“Tuve a mi lado el alma de Miguel Calero”: Reinaldo Rueda

“Tuve a mi lado el alma de Miguel Calero”: Reinaldo Rueda

Diciembre 20, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
“Tuve a mi lado el alma de Miguel Calero”: Reinaldo Rueda

Reinaldo Rueda, técnico del Atlético Nacional.

Después de trece años de no dirigir en el balompié colombiano, el técnico vallecaucano regresó para entregarle a Nacional la estrella quince de su historia.

Mejor no podía ser el regreso del técnico vallecaucano Reinaldo Rueda Rivera al balompié colombiano. En apenas seis meses el estratega caleño logró cambiar el estilo que le había heredado Juan Carlos Osorio, impuso el propio, y consiguió triunfar en una final que fue más que complicada con un Junior de Barranquilla que hasta último momento soñó con la posibilidad de quedarse con la estrella.

Serio, cauto, respetuoso, disciplinado y con una pasión única por el balompié. Esos son valores que caracterizan a Rueda, que este domingo, a sus 58 años de edad (nació el 16 de abril de 1957 en Cali), se coronó por primera vez campeón en Colombia. Un logro que se suma al triunfo que alcanzó en el Torneo Esperanzas de Toulon (Francia) con la Selección Colombia sub-20 en el año 2000. 

“Gracias a Dios los muchachos lograron tener una respuesta muy rápida de lo que queríamos en la cancha. Ni el más optimista pensaba que podíamos lograr que el equipo consiguiera tener el juego que tuvimos durante este torneo”, explicó Rueda, quien nuevamente vuelve a poner a un técnico de la región como el mejor del balompié nacional.

Lo hecho por Osorio, su antecesor en Nacional,  dejó un punto alto de superar, pero Rueda de entrada cumplió con las expectativas de la hinchada del equipo paisa. Tres ligas, dos Copa Águila y una Superliga fueron los triunfos del antioqueño, pero parece que Reinaldo llegó dispuesto a seguir el ritmo ganador del hoy técnico de la selección de México.

El entrenador caleño regresó a la dirección técnica en el campeonato colombiano, ya que el Deportivo Independiente Medellín había sido su única experiencia desde  la temporada del 2002.

Después lo que vino para Rueda fue un lago recorrido con selecciones nacionales, donde también tuvo la oportunidad de asistir a mundiales de fútbol.

Con la Selección de Honduras tuvo la oportunidad de clasificar a la Copa Mundo de Sudáfrica y donde se quedó en la primera fase.

Cuatro años más tarde se le dio la oportunidad de ir a territorio ecuatoriano, donde tuvo la opción de clasificar al Mundial de Brasil, y posteriormente quedarse en la primera fase. Lo curioso es que es siempre estuvo acompañado por el profesor Alexis Mendoza, quien en esta oportunidad fue su rival de turno desde el banco del Junior de Barranquilla.

 “Para mí este título es una verdadera bendición, porque esta es una institución que nos ha dado la oportunidad de seguir realizándonos como personas y profesionales. Corresponderle con esta alegría a una afición que nos acompañó es la verdad algo muy importante para todos, porque trabajamos de la mejor manera”, aseguró el entrenador, quien a lo largo de la celebración mantuvo la calma, como es su costumbre, y dejó que los jugadores festejaran en el estadio Atanasio Girardot.

Rueda recordó en medio de su mesurada alegría a un futbolista al que siempre admiró. “Tuve el alma de Miguel Calero siempre a mi lado. Siempre nos estuvo acompañando y fue un jugador que  estuvo cerca de mí”, dijo el nuevo campeón del fútbol colombiano.

A Rueda se le puede llamar catedrático del fútbol. No jugó en la rama profesional, pero en los equipos aficionados experimentó lo que es correr una cancha, sentir el dolor propio de los golpes y adaptarse a la convivencia en los camerinos. 

Nacional lo repatrió luego de 13 años de permanecer como un gitano en el exterior y de alejarse por periodos largos de su familia. Ahora, cerca de ellos, recibe una recompensa que seguramente alcanzará en el futuro con la Selección Colombia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad