Yuberjén Martínez, a 'pegarle' al oro en Juegos Olímpicos Río 2016

default: Yuberjén Martínez, a 'pegarle' al oro en Juegos Olímpicos Río 2016

Los sueños de Yuberjén Martínez están ligados a sus puños. El colombiano puede alcanzar este domingo la gloria olímpica en Río.

Yuberjén Martínez, a 'pegarle' al oro en Juegos Olímpicos Río 2016

Agosto 13, 2016 - 12:00 a.m. Por:
AFP - El País
Yuberjén Martínez, a 'pegarle' al oro en Juegos Olímpicos Río 2016

Yuberjén Martínez, boxeador colombiano.

Los sueños de Yuberjén Martínez están ligados a sus puños. El colombiano puede alcanzar este domingo la gloria olímpica en Río.

En el 2008, los Juegos Olímpicos se hicieron en Beijing, China. En esa ocasión, Colombia participó en las justas con 68 deportistas y consiguió dos medallas, una de plata y otra de bronce. Esa vez, los protagonistas no fueron diferentes. El estadounidense Michael Phelps, en natación, y el jamaiquino Usain Bolt, en atletismo, ya dominaban y hacían historia, como hoy. 

Pero a 14.950 kilómetros de distancia del epicentro del deporte mundial, un entrenador apenas estaba a punto de conocer al que ni él se imaginaba  en ese momento que podría ser la máxima esperanza de oro para Colombia en el boxeo olímpico: Yuberjén Martínez. 49 kilogramos.

En Arboletes, un pueblo cubierto de ébano, playa y brisa pegajosa, en el Urabá antioqueño, había uno de esos  hombres que trabaja para el deporte sin esperar nada cambio. Uno de esos que forman en silencio y que consideran como propia la medalla  conseguida por el pupilo de turno.

“Conocí a ‘Yúber’ en unos Juegos Departamentales, él comenzaba a dar sus primeros pasos gracias a un entrenador llamado Wílder Blanco, que me lo recomendó en Chigorodó. Desde que lo vi supe que tenía mucho para dar”, asegura el profesor Abelardo Parra, quien desde ese momento comenzó a pulir un diamante al que le hacía falta sacarle brillo.

El destino tenía planeado que el profesor Parra descubriera a Yuberjén, un ‘pelao’ como cualquiera por esas tierras, en las que aún por estos días la falta de apoyo abunda y el talento se ve en cada esquina.

El chico flaco y desgarbado siempre tuvo claro que su principal sueño era cambiar el estilo de vida de su familia. En las calles se le veía vendiendo dulces para lograrlo, sin saber que sus manos no estaban para esa tarea ni sus piernas para caminar un pueblo, sino que tenía puños para derribar el hambre de su casa y habilidad para sacarle el cuerpo a la pobreza.

Gracias a su talento consiguió ser apoyado por Indeportes Antioquia y se ganó un lugar golpeando mandíbulas. Él que ayer sujetaba una bolsa de dulces, ahora abría los ojos y se daba cuenta de que sus sueños podían hacerse realidad con sus puños.

“Todo es gracias a la gloria de Dios, vamos a cumplir nuestros sueños y vamos a comprar la casa que quieres, mamá”, aseguró Yuberjén en medio de la emoción el viernes, una vez venció al pegador cubano Joahnys Argilagos asegurando la medalla de plata y la posibilidad de ir por el oro en los Juegos Olímpicos de Río.

La promesa que algún día le hizo a su madre María Neila Rivas parece que cada vez está más cerca. Su ascenso en el boxeo ha sido como su apodo, ‘Tremendo’.

El olfato experimentado de Parra descubrió a ‘Yúber’ en el 2008, y un año más tarde, con los colores de Antioquia, el púgil se colgaba la primera medalla de oro en un Campeonato Nacional en Bogotá, en los 48 kilos.

Los puños nacidos en Turbo, pero formados en Chigorodó, tuvieron la oportunidad de ir a probar suerte en los cuadriláteros en Cuba y Brasil. Pero sus grandes triunfos estaban por llegar. ¡Y de qué manera! Ganó el oro en los Panamericanos de Canadá y en los últimos Juegos Nacionales. Las plegarias de doña María Neila se han ido haciendo realidad y ahora lo tienen cerca de conseguir lo que ningún colombiano ha logrado.

Ser boxeador para un joven de familia cristiana no fue fácil en un comienzo, pero cuando entendieron que es un deporte, los familiares y amigos aceptaron el camino que eligió el ‘Tremendo’ de la casa. No hay golpe que no vaya dedicado a Dios.

“A mis padres, como pastores cristianos, no les gustaba mucho el boxeo y la gente murmuraba de lo que yo había elegido”, recuerda ‘Yúber’, quien ahora ha demostrado que su deporte no es nada distinto a un talento que el mismo Dios le regaló para que cumpliera sus sueños.

Curiosamente, Yuberjén ha hecho un paralelo bíblico con la pelea entre David y Goliat, con la cual se siente identificado. “Me pego mucho a la historia de David, que fue un guerrero de Dios y así me considero”, dice el pegador colombiano, que este domingo puede tocar el cielo con sus puños.

El rival de este domingoHasanboy Dusmatov, de  23 años, será el rival que tendrá que enfrentar el colombiano  en su último combate en Río.El joven de Uzbekistán   llega a disputar la medalla dorada siendo  el actual campeón asiático.El uzbeko no ha  perdido ningún round hasta el momento, una prueba  a superar por Yuberjén.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad