¿Una Copa Mundial de fútbol con 48 equipos es posible o es una locura?

¿Una Copa Mundial de fútbol con 48 equipos es posible o es una locura?

Octubre 10, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País

El presidente de la Fifa, Gianni Infantino, quiere que la Copa del Mundo se juegue con 48 equipos desde el 2026. Las críticas no paran.

No se sabe cómo resultaría esa medida. Es algo tan imprevisible como una tanda de penales en una final. Pero lo cierto es que Gianni Infantino, el presidente de la Fifa, parece estar seguro que querer dar ese paso: aumentar el número de selecciones participantes en la Copa del Mundo, de 32 (formato actual) a 48 desde el 2026.

El anunció lo hizo precisamente esta semana en su visita a Bogotá. Cuentan que minutos después de que Infantino pronunciara esas palabras, la mayoría de los portales deportivos del mundo ya estaban polemizando sobre el tema.

Actualmente el Mundial se juega con 32 equipos, que son divididos en ocho cuadrangulares. La idea del presidente de la Fifa es crear una ronda previa a eso, que también se dispute en la sede que está organizando el torneo.

Según los cálculos del suizo, clasificarán 16 selecciones de manera directa a la fase de grupos, mientras que los otros 32 disputarían un partido de ‘repechaje’ para completar el cuadro principal. Según Infantino “así el fútbol tendrá más expansión y se le darán más oportunidades a otros equipos”.

¿Es una buena propuesta? El debate está abierto.

En diálogo con El País, un miembro de la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol) y de la Fifa, que pidió que no se publicara su nombre, afirmó que organizar un Mundial con 48 equipos sería muy complejo por lo logístico y deportivo.

 “Mire, nosotros acá consideramos que, para evitar confusiones,  los torneos deben ser con ‘números perfectos’, es decir con 4, 8, 16 y 32 equipos. La siguiente cifra adecuada sería 64 pero es imposible llegar a eso. Así que armar algo con 48 Selecciones sería complicado desde ese punto de vista ya que podría dar lugar a confusiones que no le convienen al fútbol”, sostuvo.

Este experimentado dirigente de fútbol agrega: “Además, el espectáculo se perjudicaría mucho porque imagínese usted más equipos africanos, asiáticos y de Oceanía. El nivel bajaría demasiado”.

Con esta idea concuerda el exfutbolista paraguayo Roberto Cabañas, quien disputó la Copa del Mundo de 1986. “No me gusta esa idea, a un Mundial deben asistir los mejores equipos del planeta”.

Sobre este tema también habló el técnico de la Selección de Alemania, Joachim Low, quien fue certero al señalar: “Creo que el formato de 32 equipos es óptimo, es decir, si se exagera metiendo más participantes la calidad se va a diluir”.

En el pasado Mundial (Brasil 2014), la Fifa ganó aproximadamente unos 4500 millones de dólares por derechos de patrocinadores,  derechos de televisión y licencias, así que aumentar la cantidad de equipos sería también aumentar el negocio.

“Es un debate sano el que se está presentando, pero esta idea de Infantino potencia al fútbol, más que todo en la parte económica”, sostuvo el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún.

Álvaro el ‘Chino’ Recoba, exjugador uruguayo y mundialista en Corea y Japón 2002, dice que lo económico debe pesar, pero que no es lo más importante. 

“Si se lleva a cabo un Mundial así de seguro que las selecciones van a ganar buen dinero, pero realmente no me parece bueno que a una Copa del Mundo vayan equipos que ni siquiera son los primeros en sus respectivas clasificatorias, me parece una locura”, puntualizó.

Carl Worswick, periodista que escribe para medios  ingleses como The Guardian y The Blizzard, considera que más allá de lo económico, también hay un gran interés por parte de Infantino de “ganarse el apoyo de continentes como África, Asia y Oceanía, quienes serían los más beneficiados con los nuevos cupos”.

Pero Worswick también hace una crítica hacia lo que sería el desgaste físico de los jugadores al tener más partidos. 

“No entiendo cómo los partidos previos a la fase de grupos cabrían en un cronograma tan apretado como el de un Mundial, y más cuando los jugadores llegan con tanto desgaste por las exigencias en sus clubes. En Brasil 2014, al séptimo partido, vimos por ejemplo que Lionel Messi ya estaba completamente reventado”.

Por su parte, el periodista argentino Juan José Buscalia dice que si se aplica esta propuesta, las Eliminatorias que se hacen en cada confederación “perderían valor”. 

“Las clasificatorias ya no serían lo mismo porque se depurarían de una manera muy fácil, cualquiera podría meterse al Mundial y creo que eso no seduce a la gente a la que le gusta el fútbol”.

A todas estas críticas se sumó el prestigioso medio francés L’ Equipe, quien calificó la idea de Infantino como algo “Ridículo”, en su edición del miércoles pasado.

Pese a que su propuesta ha generado muchas reacciones en contra, Gianni Infantino afirmó que defenderá su idea y que la pondrá en discusión en el próximo Congreso de la Fifa, que se llevará a cabo la semana que viene en Zúrich, Suiza. 

“No estoy de acuerdo con los que dicen que se perjudicaría el nivel, creo que al contrario, se verían partidos muy emocionantes, sobre todo en la que sería esa nueva ronda previa para clasificar a la fase de grupos”, sostuvo el Presidente.

Víctor Montagliani, presidente de la Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) lo respalda a capa y espada. 

“El Mundial debe ser ampliado, para que así le podamos dar la oportunidad de participar a más países”, apuntó.

El 13 de octubre (jueves), será un día trascendental para el fútbol, porque se debatirá si la idea de aumentar el cupo a 48 tiene acogida o no en las personas que manejan este deporte. ¿Qué pesará más, las ganas de llenar las arcas o el romántico pensamiento de que a un Mundial solo deben ir los mejores?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad