Teófilo ya está en Barranquilla

Octubre 30, 2010 - 12:00 a.m. Por:
AP / Enlajugada

"­Colombia es Colombia" exclamó el cañonero Teófilo Gutiérrez a su arribo a Barranquilla tras desatender el pedido del club Trabzonspor de que permaneciera en Turquía.

"­Colombia es Colombia" exclamó el cañonero Teófilo Gutiérrez a su arribo a Barranquilla tras desatender el pedido del club Trabzonspor de que permaneciera en Turquía.La desobediencia le podría causar serios problemas ya que el Trabzonspor alegadamente llevó su caso a la FIFA y pidió sanciones deportivas y económicas."Si solicitan que me suspendan, son decisiones respetables, sabemos que para eso están las instancias como la FIFA", declaró al diario El Heraldo de Barranquilla.Efraín Pachón, hijo -su representante- se trasladó a Turquía con la intención de convencerlo de que no desatendiera al equipo pero no tuvo éxito y ahora busca una salida al conflicto."Teo", su esposa Yeimi y sus hijos Cristiano y Yeilou permanecieron tres días en el aeropuerto antes de emprender el largo viaje con escalas en Madrid y Bogotá. Arribaron a la media noche del viernes."Yo venía jugando, venía marcando goles, y estuve en la selección, lastimosamente los quebrantos de salud me hicieron pensar antes que en lo profesional, en lo humano", sostuvo.Gutiérrez indicó que dejó de entrenar porque le daba miedo "tantos casos que se están viendo ahora (muerte súbita de futbolistas), uno tiene que ser inteligente".El delantero de 25 años reiteró que durante la práctica del 23 de octubre presuntamente estuvo a punto de desmayarse en medio de mareos, dolores en el pecho y dificultades para respirar.Trabzonspor lo envió donde un especialista turco pero el futbolista no quedó contento y prefirió venir a Colombia con la idea de ponerse en manos de su médico de confianza.El interés del Trabzonspor por Gutiérrez fue grande y su presidente Sadri Sener viajó a Barranquilla en enero para definir con el Atlético Junior las condiciones de la transferencia, cautivado por los 30 goles que convirtió en 2009. La transferencia fue por tres millones de dólares.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad