El Deportivo Cali afloja en todas sus líneas

Julio 31, 2017 - 07:12 a.m. Por:
Redacción de El País
Deportivo Cali

Los azucareros no pudieron hacer la diferencia en su propio estadio ante el modesto Tigres. Al final, el duelo terminó 1-1.

Bernardo Peña / El País

El 1-1 del sábado ante el modesto Tigres terminó por prender las alarmas en un Deportivo Cali que no convence futbolísticamente y que en cada partido deja más preocupaciones que esperanzas.

El equipo ya suma cuatro fechas sin ganar y se mantiene en la parte baja de la tabla. Además, los 11 jugadores que van a la cancha no responden, mucho menos los que ingresan con la misión de cambiarle el decorado al equipo.

Esos detalles inquietan seriamente a los hinchas, que el sábado vieron a un Cali muy débil en defensa, sin reacción en el mediocampo y con pocas opciones en el ataque.

La hinchada pide cambios urgentes, especialmente en la dirección técnica; pero la directiva, en cabeza del presidente Álvaro Martínez, mantiene el respaldo al timonel. Análisis de un duro presente.

Un equipo desequilibrado
Nueve goles anotados y nueve recibidos hablan de manera contundente de un equipo desequilibrado, que así como tiene posibilidades ofensivamente, también le llegan con mucha facilidad.

El error parte, en un alto porcentaje, de la producción de los volantes. Los ofensivos hacen su trabajo y por lo menos han llegado nueve goles.
Pero los que tienen la función de marcar no han sido efectivos.

Sin embargo, en esa labor hay que incluir a los defensas y al arquero, que tampoco le han garantizado seguridad al equipo, permitiendo nueve goles en la valla verdiblanca.

Jugadores en bajo nivel
Más de cinco jugadores de los llamados titulares o los que casi siempre juegan, están en un bajísimo nivel y eso ha resentido el funcionamiento del equipo.

Luis Manuel Orejuela, Dany Rosero, Jeison Angulo, Abel Aguilar, Fabián Sambueza, Andrés Roa y Jefferson Duque no le están aportando al equipo lo que de ellos se espera.

A eso hay que agregarle que el argentino Néstor Moiraghi apenas se está acomodando al estilo del Deportivo Cali, que Miguel Murillo unas veces sí y otras no, y que el veterano Máyer Candelo funciona por momentos porque no tiene fondo para mantener un buen rendimiento durante los 90 minutos.

Con ese panorama, es de esperarse una baja producción en cada partido.

¿Se desgastó el esquema?
La idea de jugar con tres volantes ofensivos - Sambueza, Benedetti, Candelo - en algunas ocasiones, - o Sambueza, Benedetti y Roa o Castro - en otras, parece estar desgastada.

Eso ha quedado evidenciado en lo que va de la Liga. Los tres que van a la cancha no se salen de su rol porque muy pocas veces rotan posiciones y tampoco suben para acompañar al único delantero.

Además, los rivales ya saben a qué juega el Deportivo Cali y por eso la tarea de los zagueros contrarios, en muchas ocasiones, es de alguna manera cómoda.

8 puntos ante rivales cómodos como el Cortuluá, Once Caldas y Tigres, ha dejado escapar el Deportivo Cali. Por eso se mantiene abajo en la tabla.

Cambios previsibles
Al técnico Héctor Cárdenas le ha faltado arriesgar en algunos partidos.
Sus cambios casi siempre son los mismos, es decir, ingresa a un delantero por otro delantero, o a un volante por otro volante que cumple la misma función.

Esa situación le ha acarreado muchos encontronazos con los hinchas, que le cuestionan reiteradamente las variantes y que cada que va a ingresar a un jugador, le piden que acierte en el cambio.

Ese, sin duda, es otro detalle en el que el técnico deberá corregir.

Datos
El único partido que el Cali ganó en las cinco fechas que ha jugado, fue el primero con el 4-2 al Envigado.

Después empató 2-2 con el Huila, cayó 1-2 con el Caldas y 2-1 con Cortuluá y luego empató 1-1 con Tigres.

El domingo los azucareros recibirán a Patriotas en el estadio de Palmaseca, por la sexta fecha.

Pero antes, el jueves 3 de agosto, tendrá una dura visita al Metropolitano para enfrentar al Junior por la Copa Suramericana. La serie está 1-1.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad