“Vine a ponerle una estrella al escudo del Deportivo Cali”: Bolívar

Enero 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Daniel Molina Durango - Reportero de El País
“Vine a ponerle una estrella al escudo del Deportivo Cali”: Bolívar

Gustavo Bolívar, volante antioqueño del Deportivo Cali en la temporada de 2014.

Bolívar es un jugador de buen dominio del balón y que en la parte personal se define como alguien abierto y familiar. Dice que llegó al verde para dar de qué hablar y salir campeón.

Tenerlo como rival dentro de un terreno de juego no debe ser fácil para ningún jugador. Solamente por hablar de lo físico, su talla, su contextura un poco gruesa y su cabeza pelada, sin duda, infunden respeto. Además, sus habilidades futbolísticas como volante de primera línea lo hacen un jugador duro de superar en la mitad del campo. Sin embargo, al encararlo fuera de una cancha, realmente Gustavo Bolívar puede llegar a sorprender a cualquiera. Es un hombre sencillo, abierto, calmado y con unos principios familiares tan precisos como sus pases durante los partidos. Aunque lleva pocos días en la ciudad, ya está metido de lleno en lo que será el proyecto Deportivo Cali este año. Sabe que ser uno de los refuerzos de más renombre le implicará rendir al 200% en el conjunto verde. Con gran humildad y respeto, Gustavo charló con El País acerca de su presente, de sus metas y hasta de su gran miedo. De seguro, dará de qué hablar en la Sultana del Valle. ¿Cómo se ha sentido en estas semanas de trabajo con el Cali?Me he sentido muy bien y cómodo desde el primer día en que llegué. Aquí me hicieron sentir como en casa, para uno eso es muy valioso y esperemos que todo eso se pueda ver reflejado en los resultados del equipo.¿Cómo fue el reencuentro con Christian Marrugo y Robin Ramírez, que fueron compañeros suyos en Tolima?Muy bueno. Es muy importante llegar a un nuevo equipo y encontrarse con que llegan compañeros con los que uno estuvo y con los que se hicieron campañas tan buenas. Nuestro deber es retomar lo que hacíamos en Ibagué acá en Cali para que las cosas salgan bien.¿Qué quiere Leonel de usted en el terreno de juego?El ‘profe’ quiere tener un equipo agresivo y que le dé buen manejo a la pelota. Yo entro en la tarea de tomar el balón y distribuirlo con criterio. Espero estar acorde a la situación cuando me toque jugar.¿Qué lo impulsó a venir al Cali? El Cali es uno de los clubes más grandes que hay en Colombia. Me motivó llegar por que vi que tienen un gran equipo, por algo llegaron a la final del año pasado. Además, al darme cuenta que Robin y Marrugo ya habían firmado y que estaba Víctor Giraldo, que es como un hermano para mí, no tuve que pensarlo demasiado.Cuando el Tolima en el que usted y Marrugo jugaban venía, la gente les tenía pánico. ¿Por qué se convirtieron en el ‘coco’ del Cali?Bueno, esto no lo digo con mala intención, pero siempre que veníamos aquí a Cali con el Tolima, hacíamos unas actuaciones muy buenas. Salíamos a practicar buen fútbol y la cancha del Pascual se presta para eso. La gente nos decía que nos quería ver con la verde y así es la vida, hoy estamos acá.Cuando usted sale del Tolima, se va al fútbol de Arabia. ¿Cómo le fue por allá?Fue una buena experiencia. Al principio es duro porque llegué solo y sin conocer a nadie. Prendía la televisión y había puros programas árabes. Pero después de un mes llegaron mi esposa y mis hijas y las cosas mejoraron mucho. Jugué bastante y con un buen ritmo. La verdad, me fue muy bien. ¿Cómo es la vida en Arabia?Algo nuevo para mí. Las mujeres tienen que llevar un manto cubriéndose porque si muestran un poquito de piel es malo. Por otro lado, había días que yo salía solo y no me dejaban entrar a lugares donde había familias. La otra vez fuimos con mi esposa y las niñas a comer a un lugar y nos dijeron que allí no podían entrar mujeres. Son cosas culturales, cada quien vive a su manera. Pero si estaba acoplado allá, ¿por qué se devolvió a Colombia a jugar con el Itagüí?El representante me dijo que el nuevo técnico del equipo en el que estaba iba a llevar otros extranjeros. Ahí me llaman del Itagüí y me sedujo que iba a disputar Copa Sudamericana. Sin embargo, si algún día se da la posibilidad de jugar de nuevo en Arabia, lo haría. ¿Cree que haberse ido a un fútbol desconocido como el árabe lo sacó de la selección Colombia?No. Yo pienso que el profesor José Pékerman llegó con una idea nueva y ya tenía en mente otros jugadores para desarrollarla. Pero acá en Cali quiero darlo todo para que me vuelvan a tener en cuenta. ¿Cómo es usted en la parte personal?Soy alguien muy abierto y humilde. Trato con respeto a las personas al lugar al que llego para así siempre salir por la puerta grande. ¿Qué hace Gustavo cuando no entrena?Me gusta escuchar música. Soy un ‘de todito mix’. Escucho reggaeton, vallenato y salsa. Pero en los ratos libres, lo que más me apasiona hacer, definitivamente, es estar con mis dos angelitos, que son mis hijas (Abigail y Renata). Juego con ellas y me divierto mucho. Aquí en Cali están dichosas y no se quieren ir de esta ciudad, ojalá nunca pierdan esa alegría. Ellas Son mi razón de ser. ¿Cuál fue su momento más feliz?Cuando me convocaron por primera vez a la selección. Fue increíble, me llamaban al celular los periodistas y yo no les contestaba porque las palabras no me salían, no podía hablar de la emoción tan inmensa. ¿Cuál es su principal temor en la vida?Que mis hijas me dejen. Me asusta pensar que cuando estén grandes se puedan ir de mi lado. ¿Qué meta se propuso al llegar aquí?Ganar la Superliga, la Liga y llegar a lo más alto en la Copa Libertadores. Yo vine aquí con el objetivo de ponerle una estrella el escudo del Cali.Frases| “Compañeros que he tenido me dicen que la hinchada del Cali es muy exigente y yo pienso que eso es natural. Acá hay que entregar todo en la cancha”.Gustavo Bolívar, volante| "Fue bueno llegar aquí y encontrarme con compañeros que ya me conocían. Con Gustavo y Christian en verdad nos fue muy bien en el Deportes Tolima”.Robin Ramírez, delantero del Cali| "Venir y encontrarme con Gustavo Bolívar y Robin Ramírez fue bueno para mí y será positivo para que los tres nos adaptemos mas fácil al Cali”.Cristian Marrugo, volante del CaliNúmeros28 años tiene Gustavo Bolívar, quien es uno de los principales refuerzos del Deportivo Cali.5 partidos tiene Bolívar con la selección. ‘Bolillo’ Gómez y Leonel Álvarez lo convocaron.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad