Tiger Woods: el ‘Tigre’ que no volvió a rugir

Abril 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
El País.com.co

Parece que Tiger Woods perdió la magia y desde el 2009 no es el mismo. Aún no se sabe si el exnúmero uno del mundo pueda volver a recuperarse

A los 39 años, Eldrick  Woods, más conocido como Tiger, puede decir que partió la historia del golf en dos. Su origen afroamericano abrió el camino para que otros de su color de piel sueñen con estar en los campos, mientras que en la parte deportiva es para muchos el mejor de la historia en esta disciplina.

El hijo predilecto de la ciudad de Cypress, en el estado de California, puede decir hoy que tiene 39 títulos, los mismos que en su momento lo llevaron a ser el deportista que más dinero ganaba.

Desde su debut como profesional en 1997 mantuvo una línea ascendente en su juego, que no dejó maravillar el mundo. No fueron propiamente sus rivales contemporáneos quienes lograron bajarlo de la posición de privilegio que tenía en el deporte, sino sus propias acciones las que terminaron con una hegemonía que, de no ser por él mismo, hoy seguramente estaría vigente.

El 2009 fue el año que cambió la vida personal y deportiva de Tiger Woods. En el mes de noviembre el golfista sufrió un accidente cerca a su mansión en la Florida, y posteriormente se conocería que fue mientras sostenía una disputa con su esposa. Woods aceptaría públicamente, más tarde, que le había sido infiel a su esposa en varias ocasiones y dijo ser adicto al sexo. Desde entonces, el mundo vio cómo la imagen del mejor se deterioró y nunca volvió a ser la misma.

La pregunta que hoy se hace el mundo es si Tiger Woods volverá a ser el mismo, una incógnita que parece no estar resuelta.

“Sospecho que uno de sus problemas para no estar bien en su nivel es el crecimiento muscular que ha tenido. Por eso pueden ser los dolores fuertes de espalda y rodilla que ha venido presentando; sin embargo, el pasado fin de semana lo estuve viendo jugar mucho mejor y figurando en los primeros lugares. Me da la impresión que con lo que he visto Tiger pudiera volver a jugar al golf de forma bastante decente, aunque no podría decir si puede llegar a ser número uno del mundo”, asegura el especialista Alberto Evers, quien pertenece al Club Campestre de Cali. 

Hoy, en el escalafón mundial del golf, Tiger ocupa la casilla 101, algo impensable  para todos.

“Han especulado mucho de su separación y otros inconvenientes, pero creo que él toda la vida vivió ese tipo de problemas, y no creo que ese sea el tema. Lo que sí es cierto, es que para jugar golf, hay que tener un altísimo nivel de confianza y aparentemente lo ha perdido. Una de las razones serían todos los cambios que ha hecho en su swing”, afirma Evers.

El US Open 2008 fue el último ‘grande’ que consiguió el norteamericano. Al 2015, son ya siete largos años en los que el jugador ha dejado pasar la oportunidad de seguir haciendo mucho más grande su nombre dentro del mundo golfístico.

 Carlos Avendaño, jefe de prensa de la Federación Colombiana de Golf, al igual que Alberto Evers, no cree que la parte mental sea el problema de Tiger.

“Me parece que es un jugador que tiene una solidez muy grande mentalmente, y sus problemas físicos han ido quedando atrás. Yo lo que creo también es que los rivales que tiene ahora son muy complicados”, asevera Avendaño, quien tiene claro que el otrora mejor jugador del mundo volverá a retomar su nivel.

“Pienso que va a volver a recuperar su forma y el nivel que tenía en el pasado, pero le va costar mucho más ganar. Me parece muy complicado que vuelva a retomar el primer lugar del escalafón mundial, porque los rivales de hoy ya se dieron cuenta de que le pueden ganar, mientras que en el pasado la actitud mental de sus contrincantes era distinta, porque le tenían mucho respeto”, asegura Avendaño.

Para Eduardo Alperín, especialista de Espn, es claro que el retorno, en un buen o mal nivel de Tiger a los campos, dependerá únicamente de él. 

“El futuro depende de él. Primero, deberá competir más seguido para demostrar que sus heridas físicas y mentales están superadas”, afirma Alperín, quien de paso se refiere a su reciente presentación en el Masters de Augusta.

“Cumplió con la palabra de prepararse para estar en el Masters teniendo un buen nivel. Lo definí, como muchos otros, que era una locura jugarlo directamente tras tanto tiempo inactivo. A pesar de esa locura, tuvo pasajes regulares, preocupantes y prometedores”, explica el periodista de la cadena deportiva.

A pesar de todo lo que ha ocurrido, parece que en términos generales las opiniones están pididas, y aún no se ponen de acuerdo si el bajón de Tiger fue  por su parte mental o los problemas físicos. Lo cierto es que Tiger no tira la toalla y confía en que en un futuro muy cercano vuelva a rugir en el green como lo hacía cuando era el número uno.

Datos de WoodsAntes de llegar a los  20 años de edad, el golfista norteamericano ganó tres Abiertos de los Estados Unidos  de forma consecutiva, lo que desde muy temprano fue otro de sus grandes referentes en la carrera.  Su padre,  Earl Woods,  lo apodó Tiger para hacerle un honor a su compañero de combate,  Nguyen Phong, en la guerra de Vietnam, donde por poco pierde la vida.El golfista Jack Nicklaus es el que más  ha logrado ganar majors en la historia. Son 18 los que tiene en la historia, Woods,  quien era candidato a alcanzarlo; se quedó con 14 y por el momento se ve muy complicado que pueda igualarlo.
87

millones de dólares anuales recibía el golfista norteamericano, según la revista Forbes, lo que lo convertía en el deportista mejor pagado en ese momento.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad