Victoria sufrida de Universitario Popayán ante el Dépor Aguablanca

Victoria sufrida de Universitario Popayán ante el Dépor Aguablanca

Febrero 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
JULIO HERNEY NARVÁEZ-Colprensa El Liberal
Victoria sufrida de Universitario Popayán ante el Dépor Aguablanca

Dépor Aguablanca recibe a Universitario de Popayán en juego de la tercera jornada de la Copa Postobón.

Con la victoria 4-2 ante el Dépor Aguablanca de la ciudad de Cali, en el césped del estadio Ciro López, el equipo Universitario Popayán amplió a 16 fechas su invito en el Torneo Postobón actuando como local.

Con la victoria 4-2 ante el Dépor Aguablanca de la ciudad de Cali, en el césped del estadio Ciro López, el equipo Universitario Popayán amplió a 16 fechas su invito en el Torneo Postobón actuando como local. De ellas, dos corresponden al primer semestre del 2011 cuando jugaba en el estadio Manuel Calle Lombana de Villavicencio; doce al segundo semestre del mismo año cuando se trasladó a esta capital y las dos últimas a este campeonato de 2012.Con esta victoria, su tercera en lo que va corrido del año, el onceno caucano del profesor César Torres acumula un total de nueve puntos que lo ubican parcialmente en la casilla número cuatro con los mismos puntos que el Rionegro, pero con tres goles menos en el ítem del gol diferencia con respecto al conjunto antioqueño.El de este domingo fue un partido bastante extraño en donde la fanaticada payanesa, que siempre acompaña al equipo en las tribunas del coliseo patojo, sufrió más de lo acostumbrado. Pues luego de ir ganando holgadamente en el primer tiempo, en el segundo casi se deja igualar en el marcador tras bajar los brazos en las primeras de cambio.COMO UN RELOJITOEn los primeros 45 minutos, el conjunto payanás fue una verdadera tromba con un trabajo excelente del delantero vallecaucano Duván Mejía Rengifo, quien anotó un tanto e hizo el pase gol para otros dos más. Se volvió a ver a un onceno con mucho oficio en el terreno de juego; un Universitario que le pasó por encima a su rival de turno sin escatimar en su poder ofensivo, tanto así que al descanso del primer tiempo se fue con una holgada ventaja de 3-0.Todo el conjunto estuvo enchufado. Desde atrás, el portero Julián Mauricio Rosero volvió a dar mucha tranquilidad con su seguridad tanto por arriba como por abajo. Y aunque los delanteros visitantes no lo exigieron demasiado, en las pocas llegadas con opción, el nariñense conjuró el peligro que aparentemente se ceñía sobre sus predios.Un ‘relojito’ fue en esos primeros 45 minutos el conjunto universitario. Al punto de que en las postrimerías de ese período, los aficionados en las tribunas empezaron a corear el ole de la fiesta brava por la tranquilidad del marcador. Pero la moneda se volteó por completo. Los muchachos se ‘fresqueraon’, aflojaron las marcas y ‘a papaya servida, papayada partida’.DE LA TRANQUILIDAD AL SUSTOLos visitantes aprovecharon esa situación. Le cobraron por ventanilla al cancerbero samaniaguense en dos oportunidades. Minuto 59 con Stiven Tapiero y minuto 66 con José Barrionuevo. A esa altura del compromiso el dulce se puso a mordiscos y una vez más, la angustia se apoderó de los hinchas en las graderías del estadio y en las casas de quienes seguían la transmisión de las distintas cadenas radiales.Pero para fortuna de todos que están de corazón con la escuadra patoja, al minuto 62 se dio el ingreso de Giovanni Martínez quien en cobro de tiro libre nos hizo recordar al talentoso Jorge Enrique Vargas Sandoval, al embocar magistralmente el balón en el fondo de las piolas del arco sur custodiado por el meta Javier Dussán y decretar así el 4-2 definitivo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad