DEPORTES

Tres vallecaucanos buscan conquistar el golf universitario en Estados Unidos

Marzo 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
KATERINE MORA HOYOS - Reportera de El País
Tres vallecaucanos buscan conquistar el golf universitario en Estados Unidos

Valentina Romero, golfista vallecaucana.

Con gran expectativa, tres vallecaucanos inician este año un nuevo reto competitivo al llegar al golf universitario estadounidense.

Las talegas cargadas de hierros que hasta hace poco acompañaban a los golfistas vallecaucanos Valentina Romero, Camila Sevillano y Enrique Jaramillo por los campos colombianos en su sueño de sobresalir y de dejar en alto el nombre de sus respectivos clubes, ahora se alistan para emprender junto a ellos otro nuevo reto, el de conquistar el golf universitario en Estados Unidos. Con muchas ilusiones, pero con metas diferentes, estos tres golfistas se aprestan para seguir los pasos de otros locales como ‘Caliche’ Rodríguez y Camila Romero, a punto de terminar su paso por la competencia universitaria, además de Santiago ‘Bichu’ Rivas, ‘Toté’ Arizabaleta y Paola Moreno, que tras combinar la pasión por el golf con los deseos de realizarse académicamente, se abren paso en las grandes ligas a nivel internacional. De acuerdo con la Federación Colombiana de Golf, un promedio de diez a veinte jóvenes colombianos empacan cada semestre sus maletas para abrirse campo en el golf universitario gracias a becas ganadas por rendimiento académico y deportivo, y así recorrer los pasos de quienes hoy hacen parte de la élite de este deporte.Sevillano, una vida independienteMientras que llega a la mitad de su primer año en la West Florida University, Camila Sevillano trata de adaptarse a su nueva vida en Estados Unidos, alejada de su casa, su familia y sus amigos. Cuando para algunos su paso por la universidad es sólo uno más para convertirse en golfistas profesionales, para esta joven de 18 años su buen ‘swing’ fue su herramienta para alcanzar una beca en la universidad, donde espera graduarse en Administración.Estudiar y poder practicar su deporte favorito sin que lo uno interfiera en lo otro es una de las principales razones que llevaron a Camila a buscar una beca en suelo estadounidense, ya que si se quedaba en Colombia sabía que tendría que sacrificar una actividad por la otra. La independencia y la adquisición de nuevas responsabilidades son dos de los hechos que más destaca la caleña del tiempo que lleva radicada en Estados Unidos."Aquí uno se vale por sí mismo. Es un cambio duro porque a veces toca hacer cosas que no querés como lavar la ropa, ir a clase, al gimnasio y a entrenar, y no hay excusas para dejar de hacer algo”, comenta Camila, mientras hace mercado, algo que nunca tuvo que hacer en Cali.Jugar en diversas condiciones climáticas y en campos con mucho viento y diferentes tipos de pasto es otra de las experiencias que ha traído su paso por el golf universitario, donde ya ha comandado su equipo en varias actuaciones.“En el primer torneo que jugué con mi equipo quedamos de terceras a dos golpes de las segundas. Ahí también quedé segunda en individual”, cometa Sevillano, que recientemente terminó en la casilla 18 del 10th Annual USA Women's Invitational; su equipo fue décimo.Romero sube otro escalón en el golfDesde que obtuvo su beca en la Furman University para estudiar Bussines tras un año y medio de trámites, Valentina Romero Carbonell vio cómo el sueño que había tenido desde que empezaba a dar sus primeros golpes en el ‘putting green’ del Club Farallones se hacía realidad.Para ella, que cumplió un destacado papel jugando hasta convertirse en juvenil, será otro escalón superado de cara a su gran meta: competir en el golf profesional. Hace apenas unos años, sus buenos ‘scores’ la llevaron a la Selección Colombia prejuvenil y la sola idea de ir los fines de semana a Bogotá a prepararse le daban ‘duro’. Sin embargo, ahora las cosas son a otro precio y seguir los pasos de su hermana Camila, que está próxima a finalizar la universidad en Indiana, la motivan aun más a dar el gran salto sin pensar en lo que se queda atrás.“Estoy muy contenta por empezar mi universidad. En junio me voy para Estados Unidos y todo va a ser un reto, como manejar los horarios de estudio con el golf, que son intensos, pero la verdad estoy feliz”.Mientras ultima los detalles para irse a recorrer con su talega y su nuevo equipo diferentes campos de golf en suelo norteamericano, Valentina cumple sus últimas citas golfísticas en el país. La semana pasada, sumó otro título a su palmarés, el del Torneo Aficionado ‘Copa Hsbc’ que se cumplió en el Club Campestre de Cali. Éste se sumó a múltiples trofeos como el del XIX Torneo de Golf Copa Coomeva, o el que ganó con el equipo Suramericano Prejuvenil de Golf, en el Cochabamba Country Club, en Bolivia, y que hicieron parte de su carta de presentación para el golf universitario en Estados Unidos.Jaramillo vive un año para madurarAntes de dar el salto al golf universitario, Enrique Jaramillo decidió irse un año a una de las academias más prestigiosas de golf en Estados Unidos, la Gary Gilchrist, con el único objetivo de “comer sólo golf”, como él mismo lo dice.Hasta hoy no ha firmado con ninguna universidad, pero su meta es tener algo concreto para el verano, cuando llegue el momento de dar el siguiente paso en su vida y su deporte.“Me vine para Estados Unidos porque es más fácil sobresalir jugando torneos aquí que en Colombia. El trabajo es más visible y es más fácil que te noten los ‘coachs’ de las diferentes universidades”, asegura Enrique, que describe esta experiencia como la mejor de su vida. “Tengo 17 años de edad y la experiencia ha sido buenísima porque me toca hacer todo, desde lavar la ropa hasta tender mi cama y pagar las cuentas de mi carro. He mejorado mucho porque estoy más juicioso y estar aquí es estar en concentración total y sólo comes golf”.Mientras estudia su último año de colegio, Enrique ya ha establecido contacto con varias universidades. “Mantengo contacto con aproximadamente cinco y con los entrenadores de las mismas. Vía e-mail los mantengo al tanto de los torneos que juego y mis resultados”. Entre lo que más lo ha sorprendido se encuentra la competencia que se respira en cada torneo. “En Colombia el juego es más sociable, aquí todo el mundo sale al campo a destrozarte”. De esta manera, y mientras juega en uno de los calendarios de competencias más importantes de La Florida, espera para dar el siguiente paso, porque aunque quiere ser golfista profesional, sabe que tener una carrera alterna será importante en su vida.FRASES* "El golf es importante para mí, pero lo primordial es graduarme de la universidad. Por eso escogí una universidad donde el golf es de segunda categoría, no de primera”. Camila Sevillano, Golfista universitaria* "Cualquier esfuerzo vale la pena porque toda mi vida quise jugar en el golf universitario. Entonces es necesario hacer sacrificios para llegar a la meta a la que siempre quise llegar”.Valentina Romero, Golfista del Club Farallones* "Pasar por el golf universitario le facilita a uno las posibilidades de ser profesional. Más si juegas en una universidad en la que puedas conformar un buen equipo”.Enrique Jaramillo, Golfista del Campestre

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad