DEPORTES
Hoy:

Uno no es dueño de su destino, dice la pesista tulueña Leidy Solís

Abril 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
MARCO A. GARCÉS / Reportero de El País.
Uno no es dueño de su destino, dice la pesista tulueña Leidy Solís

La tulueña Leidy Solís pertenece a una familia de pesistas, en la que se destacan también su tío William, quien ha sobresalido en la máxima categoría de la rama masculina, al igual que su tía Jessica y su prima Jessenia.

La pesista tulueña tiene dos meses y medio de embarazo y aunque muchos creen que no alcanzará a estar en forma para ir a los Olímpicos, ella expresa que va a hacer lo posible.

Leidy Solís rompió su silencio. Después de confirmarse su estado de embarazo, prefirió aislarse de quienes le cuestionan haber quedado al margen en el año previo a los Juegos Olímpicos, en los que la levantadora de pesas parecía tener un puesto escriturado en la categoría de 69 kilogramos.¿Qué puede pensar ahora una mujer de 21 años a la que el país volteó su mirada ante el alcance de la noticia? Lo primero, tomó su nuevo estado como una bendición de Dios y se siente mucho más motivada para lograr sus metas, así para muchos las deportivas parezcan imposibles en este momento. Segundo, espera ponerse en forma, tras el nacimiento del bebé, buscando las marcas establecidas para integrar el combinado nacional.El País habló con ella para interiorizarse en su parte humana y conocer la estrategia que va a utilizar con la parte directiva y técnica para intentar no quedarse del avión que llevará a los pesistas criollos a Londres, en agosto del próximo año. ¿Cómo ha pasado estos días?Muy contenta, ahora tengo dos meses y medio de embarazo, estoy feliz y un poco más tranquila aquí en Tuluá con mi esposo, esperando que nazca el bebé.¿Es consciente de que el bebé le va a cambiar la vida?Por supuesto, la llegada de un bebé significa muchas cosas, más responsabilidad y compromiso, porque hay otra persona que va a depender de uno. Estoy muy tranquila, contenta y deseando que todo salga bien. ¿Su esposo está vinculado al deporte?No tiene nada que ver con el deporte. Él conoce desde hace mucho tiempo mi carrera, ahora estamos juntos y contentos por la noticia del bebé.¿Su objetivo será cuidarse en el proceso para que el bebé nazca bien y usted pueda volver luego a los entrenamientos?Sí, eso requiere de muchos cuidados, porque quiero volver a mis pesas después de que llegue el bebé, comer balanceadamente y hacer los ejercicios que pueda en este estado y seguir muy tranquila. Tengo fe de que todo va a salir bien para regresar nuevamente a las pesas.¿Qué le dijeron el médico de la Selección Colombia y sus entrenadores cuando usted los enteró del embarazo?Me dieron mucho apoyo, me dijeron que estuviera muy tranquila, que me trasladara a Tuluá, que ahora lo primordial era el bienestar del niño.¿Y en el Comité Olímpico Colombiano?Ellos estaban contando conmigo para participar en los Juegos Panamericanos, pero igual me dijeron que el mundo no se acababa, que apenas eran nueve meses y luego que tuviera mi hijo iba a volver a mis pesas. En la Federación en Medellín también me expresaron que estuviera tranquila.¿Cómo tomó algunas declaraciones de la dirigencia en el sentido que no era el momento indicado, por su participación en certámenes internacionales?La verdad es que cuando llegué de la concentración en Medellín me desconecté totalmente de los medios de comunicación y de las críticas de las personas, me concentré solamente en mí, en mi familia y en mi hijo. Sé que se dijeron algunos cosas desagradables y críticas destructivas, eso me afecta en este estado y por eso decidí desconectarme de todo.¿Usted cree que se pensó más en el ciclo olímpico que en la parte humana?Estoy muy tranquila, creo que la inversión no se ha perdido, más bien todo se lo dejo a Dios, decir que voy a ir o no es una especulación, el único que sabe cómo va a salir todo es Dios. Obviamente sé que no va a ser nada fácil, pero mi mente y mi corazón están en disposición de salir adelante y pensar en mis compromisos. ¿Su intención era tener el bebé este año?Uno no es dueño de su destino y tiene que estar dispuesto a que las cosas le lleguen en el momento que uno menos lo espera. Llegó en un momento que no lo esperaba, pero igual es bienvenido, si Dios lo mandó para esta época es porque así tenía que ser. Estoy muy tranquila y contenta, ahora tengo una motivación más para rendir en mis pesas. ¿Ahora piensa más como mamá o como deportista?Tengo mis dos mentalidades, es mi primer embarazo. He recibido muchos consejos y debo concientizarme de que tengo un bebé que muy pronto va a nacer, de los controles y de que no le falte nada. Ya después, si tengo que trasladarme con él a la concentración, lo haré, pero luego de que vea que voy a tener un beneficio en mi deporte y en mi nuevo estado de mamá. ¿Su idea es regresar a entrenamientos con Áymer Orozco cuando cumpla la incapacidad de maternidad para luego buscar el cupo en la Selección?Obviamente, es lo que pienso ahora, que nazca el niño, prepararme físicamente, porque uno pierde el acondicionamiento por los más de nueve meses de inactividad, pero están la voluntad y las ganas de volver.El bebé nacería a finales de octubre y creo que en diciembre yo estaría haciendo acondicionamiento para empezar en enero con cargas muy livianas.¿Cómo fue la reacción de su entrenador en Tuluá, Áymer Orozco?Al principio estaba un poco sorprendido, pero no decepcionado; me dijo que estuviera tranquila, me dio ánimo y su apoyo si yo decidía seguir en las pesas.En el COC se dice que usted debería redoblar esfuerzos para llegar en buena forma a buscar un cupo a los Olímpicos, ¿está de acuerdo?Eso no se trata de trabajar el doble, si uno no está entrenando y luego va a hacer doble esfuerzo, ahí sí es cierto que se va a buscar una lesión o mínimo un desgarre. Hay mucho tiempo de descanso, por eso hay que cumplir con los programas que el profesor propone, porque a mí me tocaría empezar desde cero.¿Qué marcas estaba haciendo antes de la noticia del embarazo?Estaba en recuperación de una lesión de rodilla izquierda tres meses antes y cumplía mi recuperación en Bogotá. Hace un tiempo largo que no levanto.¿Lo clave será planificar con el metodólogo del COC para evitar una contingencia?Igual, estoy pensando positivamente en que las cosas van a salir muy bien. Todo es con calma, después de que haya voluntad y mucha fe en uno mismo y ante todo en Dios, todo va a salir bien.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad