Un descendiente austral le da el ‘swing’ a la selección Nueva Zelanda

Un descendiente austral le da el ‘swing’ a la selección Nueva Zelanda

Julio 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Un descendiente austral le da el ‘swing’ a la selección Nueva Zelanda

Marco Rojas, lateral de la selección Nueva Zelanda, de padres chilenos.

En medio de los espigados jugadores neozelandeses un pícaro lateral se roba las miradas, su swing latino herencia de su padre chileno, hace que Marco Rojas sobresalga en medio de un grupo fuerte que espera dar la sorpresa en el Grupo B del Mundial Sub 20.

En medio de los espigados jugadores de la selección Nueva Zelanda, un pícaro lateral se roba las miradas. Su ‘swing’ latino, herencia de su padre chileno, hace que Marco Rojas sobresalga en medio de un grupo fuerte que espera dar la sorpresa en el Grupo B del Mundial Sub 20.Cuando alcanzaron la clasificación Marco fue uno de los más felices, pues además de tener el cupo para el Mundial regresaría a Suramérica, tierra a la cual quiere. “Es una gran oportunidad estar acá, me encanta Suramérica, lugar donde nació mi padre”, dice el lateral que espera recuperarse para estar en la titular este sábado ante Camerún.Admirador de Lionel Messi, este chileno de corazón sueña con hacer un buen papel en el Mundial. Ser campeones en Colombia es algo que no se saca de la cabeza. “En el fútbol somos once contra once, entonces no hay nada imposible; nosotros venimos con el objetivo de ganar el Mundial”, dijo Rojas.Mientras realiza trabajo diferenciado a un lado de la cancha, ya que se recupera de un golpe en su pierna derecha , Marco no para de soñar con ser titular y, aunque no conocen mucho sobre los rivales, sabe que su equipo se la pondrá difícil a Camerún, Uruguay y Portugal.Marco aspira jugar en España o Inglaterra, aunque no descarta que algún día pueda militar en el fútbol suramericano, que admira y sigue. De hecho, el Colo Colo de Chile es el equipo de sus amores.A propósito, jugar en la escuadra del ‘Cacique’ (Colo Colo) es otro de sus sueños y, aunque tiene un contrato con el Melbourne Victory Football Club de Australia, quiere hacer un buen Mundial para abrirse puertas.Mientras esto sucede, Marco aprovecha cualquier oportunidad para practicar su español y disfrutar de una tierra que le sabe muy bien y le recuerda las empanadas chilenas y todas las delicias que su abuela prepara en casa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad