DEPORTES
Hoy:

    Violencia: todo un cáncer en el fútbol colombiano 

    Abril 23, 2017 - 09:03 a.m. Por:
    Redacción de El País 
    Violencia en el fútbol

    La violencia en los estadios preocupa a los dirigentes, hinchas y jugadores del balompié nacional.

    Colprensa - El País

    Reacciones encontradas ha generado en el entorno del fútbol colombiano la propuesta dada a conocer por la Dimayor de castigar con pérdida de puntos a los equipos que se les compruebe que apoyen con dineros o entradas a las denominadas ‘barras-bravas’.

    De acuerdo con lo expresado por el presidente de la entidad, Jorge Perdomo, la iniciativa será llevada a la próxima Asamblea de la Dimayor que se realizará el 4 de mayo en la capital de la República.

    Según el directivo, el Gobierno Nacional y la Dimayor están comprometidos en erradicar la violencia de los estadios que ha cobrado varias vidas en el último tiempo.

    “No permitiremos que haya ningún apoyo económico, logístico para las 'barras-bravas'; vamos a buscar la separación total para que esto se vaya menguando y eliminando progresivamente como lo hizo el Real Madrid durante muchos años“, explicó Perdomo.

    Incluso la propuesta va más allá. Si se comprueba que hay equipos que han financiado este tipo de actividades, podrían perder la categoría.
    “Se propondrá a la asamblea sanciones como la pérdida de 10 puntos a los clubes que apoyen a 'barras-bravas'; la reincidencia significará el descenso a la B, el directivo será sancionado por 10 años y a los funcionarios les significará la cancelación de los contratos de trabajo”, expresó el presidente de Dimayor.

    “La misma después de ser aprobada en asamblea de Dimayor debe ser llevada al Comité de Colfútbol para ser incluida en el código único disciplinario; luego notificada a los clubes y vendrá su ejecución de forma inmediata”, dijo el máximo dirigente del fútbol profesional en Colombia.

    El presidente de la Dimayor, quien viene socializando en los últimos días la propuesta con los representantes de los clubes, hizo referencia a casos en Inglaterra, España y Chile, países donde se ha implementado esta norma.

    “El objetivo de esta norma es eliminar cualquier vínculo, cualquier cercanía de los directivos de la institucionalidad del fútbol con las 'barras-bravas'”, afirmó Perdomo.

    No está de acuerdo

    Uno de los equipos que más ha sufrido sanciones de este tipo es el América, que es de los de mayor hinchada.

    En el reciente pasado, los ‘diablos’ sufrieron en varias ocasiones el cierre de alguna de sus tribunas por el mal comportamiento de sus aficionados, sobre todo de su barra más popular.

    “No estoy de acuerdo con esa medida porque las barras contrarias pueden terminar haciendo daño a los equipos locales, encargados de la organización de los partidos. Es necesario que las barras se concienticen en erradicar la violencia. Considero que toca educarlos”, expresó Tulio Gómez, presidente de los escarlatas.

    Los más afectados por este tipo de medidas serían sin dudas los equipos con mayores hinchadas.

    Varios modelos de propuestas iguales se han adelantado en el balompié internacional. Uno de los casos más llamativos se dio hace algunos años en Inglaterra, luego de la tragedias de Heysel y Hillsborough, en los años 80.

    Allí, las autoridades gubernamentales implementaron una serie de medidas para endurecer las penas. Los famosos "hooligans" eran el terror en los estadios europeos. Hoy sus actos de vandalismo son cosas del pasado.

    Álvaro Martínez, presidente del Deportivo Cali, institución que también ha vivido en carne propia las acciones de las denominadas 'barras-bravas', tiene un punto particular sobre la propuesta.

    “Los equipos grandes son los que tienen las barras más numerosas. El problema que se presenta al interior de esas barras es la presencia de algunos delincuentes”, comentó Martínez.

    De igual forma, el máximo dirigente caleño asegura que “si a un equipo lo sancionan por el mal comportamiento de sus hinchas, pues lo mínimo que se espera es que la misma barra sancione a ese personaje que termina perjudicando a su equipo”.

    Se ha especulado mucho con la posibilidad de que hay instituciones que apoyan de ciertas formas a estos grupos de barristas. Incluso en muchos casos se ha denunciado que los mismos equipos les financian sus entradas a los partidos y desplazamientos a otras ciudades.

    La primera acción de la Dimayor será implementar una base de datos de los hinchas. Luego vendrá el proceso de carnetización y después el uso del sistema de identificación biométricas para saber quién ingresa a los estadios.

    Datos:

    • Una inversión cercana a los 22 mil millones de pesos es la que se hará para implementar el proceso de carnetización de los hinchas. 
    • La idea es que cada aficionado tenga una tarjeta tipo débito que sirva de identificación para el ingreso a los estadio de fútbol.
    • Otra de las medidas que se piensa implementar es la utilización de las cámaras de seguridad con identificación facial, que sirva para la reseña de los violentos en las tribunas.
    • Las medidas anteriormente adoptadas como el cierre de tribunas fueron consideradas negativas porque los violentos terminaban trasladando el problema a otras zonas de los estadios.
    CONTINÚA LEYENDO
    Publicidad
    VER COMENTARIOS
    Publicidad