. Yo no sirvo para eso y me fui con mi conciencia tranquila.

“Siempre que he ido al Cali ha sido a trabajar honestamente. Yo salí el año pasado y se logró un título”
Fernando Castro,
DT del Bucaramanga.

¿Cree que Mario Yepes se apresuró en tomar al Cali?
No sé qué le pasó a Yepes. No tengo idea en qué condiciones llegó a la institución ni tampoco cómo se dio la llegada nuevamente del profesor Héctor Cárdenas, pero sí me preocupa la situación. Yo he estado en cinco ocasiones en el equipo y he dejado cosas positivas, pero no puedo responder por los demás.

¿Le genera algún sentimiento enfrentar al Cali?
Con mucha ilusión, pero consciente de que estoy en otra institución. Quiero que mi equipo gane. Para nadie es un secreto que el Cali me ha dado mucho y le tengo un gran afecto, pero me debo al Bucaramanga.

5 veces ha estado Fernando Castro en el Cali. Primero como jugador y luego como entrenador.

¿Cómo analiza la actualidad del Cali?
En la semana se ha trabajado de manera detallada de las fortalezas y debilidades del Cali. Con base en eso plantearemos el partido. Tiene jugadores que saben mucho con la pelota y toca tener cuidado.

¿Ha tenido la posibilidad de charlar con Héctor Cárdenas?
No. Con el profesor nunca he tenido una conversación, solamente nos saludamos cuando estaba en el Cali.

¿El regreso de Fabián Sambueza le preocupa?
Por supuesto. En el último tiempo ha sido el jugador que más rendimiento ha demostrado en el equipo. Mi amigo Álvaro Muñoz Castro me lo recomendó y gracias a Dios ha dado resultados.

¿Espera que algún jugador del Cali se le acerque y le dé un abrazo?
A mí no me gustan esas cosas. No soy de dar abrazos sin sentir, simplemente por quedar bien.

¿Va a dirigir hoy con la cadena y el dije del Cali en el pecho?
No. Mi señora me la quitó y la tengo guardada en mi casa en Manizales. Ella me dijo que tenía que respetar a la institución donde estoy ahora.

¿Se fue con algún rencor del Cali?
No, jamás. Siempre que he ido al Cali ha sido a trabajar honestamente. Yo salí el año pasado y se logró un título. No tengo nada en contra con nadie del Cali.

¿Lo ilusiona regresar algún día al Cali?
Quiero tener más tiempo para dedicarle a mis hijos y mis nietos. Hay metas que aún como técnico me gustaría cumplir.

¿El tema pensional con el Cali aún está pendiente de resolver?
Con mi abogado estamos en la etapa de recoger pruebas, pero con el mayor respeto. Estamos reclamando lo justo que yo me he ganado. Quiero aclarar que yo no he demandado a la institución.

¿Cómo recibe esas manifestaciones de cariño que el hincha siempre le expresa?
Yo solamente tengo palabras de gratitud para el aficionado caleño. Siempre la afición me ha tratado bien y es algo que con mi trabajo me lo he ganado. En el futuro me gustaría ser socio, tener voz y voto. Poder llegar algún día a ser gerente deportivo y retribuir algo de mi experiencia ganada en estos años.

¿A los directivos les hace falta conocimientos de fútbol?
El presidente de un equipo debe saber mucho de fútbol y los otros dirigentes de economía. Es buena combinación para sacar adelante esos proyectos.

¿Le gusta la actual Liga colombiana?
No podemos decir que es un fútbol horrible, pero sí estoy seguro de que el nivel podría ser mejor.

Datos
Fernando Castro está dirigiendo su equipo número 11 en su carrera como técnico.

Como entrenador fue campeón en dos ocasiones, ambas con el Cali. La primera vez fue en 1996 y posteriormente en 2015.

Como futbolista estuvo en cuatro equipos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad