¡Un gran café colombiano!

Julio 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
FRANCISCO HENAO BOLÍVAR - Enviado especial de El País-Santa Fe (Argentina)
¡Un gran café colombiano!

Lionel Messi, que no pesó en el partido, enfrenta la marca de Adrián Ramos (izquierda) y Carlos Sánchez.

Jugando un gran partido, la Selección Colombia le sacó el empate a la favorita Argentina en Santa Fe. Líderes del Grupo A y con un pie en cuartos de final.

Un partido notable, como para 10 puntos, fue el que se jugó la Selección Colombia la noche del miércoles en Santa Fe nada menos que ante el poderoso, favorito y millonario onceno Argentina de Lionel Messi y compañía. El ‘Cementerio de los Elefantes’, como se le llama al estadio de Colón, albergó a más de 46 mil hinchas argentinos que llegaron desde muy temprano para ver a sus exclusivas estrellas, pero terminaron aplaudiendo y reconociendo el fútbol serio, aplomado, con jerarquia y con decisión que sacó a relucir el equipo del ‘Bolillo’ Gómez. Eso explica el por qué la enorme silbatina para la ‘celeste’ cuando se retiró del campo, y los sonoros aplausos para el combinado nacional cuando se despidió de la fanaticada. El empate permite muchas lecturas, pero quizá la más importante para Colombia es que la mantiene en el liderato del Grupo A con 4 puntos y la acerca a los cuartos de final de la Copa América. Además, la igualdad y el fútbol mostrado por los ‘cafeteros’ es un golpe de autoridad. Llena en lo moral, regala confianza de cara a lo que viene y de paso le da otra estocada a Argentina, como ya lo había hecho Bolivia en la primera fecha. La pizarra del miércoles reflejó al final un 0-0. Pero por trámite, oportunidades y llegadas, Colombia merecio más. Fue un equipo con personalidad, que tuvo liderazgo, solidaridad en la cancha y decisión para faltarle el respeto a los locales. Colombia no se enloqueció con Messi. Tanto se habló de la marca sobre el mejor jugador del mundo y solo bastó personalidad para borrarlo del terreno de juego. Los primeros minutos salieron como se preveían: con una Argentina volcada al ataque. Pero Colombia espero sobre su sector y a medida que fue enrando en calor, se fue tomando confianza hasta mostrarle los dientes a los gauchos. A los 19 minutos avisó el combinado nacional: centro de Dayro y bajo los palos el que casi nunca falla, Adrián Ramos, la tiró inexplicablemente por arriba ante el barullo de la gente por la opción dilapidada. Y a los 25, el árbitro brasileño Salvio Fagundes se tragó un penal más claro que el estadio: Burdisso derribó en el área a Ramos y el central no dijo nada. El balón le cayó a Dayro y éste con el arco a su disposición la tiró a fuera. Argentina se arrimó también pero ahí apareció la figura de ‘Neco’ Martínez para evitar la caída de su valla. En los últimos cinco minutos del primer tiempo Colombia volvió a asustar con un par de remates de Dayro y otro de Falcao que Romero atajó miñlagrosamente. En el segundo tiempo Colombia estuvo más cerca. A los 65 minutos Armero desaprovechó un contragolpe por izquierda y un minuto después fue Falcao quien remató para el lucimiento de Romero. En la última jugada del partido, Teófilo Gutiérrez se la negó a Dayro que entraba solo por derecha; prefirió ensayar y el arquero local controló. Con una Colombia montada en el partido y una Argentina desdibujada y caminando la cancha terminó el encuentro en el estadio de Colón. Fue un gran partido el del equipo del ‘Bolillo’. Mostró autoridad y dejó una cuota inicial muy grande para que la afición se siga ilusionando con este equipo.LA FIGURAHernán Darío Gómez: planteó muy bien el partido. Se la jugó por Sanchez en lugar de Bolívar y salió avante porque el volante respondió. Con su esquema le jugó mano a mano a Argentina. Sobre el final quemó los cambios para cerrar el partido y para darle un poco de oxigeno al equipo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad