Triste noche para el América de Cali dentro y fuera del Pascual

Noviembre 09, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País
Triste noche para el América de Cali dentro y fuera del Pascual

Los jugadores y cuerpo técnico del América, se vieron impotentes al no poder terminar el compromiso debido a los disturbios en el Pascual Guerrero.

El conjunto escarlata perdía 2-0 con el Pereira hasta que la afición obligó a suspender el partido.

América de Cali vivió el domingo otra noche terrible en el Pascual Guerrero. El equipo de Luis Augusto García cayó 2-0 ante el Deportivo Pereira que hizo su negocio en el sanfernandino y se llevó tres puntos valiosos con la ayuda de los hinchas que obligaron a que el compromiso se acabara antes que se cumplieran los noventa minutos reglamentarios.Los primeros quince minutos del partido hacían pensar que la noche sería toda para los escarlatas. Los orientados por el ‘Chiqui’ desbordaban por los costados y con balones rápidos intentaron sobre ese tiempo hacerle daño a los visitantes, quienes soportaron ese chaparrón rojo que tenía como objetivo abrir pronto el marcador.Pasó el primer cuarto de hora y el rojo intenso de América en la cancha se fue destiñendo; en parte, por culpa del buen trabajo del Pereira que poco a poco le ganó el balón a los locales.A los 43 minutos le quedó un balón suelto en la mitad de la cancha a Rafael Navarro, quien puso un pase profundo al jugador David Cortés, quien aprovechó la lentitud de la defensa roja que no vio pasar al futbolista pereirano, quien también dejó en el camino al arquero Alexis Viera para poner el 1-0 en el sanfernandino.A los 45 minutos el balde de agua iba a ser más frío que nunca. Después de un rebote de la defensa visitante, un balón se eleva pero en el camino Leyvin Balanta intenta despejar, con tan mala suerte que se desvía a la defensa roja, donde Jesús Suárez de cabeza habilita a Leonardo Castro, quien marcó el 2-0 para que el Pascual Guerrero quedara en silencio, y en la tribuna de sur se comenzaran a cocinar los desmanes que después se convirtieron en protagonista. Así se fueron al descanso.En la segunda mitad, el cotejo comenzó en completa normalidad, aunque el Pereira siguió manteniendo el dominio del partido ante un América que no podía darle la vuelta al juego.A los 27 minutos del segundo tiempo a las autoridades en el escenario se les salió de las manos el control del Pascual Guerrero, y comenzaría el partido de la delincuencia que ya se ha hecho frecuente en la ciudad.Vandalismo en el PascualUna vez más América se ve envuelto en una situación lamentable por los hechos de violencia que se registraron dentro y fuera del Pascual.Los hinchas del equipo rojo, ubicados en la tribuna sur, comenzaron a meterse de manera agresiva a la pista atlética y en actitud intimidante fueron ganando espacio hasta obligar al árbitro a parar el partido, y a la policía a intervenir para que los hechos no pasaran a mayores.Sin embargo, se supo que el jugador del cuadro escarlata José Castillo fue agredido, que el técnico Luis Augusto 'Chiqui' García tuvo que irse al camerino escoltado y que los integrantes del Pereira y del onceno rojo se vieron obligados a resguardarse en sus vestuarios para no ser blancos de los desadaptados hinchas rojos.En las afueras del estadio también se presentaron disturbios, atacando incluso equipos del canal Win Sports que estaban en la parte externa de la tribuna sur.Con lo sucedido, América se ve abocado a una dura sanción para sus próximos partidos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad