¿Urge de nuevas figuras el tenis colombiano?

Septiembre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
ALDA MERA - Reportera de El País
¿Urge de nuevas figuras el tenis colombiano?

Esta escena, de Alejandro Falla (izq.) y el capitán Mauricio Hadad, (der.) saliendo derrotados de la serie de Copa Davis, mientras el equipo de Japón celebraba la victoria, despertó cuestionamientos de los críticos deportivos.

Críticos piden el relevo de Giraldo, Falla, Cabal y Farah. Expertos dicen que no es fácil tener top 100.

Del triunfalismo al derrotismo. Esos son los dos extremos entre los cuales oscilan los colombianos. Engrandecen a los atletas con una primera victoria y los destruyen ante la primera derrota.Ese es el sentir de personas del ámbito del tenis, que esta semana vieron cómo en algunos medios de comunicación y en redes sociales pedían el relevo generacional de Alejandro Falla y Santiago Giraldo y de los doblistas Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, al perder la serie por el Grupo 1 de la Copa Davis frente a Japón.Los expertos coinciden en que la opinión pública no conoce de procesos deportivos y menos en el tenis, disciplina altamente competitiva donde estar en el top 100 ya es un mérito para un país sin historial tenístico como Colombia. Leonardo García, jefe de prensa de Colsanitas, firma patrocinadora de las raquetas colombianas sostiene que este trabajo se trazó desde 1995. “La decisión fue apoyarlos en su formación deportiva y logística hasta llevarlos al profesionalismo, porque eran el 1, 2, 3, 4 de Colombia”, explica. Se empezó con 42 tenistas y solo quedan cinco (los mencionados y Mariana Duque) que avanzaron y se convirtieron en la base de la Selección Colombia.La apuesta por un tenista de alto rendimiento demanda mucho dinero. Colsanitas invierte en ellos $2000 millones cada año desde 1997 para llevarlos al top 100. Y lo logró: Fabiola fue 16 del mundo. Falla ha sido 48, Giraldo, 39 y en dobles, Cabal fue 20 y Farah, 43. Entonces, dice, sí se llegó a la meta. “Son proyectos muy grandes y por eso le apuesta a Giraldo diez años más y a Falla otros cinco”.A las voces que reclaman un relevo generacional, Gabriel Sánchez, presidente de la Federación Nacional de Tenis, les responde que sí vienen nuevos prospectos. “Tenemos 2500 jugadores activos en el circuito juvenil colombiano y muchos de ellos ya están dando buenos rendimientos a nivel nacional e internacional”, dice. De Cali destaca a los hermanos Luis y Juliana Valero; Barlaham Zuluaga, Frazier Rengifo, “chicos de 15, 16 años que vienen en proceso”. Y de la Costa, resalta a las barranquilleras María Fernanda Herazo y las mellizas Paula Andrea y María Paulina Pérez. “Todos ellos son un cambio generacional que va a llegar”, anuncia.“Lo que suena raro es como si la gente quisiera que Alejandro (Falla) y Santiago (Giraldo) no jugaran más. Pregunto: ¿dónde están los otros jugadores top 100? En el contexto suramericano, fuera de Argentina, no los tiene ni siquiera Brasil”, señala el dirigente que está seguro de que en 2014 Colombia jugará Copa Davis en el Grupo 1, “donde estamos sembrados: después de Argentina, los países más poderosos de la región son Brasil y Colombia”.“Mal haríamos en cambiarlos. Generacionalmente vienen otros. El jueves, por ejemplo, ganó Alejandro González (Argos) en Taiwán y ya es 104 en el mundo y en una semana puede ser top 100, porque viene pidiendo pista”, anota Sánchez.Para el periodista deportivo Rafael Cuéllar, “según lo que vimos en el Seguros Bolívar en Cali –da 90 puntos ATP y US$ 75.000 en premios–, no hay un relevo próximo. No hay a la mano un tenista que supla a Falla o a Giraldo”. Cuéllar explica que (Eduardo) Struvay es el llamado a ser, pero es un chico que con gran esfuerzo pasa de pronto a segunda ronda, pero allí se queda porque no tiene el nivel de profesionalismo que se requiere. Carlos Salamanca está en un muy bajo nivel. Y el resto está muy lejos, ganando torneos ITF y eventos que solo dan puntos para mirar a torneos Future, pero aún no llegan allí. “Por ahora, sigamos con los que tenemos”, sentencia.Las críticas llueven como bolas: que la base y la formación de los nuevos talentos es tarea de las ligas y de la Federación. Los patrocinadores solo entran a jugar cuando en la cancha brilla uno con proyección.Sánchez objeta que la Federación está haciendo más de 250 torneos en el año, más de cinco semanales. “Tenemos campeonas suramericanas, hemos formado talentos como Juan Sebastián Gómez, campeón en los Juegos Mundiales de la Juventud de Singapur hace un año”.García apunta a que quizás “nos aburguesamos demasiado y nos dedicamos a traer a Federer y a Djokovic para hacer partidos de exhibición, y descuidamos los torneos pequeños, tan necesarios para que los nuevos tenistas jueguen, sumen puntos ATP y mejoren su ranking”. En Latinoamérica no hay más de cinco de estas competiciones y salir de gira a Europa o Estados Unidos es muy costoso.Giraldo y Falla crecieron tenísticamente en torneos pequeños, pero quienes vienen detrás no tienen esa misma oportunidad de pelear puntos. Sánchez devuelve ese golpe con cifras. “Este año hicimos diez torneos de los que más necesita el tenis colombiano, los de 10.000 o 15.000 dólares, porque marcan el desarrollo de los muchachos en la transición. Nos costó mucho esfuerzo y US$350.000”.Admite que la industria privada no tiene problema en invertir uno o dos millones de dólares para una exhibición de Federer o Djokovic. “Pero uno les pide US$50.000 para apoyar el equipo de Copa Davis y no les parece”, denuncia.“No voy a criticar a los empresarios, pero uno va donde esos mismos patrocinadores y le dicen: “No, es que ya nos gastamos todo el dinero, no tengo para apoyarlo”, se queja el directivo.Añade que infortunadamente la participación del sector privado está muy orientada hacia el fútbol. “No quieren invertir en desarrollo, sino que la Federación les entregue ‘nadales’ o ‘federers’. Es difícil hallar otro patrocinador como Colsanitas que le apostó al tenis colombiano cuando Giraldo solo tenía 14 años”.Hasta al público le reclama: “Los partidos de exhibición son más farándula. Veo gente que le da trabajo pagar $50.000 para ir a ver a Santiago Giraldo y John Isner (Top 10), pero no tiene problema en traer a sus hijos y su esposa desde otra ciudad, comprarles boletas de $600.000 y gastarse 3 o 4 millones de pesos en un partido de exhibición”.García aclara que las actuales raquetas nacionales no le están quitando el cupo a nadie, porque en el tenis no aplica el caso de retirar a uno para darle el paso a otro. De hecho, hay jóvenes que pueden jugar, ganar y sumar puntos para subir en el ranking.Y mientras un tenista sea top 100, como Falla-Giraldo en sencillos y Cabal-Farah en dobles, tiene cupo asegurado en los cuatro Grand Slam: solo por entrar allí a la primera ronda reciben en promedio US$15.000. Entonces, pregunta García, ¿por qué pensar en el retiro si hasta los primeros 200 0 250 –de más de 1000 competidores de la ATP–, viven del profesionalismo?En su opinión, si un tenista factura al año US$80.000, todavía tiene mucha raqueta para dar y sigue vigente, independiente de la edad. Un buen número de los top 100 está en el rango 24-33 años. Rodolfo Varela, gerente de Match Point, dice que “cada día las carreras deportivas son más largas, los tenistas se cuidan más, cuentan con más avances médicos, científicos y tecnológicos, los preparadores físicos saben cómo recuperarlos de una lesión y la parte mental ha evolucionado”. Si en otras épocas, a los 24 se pensaba en el retiro, dice, ahora a esa edad apenas se empieza a consolidar la carrera. “No nos podemos centrar en pedir a Falla-Giraldo y Cabal-Farah, que cuelguen sus raquetas, cuando un país como Suiza, que goza de todas las condiciones de apoyo a sus deportistas, solo tiene a un Federer y a un Wawrinka”, concluye García. “Al contrario, debemos estar muy satisfechos –y lo digo no con conformismo, confiesa Sánchez– en tener dos top 100 que nos representan muy bien a escala internacional, un equipo supremamente competitivo”.Varela, que sabe qué es sudar la camiseta en Copa Davis, apuesta por la continuidad de sus colegas. Así no sean los mejores del mundo, abrieron el camino para el buen momento del tenis nacional y están consolidados. “Ellos no perdieron contra cualquiera. Kei Nishikori es 12 del mundo y Go Soeda fue 47 –ahora es 123–. ¿Y por perder un partido de Copa Davis tenemos que llamar a jubilar a los tenistas?”, pregunta.Los que están en la fila de esperaEduardo Struvay:* 22 años. Cali.* Ranking actual: 546* Mejor ranking: 231 en febrero de 2012.* Partidos: 19 ganados, 37 perdidos, incluidos seis challenger ATP este 2013.Alejandro González:* 24 años. Medellín.* Palmarés: Ha ganado tres Challengers y alcanzó los cuartos de final del de Taiwán esta semana. Antes de ese triunfo era el 114 de la clasificación ATP.Juan Carlos Spir:* 23 años. Cali.* Palmarés: Ascendió del puesto 1768 en agosto al 1098 actual. Ha ganado 11 torneos Future y ha perdido 18. Viene del tenis universitario.Luis Hernán Valero:* 17 años. Cali.* Palmarés: Es el 1775 actual del ranking ATP. En agosto ganó el Internacional de Tenis (ITF) Club Farallones ante el argentino Agustín Torreano.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad