Una holandesa con acento vallecaucano en los Juegos Olímpicos

Una holandesa con acento vallecaucano en los Juegos Olímpicos

Julio 25, 2012 - 12:00 a.m. Por:
KATERINE MORA HOYOS - Reportera de El País
Una holandesa con acento vallecaucano en los Juegos Olímpicos

En esgrima el Valle logró varias medallas en los Juegos Nacionales.

Saskia Loretta Van Erven es la principal carta colombiana en florete para los Juegos Olímpicos de Londres. Por estos días se entrena con un medallista de oro olímpico.

Al escuchar el nombre de Saskia Loretta Van Erven, lo que uno menos se imagina es que esta esgrimista, nacida en Rotterdam (Holanda), sea una de las cartas de Colombia de cara a los Juegos Olímpicos de Londres. Pero aunque no lo parezca, esta joven de 24 años tiene mucho que ver con nuestro país, y mucho más con el Valle del Cauca.Aunque su acento revele su origen extranjero y su fisionomía así lo confirmen, Saskia se siente tan colombiana como holandesa, gracias a que su mamá, Gloria García Pacheco, una de las esgrimistas más destacadas que ha dado el Valle y que en los Juegos Panamericanos de 1971 se convirtió en figura de las justas, siempre le inculcó el amor por Colombia.Que se inclinara por la práctica de la esgrima fue algo casi natural. Su mamá, que aún es instructora de la disciplina, y su papá siempre estuvieron vinculados a dicho deporte. También su hermano, que por cosas de la vida nació en Medellín y ya se retiró de la competencia a nivel profesional. “La esgrima es el verdadero amor en mi alma, es como una inspiración en mi vida, algo difícil de explicar”, asegura la deportista, quien en su página de internet deja claramente plasmadas sus otras grandes pasiones: la escritura y la fotografía.Por estos días, Saskia se prepara a toda marcha asistiendo a competencias tanto en suelo europeo como americano para llegar en forma a afrontar la realidad de su gran sueño, unas justas olímpicas. “Desde muy pequeña soñé participar en el evento más hermoso del mundo… Los Juegos Olímpicos. La idea irreal se convirtió en realidad, y al final de marzo era oficial. El tiempo va rápido y los días pasan, y por eso quiero empezar por medio de fotos, cuentos y actualizaciones este trayecto tan espectacular”, manifiesta la deportista en su página, en donde se puede seguir su paso por diferentes partes del mundo y los certámenes en los que compite antes de emprender su vuelo a Londres.Recientemente estuvo en Rusia compitiendo en la Copa Mundial de Esgrima y durante esta semana estará entrenando con Andrea Borella, maestro italiano que fue medalla de oro en la competencia de florete de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles en 1984.Guiada por él, Van Erven buscará darle más precisión a sus movimientos, aquellos que aprendió de su mamá hace ya 18 años, cuando la inició en el deporte a los 6 años de edad. “Saskia es una niña de una técnica muy buena. Tuvo muy buenas bases, es una mezcla bonita entre la fortaleza de competir en Europa y haber sido formada por su mamá, quien fue muy buena competidora y, estoy seguro, le inculcó el amor por la competencia, tal como lo hizo con nosotros”, asegura Mauricio Rivas, quien fue alumno de Gloria García y también escribió páginas de gloria en la esgrima del departamento y el país. Aunque hoy en día es una de las esgrimistas más destacadas de Colombia, los primeros acercamientos de la deportista con la disciplina no fueron un camino de rosas. En el 2008, cuando defendió los colores rojiblancos en los Juegos Nacionales que tuvieron lugar en Cali, Buenaventura y San Andrés, Saskia ganó para el Valle la presea dorada en florete individual.No obstante, Bogotá interpuso una acción impugnando la medalla ganada por la deportista, alegando que era holandesa, que no competía por Colombia y que aunque estuviera bien registrada por el Valle, no había sido formada en el departamento. En dicha oportunidad, Saskia se mostró sorprendida por la situación. “Mi mamá, Gloria García, compitió por el Valle del Cauca y fue entrenadora. Igual, desde pequeña, cuando venía a vacaciones a Cali, estuve en contacto con la disciplina entrenando en la Liga, yo me siento vallecaucana y en la Liga todos me conocen desde pequeña”, dijo en aquella oportunidad la deportista. Superado este impasse, y pese al amor por la disciplina, las ganas de competir por Colombia la llevaron a distanciarse de la actividad de clasificación por tres años. “Quería competir para un país que amo y que trata sus deportistas como se merecen, bien. Como esgrimista colombiana puedo tener más logros como deportista, y en mi vida personal”, asegura.Sin embargo, su gran nivel de competencia ya la tienen entre las mejores 40 del mundo. Un ascenso muy positivo para una deportista que no se cansa de dejarlo todo en competencia. “Es un puesto bonito, pero no es donde quiero estar en el futuro. Tengo más en mí para dar, siento eso, pero el tiempo después de un receso es muy importante”, manifiesta Saskia.OPINIONES* "Saskia tiene todo para ser una de las más destacadas esgrimistas. Tiene buena talla y esa mezcla de heredar lo mejor de sus padres, que se destacaron en la disciplina”.Mauricio Rivas, Exesgrimista vallecaucano que estuvo en Olímpicos* "Saskia es seria y muy centrada, el grupo la recibió con mucha aceptación. Es muy fuerte y es muy buena atacando, todo lo hace con mucha seguridad”.Vanesa Serna, Compañera de la Selección Valle

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad