Venus y Serena Williams resultaron poco exigentes

Noviembre 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
OSWALDO BUSTAMANTE ESCOBAR / Colprensa-El Colombiano

Dos hombres (tenistas) para practicar, seguridad en el piso del hotel donde estarán y dos suites presidenciales, son los pedidos centrales para su presentación en el ‘Máster Comcel’ en Medellín.

Una tula con ropa deportiva, que incluía diez mudas, transporte en primera clase para él y cuatro amigos personales, 50 mil dólares, un automóvil para su traslado, y hasta algunas damas de compañía.Ese fue el pedido de Diego Armando Maradona para estar en la despedida del ‘Pibe’ Valderrama, en Barranquilla, seis años atrás, según relatan los promotores de ese espectáculo.La historia da cuenta de algunas excentricidades de deportistas famosos que han venido al país en calidad de invitados o a intervenir en torneos relámpagos, como el tenista Tomas Muster, quien solicitó una batería musical, para distraerse en su habitación, cuando intervino en una de sus presentaciones en el torneo Máster Club Colombia de Bogotá.Y aunque menos "dolorosas" que las exigencias que hacen los cantantes, los deportistas que han venido a la cuidad no se escapan de este tipo de peticiones. Como John McEnroe, quien el año pasado exigió traer, desde Estados Unidos, un guardaespaldas de su entera confianza.Durante la despedida de ‘Chicho’ Serna, hace cuatro años, en Medellín, el mismo astro argentino Maradona sorprendió al pedir solamente que lo dejaran tranquilo en la fiesta de noche luego del partido. "Ni un periodista, ni una cámara fotográfica, ni firma de autógrafos, ni grabaciones, nada de eso", recuerda el empresario Mario Múnera.Algunos piden todo un piso de un hotel. Como la Selección Argentina que jugó ante Colombia la Eliminatoria pasada en Bogotá.¿Eso mismo pasará con las hermanas Venus y Serena Williams? ¿Qué pidieron para venir y presentarse, el miércoles venidero, en Medellín durante el Máster Comcel? "Nada raro", comenta Jhan Fontalvo, de Producciones Grand Slam, entidad promotora de este hecho sin precedentes en Colombia y Suramérica, porque será la primera vez que ambas se presenten en esta parte del continente americano.Mucha puntualidad y cumplir estrictamente la agenda que diseñaron, dos habitaciones tipo suite presidencial, dos más para dos acompañantes, seguridad en el piso del hotel donde estarán hospedadas (Intercontinental), un carro blindado para el traslado desde el aeropuerto y dos hombres tenistas para las prácticas previas (a falta de mujeres de categoría élite en Colombia)."De resto, nada, con decir que a diferencia de muchos que exigen vuelos chárter, ellas viajarán en un vuelo comercial", cuenta Fontalvo.Ni siquiera comida especial ni autos modernos. "Obviamente, por ser quienes son, los organizadores otorgamos seguridad especial contratada con una empresa privada, y personas especiales para gestionar su ingreso al país (inmigración), traslado al hotel, y el apoyo de Policía y Tránsito, pero en sí, han sido no han exigido nada que no se pueda cumplir".PROBARÁN A LAS HERMANASMichael Quintero es uno de los más experimentados tenistas del país. Antioqueño, de 31 años de edad, ya ha hecho pinitos como entrenador de jóvenes. Integró varias veces, el equipo colombiano de Copa Davis.Tomás Builes es una de las jóvenes raquetas antioqueñas. Tiene 17 años y hace parte del Equipo EPM-LAT que ha disputado ya varias giras suramericanas y torneos internacionales. 886 en el casillero ATP de dobles.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad