Deportivo Cali de Héctor Cárdenas ya toma forma

Abril 10, 2017 - 10:07 a.m. Por:
Redacción de El País
Miguel Ángel Murillo

Miguel Ángel Murillo, futbolista colombiano

Archivo El País

Después de lo visto el sábado en el estadio de Palmaseca, pareciera que el técnico Héctor Cárdenas comienza a dar en el clavo en su tercer ciclo como entrenador del Deportivo Cali.

Y eso no solo es evidente por la victoria amplia de 3-0 ante las Águilas de Rionegro, sino por los conceptos futbolísticos y las dinámicas que se le comienzan a observar a los verdiblancos, que en los partidos anteriores no habían mostrado esa misma fluidez en su juego.

Si bien el Cali no fue totalmente claro en la primera mitad del partido, en los segundos 45 minutos dejó en evidencia la idea futbolística que tiene el entrenador vallecaucano.

La apertura de la bandas y que el circuito de juego pase por los pies de Nicolás Benedetti, son dos de los puntos importantes en la idea que busca plasmar el entrenador azucarero.

Todo parece indicar que Cárdenas encontró en Benedetti al jugador diferente que buscaba en cuanto a generación de juego. Contrario a Fernando Castro y Mario Alberto Yepes, Cárdenas sí parece tener claro que 'Nico' le puede brindar más en la cancha que otros mediocampistas que han tenido actuaciones discretas.

El sábado quedó claro también el buen trabajo del lateral Luis Manuel Orejuela, quien resultó siendo vital para la apertura del marcador. La defensa caleña, y jugadores como Juan Sebastián Quintero se mostraron concentrados. Fabián Sambueza, quien de a poco regresa a su nivel hizo una jugada individual de las que está acostumbrado a realizar, para darle un pase a Orejuela, quien habilitó a Jefferson Duque para que se encontrara de nuevo con el gol.

En adelante el Cali fue inquietante, y los de la visita no pudieron frenarlo gracias a su volumen de juego.

Abel Aguilar y Miguel Ángel Murillo también fueron puntos altos en el desempeño del Cali el fin de semana. Y Máyer Candelo, quien ingresó en el segundo tiempo, cerró la faena con una pintura de gol.

Este Cali, entonces, vuelve a dibujar una sonrisa en la cara de sus hinchas. La ilusión crece como espuma y los verdes siguen sumando.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad