Deportivo Cali cerró el semestre con más cosas positivas que negativas

Deportivo Cali cerró el semestre con más cosas positivas que negativas 

Junio 20, 2017 - 07:37 a.m. Por:
Redacción de El País
atletico nacional deportivo cali

Imagen del encuentro entre Atlético Nacional y Deportivo Cali, correspondiente a la vuelta de la gran final de la Ligas Águila.

Colprensa / El País

Perder la gran final de Liga fue un doloroso golpe para el Deportivo Cali. No obstante, el balance del semestre no es malo para los azucareros, que pelearon por el título hasta lo último ante Nacional, el equipo más sólido de esta primera parte del año.

Los dirigidos por Héctor Cárdenas no convencían mucho, pero en el tramo definitivo del campeonato levantaron su nivel y por poco logran su décima estrella. El aporte de los canteranos y el hecho de tener una idea de juego clara, son aspectos que a futuro podrían darles satisfacciones a los hinchas verdes, que en este segundo semestre que está próximo a comenzar, verán a su equipo en tres competiciones: la Liga Águila II, la Copa Colombia y la Copa Suramericana.

“Destaco lo que hizo el plantel, porque en poco tiempo ilusionamos a los hinchas”, indicó Cárdenas.

El País, entonces, le cuenta qué fue lo mejor del Cali en el semestre y también qué debe corregir de cara a lo que viene.

Lo positivo

La cantera sigue siendo el sustento

La gran apuesta del Deportivo Cali sigue siendo contar en el plantel principal con mayoría de jugadores nacidos en sus divisiones menores, y esa es una fórmula que ha dado buenos resultados. De los once hombres que saltaron a la cancha para afrontar la final frente a Nacional, seis fueron canteranos: Nilson Castrillón, Germán Mera, Jeison Angulo, Kevin Balanta, Andrés Roa y César Amaya.

No pudieron jugar Luis Manuel Orejuela (lateral derecho) y Nicolás Benedetti (volante) por suspensión, pero fueron los dos futbolistas más destacados que tuvo el equipo en el tramo final de la temporada.

Hay una idea de juego clara

Otro punto a favor es que bajo la dupla técnica conformada por Héctor Cárdenas y Jorge Pautasso, el Deportivo Cali empezó a afianzar una idea de juego. Bajo un esquema de 4-2-3-1, los azucareros fueron un equipo que buscó siempre el buen trato de la pelota, saliendo a ras de piso desde la zona defensiva. La mejor expresión de esa identidad se vio cuando el equipo venció 2-0 en casa a Nacional en el juego de ida de la gran final.

Eso sí, el técnico Cárdenas, que llegó en marzo de este año, dejó claro que al equipo aún le faltan muchas más sesiones de trabajo para perfeccionar la idea.

Benedetti se pudo afianzar

La revelación del Deportivo Cali fue el volante de 20 años, Nicolás Benedetti. Con el número 21 en la espalda, el joven jugador se echó al equipo al hombro y lo guió hasta la gran final del balompié colombiano.
‘Nico’, además, marcó cuatro goles clave: dos al Medellín en la serie de cuartos de final, y otros dos al América, uno sobre el final del clásico por la fecha 10, y otro en el juego de vuelta de las semifinales de la Liga.

Benedetti antes había mostrado pinceladas de buen fútbol, pero no había podido consolidarse. Pero este semestre, el joven se afianzó en la titular y mostró todo el talento que tiene.

Un equipo muy fuerte como local

Deportivo Cali también se consolidó como uno de los locales más fuertes del campeonato. Este semestre, de 13 partidos que jugó en esa condición (dos fueron en el Pascual Guerrero y los otros once en Palmaseca), el conjunto verdiblanco ganó ocho y empató cinco.

Además, los azucareros ya van a completar un año sin perder en el estadio de Palmaseca. En esa cancha, Cali también logró triunfos importantes frente a rivales poderosos como Atlético Nacional (en la ida de la final), América (fase regular y semifinal), Deportivo Independiente Medellín (cuartos de final) y el Junior.

Lo que se debe mejorar

Más peso en los laterales

En el partido de vuelta de la final frente a Nacional, al Deportivo Cali le hicieron falta laterales de peso. Ante la suspensión de Luis Manuel Orejuela, el costado derecho de la defensa verde quedó expuesto con un Nilson Castrillón inexperto en finales, mientras que por izquierda el joven Jeison Angulo poco se destacó.

Para el segundo semestre, los verdes tendrían que pensar en reforzar esa parte del plantilla, teniendo en cuenta que el equipo no solo enfrentará la Liga local, sino también la Copa Colombia y la Suramericana.

A mejorar como visitantes

La campaña del Cali como local fue muy buena, pero como visitante fue bastante pobre. De 13 partidos disputados fuera de Palmaseca, los verdes perdieron seis, consiguieron cinco empates y solo lograron dos victorias (frente a Once Caldas y Equidad).

Además, a los azucareros les costó mucho jugar en Medellín, ya que perdieron en dos oportunidades ante el DIM por 3-1 y ante Nacional lograron un 0-0 en la fase regular, pero luego, en la gran final, se fueron goleados del Atanasio Girardot por un marcador de 5-1.

Trabajar la definición
Para el segundo semestre, el Deportivo Cali también tendrá que trabajar mucho en la definición. Por ejemplo, en el juego de ida de la gran final frente a Nacional, los verdiblancos fallaron muchas oportunidades claras de gol (incluyendo un penal), que al final le pasaron cuenta de cobro en el encuentro de vuelta en Medellín.

Jefferson Duque, con diez goles, terminó siendo el máximo artillero del equipo, pero otros hombres de la parte de arriba como Miguel Murillo, César Amaya y José Lloreda aportaron muy pocas anotaciones.

Los azucareros ya piensan en refuerzos

La junta directiva del Deportivo Cali, en conjunto con el cuerpo técnico del profesor Héctor Cárdenas, ya está pensando en los refuerzos que el equipo debe contratar para el próximo semestre, donde los verdiblancos apostarán por lograr su décima estrella, al tiempo que buscarán tener una buena participación en la segunda ronda de la Copa Colombia y de la Copa Suramericana.

De cara a lo que viene, los azucareros buscarían prioritariamente a un portero que reemplace a Camilo Vargas (regresaría al Atlético Nacional), un defensa de experiencia que pueda ocupar el lugar de Germán Mera (que se fue vendido al Brujas de Bélgica), un mediocampista por izquierda y también un delantero.

La idea es contratar los refuerzos pronto, ya que la Liga Águila II comienza el próximo 9 de julio y el 13 arranca la segunda ronda de la Copa Suramericana, en la que el Deportivo Cali tendrá un duro rival: el Junior de Barranquilla.

Ofertas por algunos canteranos

Por otra parte, al Deportivo Cali seguramente llegarán ofertas de clubes internacionales por canteranos que se destacaron a lo largo de esta temporada como Luis Manuel Orejuela, Kevin Balanta, Andrés Felipe Roa y Nicolás Benedetti.

De Orejuela, se dice, iría al fútbol de Portugal. Este semestre fue muy bueno para él. Se destacó por sus muy buenas proyecciones al ataque desde la banda derecha.

Balanta, por su lado, se hizo fuerte en la mitad de la cancha y recuperó el nivel que en el 2015 lo llevó a ser titular y campeón con el equipo. Sin embargo, salió lesionado del partido del domingo ante Nacional.

Por Benedetti también habrían ofertas, puesto que fue el jugador más destacado del club.

Eso sí, el presidente de la institución, Álvaro Martínez, hizo énfasis en que buscará mantener la base que acaba de lograr el subtítulo de Liga.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad